Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web.
Si continuas navegando consideraramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Cerrar

THE LARGEST SITE OF FILM MUSIC REVIEWS IN THE WORLD! 16 YEARS ON INTERNET
23.504
BANDAS SONORAS
4.728
COMPOSITORES
5.325 OPINIONES DE USUARIOS
SÍGUENOS
USUARIO
 
4
BSO DESTACADA
20 SEGUNDOS SON SUFICIENTES
por Conrado Xalabarder

Hoy se estrena Tierra Firme, que Carlos Marques-Marcet ha decidido explicar sin emplear música dramática. Y sin embargo existe y es sustancial, aunque no dure más de unos 20 segundos. La historia, con elementos de comedia y de drama, parte del deseo de ser madre de una lesbiana de 38 años, cuya pareja no quiere que un recién nacido altere sus existencias por los canales de Londres, donde viven a bordo de una embarcación, pero acepta finalmente que un amigo sea donante. El director ganó hace un par de años el Premio Goya al mejor director novel por su celebrado debut, 10.000 km, en la que tampoco había música. ¿Estamos ante un director con alergia o enemistad al uso de la música en el cine? Doy fe que no es así: fue alumno mío en la Universidad, y además de los brillantes, de los que acabaron comprendiendo que lo de la música en el cine no va de poner música sino de hacer cine con ella. Lo demostró con un trabajo de análisis sobre el guion musical de una película, creo recordar que fue La stanza del figlio (01), y se ganó merecidamente una Matrícula de Honor. Por lo que a mi concierne, pues, sabe bien lo que es la música de cine, y ha necesitado apenas veinte segundos para demostrarlo en su película.

No es ortodoxa, ciertamente. La película arranca en créditos con una canción, y son algunas otras las que se escuchan, estableciendo un tono y un color cálido, en sinergia con el propio argumento. Pero son canciones no originales y ambientales, no narrativas. La única música original e incidental es la que surge de un piano con simples fragmentos que aparentan querer contar algo, pero nada pueden contar cuando se trata de apenas unas notas que son música vacía, y así sucede en cuatro o cinco ocasiones.

Sin embargo, más adelante de sus apariciones se descubre que en el barco donde se desarrolla la acción hay un pequeño piano, algo harto artificioso, pero clave pues es instrumento fundamental en dos escenas: una catárquica, tras la cual hay una destrucción, y otra más o menos expiatoria, el principio de una reconstrucción. En la primera lo tocan dos de los personajes, y durante la ejecución guardan absoluto silencio pero, al terminar, ambos rompen. En la segunda, es el tercer personaje quien lo toca, pero habla mientras y parece estar intentando reconstruirse tras lo que fue destruido. En ninguno de los dos casos son interpretaciones virtuosas del instrumento, sino apáticas y desconcentradas. Estas dos escenas dan pleno sentido dramático a aquellos fragmentos de notas musicales a piano, que así revelan que estaban avisando, casi a modo de spoiler, de la tempestad que vendría tras la calma. Esto no es gratuito, ni es meramente estético, ni es ambiental, sino que es dramático y tiene mucho de narrativo. Al filme no le hace falta ni una nota más de música incidental.

Hay películas que se sostienen magníficamente sin necesidad de recurrir a música extradiegética, la que es abstracta, poco realista e incluso antinatural, aunque numéricamente sea abrumadoramente mayoritaria la cantidad de películas que se construyen con ella. Muchos directores prescindirían de la música si pudieran y para algunos representa un fracaso artístico por tener que recurrir a ella para lograr lo que no han podido ni con el guion literario, ni con los actores, ni con la cámara ni con el montaje. Pero la música es también la mirada y la voz del director, y en Tierra firme sí hay uso dramático y narrativo, aunque lo que dura en el plano incidental sean apenas 20 segundos. Aparentemente, una insignificancia que no sería merecedora ni de ser comentada. Pero explican muchas más cosas que no pocas bandas sonoras que exceden la hora de duración y que finalmente nada cuentan. Y aquí son mucho más relevantes que las canciones que ocupan más partes en el filme, pero que quedan tan en lo exterior. 20 segundos que son pocos pero que hacen mucho.

EDITORIAL
PRÓXIMOS LANZAMIENTOS
CAMINO AL GOYA
22.11.2017

La Academia del Cine Español ha anunciado las películas que pùeden optar a los próximos premios Goya.

En el apartado musical, en la categoría Mejor Música, esta es la lista de opciones:

 

NOTICIAS
ÁGORA
LAS 200 MEJORES BSO
John Robert Sommersby / No hace falta dar tantas explicaciones pero lo voy a hacer porque me satisface... las secuelas de "La Profecía" [The Omen] no vienen contabilizadas en la lista. Cualquier persona que vea Star Wars va a ver sí o sí la trilogía completa, por mucho que sólo se mencione la primera; lo cual no sucede con las de Goldsmith, que para la gran mayoría, presumo, sólo existirá la de Richard Donner,.. ah que existen otras? a quién le importa!.. Bien pues para eso están ahí mencionadas, y se agradece!, porque al fin y al cabo aquí de lo que se habla es de música cinematográfica, no de películas que han pasado a la historia.
ÚLTIMOS COMENTARIOS