Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web.
Si continuas navegando consideraramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Cerrar

THE LARGEST SITE OF FILM MUSIC REVIEWS IN THE WORLD! 15 YEARS ON INTERNET
23.276
BANDAS SONORAS
4.656
COMPOSITORES
5.247 OPINIONES DE USUARIOS
SÍGUENOS
USUARIO
 
PREMIOS
Premios Oscar 2000
Nominada Mejor música

Premios Globos de oro 2000
Mejor música

Premios Bafta 2000
Nominada Mejor BSO cine

Premios Grammy 2000
Nominada Mejor BSO

GLADIATOR

INFORMACIÓN DISCOGRÁFICA
Compositores: Zimmer, Hans | Gerrard, Lisa
Sello: Decca
Duración: 62 minutos
INFORMACIÓN DE LA PELÍCULA
Título original: Gladiator
Director: Ridley Scott
Nacionalidad: EE UU
Año: 2000
ARGUMENTO

Un militar de máxima confianza del César de Roma es traicionado por el hijo de éste, que manda matarle. Sin embargo sobrevive y es vendido como esclavo para servir como gladiador, convirtiéndose en un héroe.

PUNTUACIÓN MUNDOBSO
9
PUNTUACIÓN USUARIOS
8.8
Puntuar
Compartir en
COMENTARIO MUNDOBSO

Partitura con la participación vocal de Lisa Gerrard, que no pretende seguir ni la senda clásica en los títulos de romanos ni evocar con sus melodías la suntuosidad de los peplums. En realidad, el camino tomado ha sido el de dar vigor al espectáculo del filme, aportar una doble lectura dramática sobre el personaje principal (según se le vea como humano o como leyenda) y recrear el entorno. Lo más notable, el contratema aplicado al emperador Cómodo.

Ágora: Las Mejores BSO

Artículo relacionado: La serpiente del emperador (Lecciones de Música de Cine)

Translate:
comentarios de los USUARIOS Deja un comentario
Deja un comentario
Atención Una vez publicado, el comentario no se podrá modificar. Publicar
de 0 a 5 Comentarios de 19
Siguiente
Usuario: ignus
Fecha de publicación: 23.03.2015
“Gladiator” es, posiblemente y a mi juicio, la obra más importante de la carrera de Zimmer, no solamente por ser, con seguridad, la más conocida y recordada por el público general (también una de las más polémicas) sino porque revolucionó la forma de escribir la música en el género (para bien o para mal, ese es otro debate), al igual que la película de Ridley Scott, que resucitó y cambió la forma de hacer cine de romanos (y con ello el de griegos y otras civilizaciones de la Edad Antigua), el de ahora mucho más directo y realista, en líneas generales, que las antiguas producciones que ofrecían una visión mucho más romántica. Pero “Gladiator” es también una de las obras cumbres de Zimmer porque, lejos de ser una música artificial, sin contenido y alma, es una obra redonda al servicio de la película, que no sólo aprovecha su potencial complementándola y logrando alcanzar musicalmente su titánica dimensión, la de una de las más grandes epopeyas que se hayan hecho en la Historia del Cine, sino que además aporta una muy sólida narración musical, con unos personajes impecablemente explicados y un contexto perfectamente construído, y además es la culminación y asentamiento de un largo recorrido estilístico en la carrera del compositor. En realidad, la obra de Zimmer es una revisión y ajuste a los nuevos tiempos de las bandas sonoras clásicas (donde diría que Ròzsa fue el que hizo las más grandes obras con “Ben-Hur”, “King of Kings”, “Quo Vadis?”, “Sodom and Gomorrah”, “Julius Caesar”... aunque hubo otros grandes compositores que aportaron mucho al género de romanos, como Alex North, Dimitri Tiomkin, Alfred Newman, Franz Waxman, los maestros italianos de las centenares de películas peplum que se hicieron entre los años 50 y 70…) porque en realidad la música de Zimmer se sigue estructurando de forma similar a como se ha hecho siempre (aunque también con muchas más libertades y dando más prioridad a lo ambiental), lo que cambia sustancialmente es el estilo musical, que pasa a unos tonos mucho menos clásicos y ortodoxos (y aquí sí concuerdo con los más puristas, evidentemente la de ahora es una música de menor calidad, pero hablamos de música de cine, de narrar y de emocionar, no de hacer buena música clásica), aunque incluso aquí en “Gladiator” se aprecian influencias de otras obras clásicas (algo por lo que también se la ha criticado, en mi opinión absurdamente porque no existe plagio alguno y tener influencias creo que es algo bastante natural). Muy resumidamente, la obra se estructura mediante numerosos temas, donde al protagonista Máximo se le atribuyen dos temas centrales para definir el personaje, uno para todo lo relacionado con su lado más humano (y el anhelo de volver a su casa con su familia) y otro para su lado heróico, pero (spoiler) al final de la película con la muerte de Máximo el tema del humano se libera de forma muy emotiva y bella, ya como tema principal, resolviendo musicalmente ese encuentro con su familia (que era lo más fundamental para el protagonista) y prevaleciendo sobre el lado heróico que pasa a ser leyenda. Para el emperador Cómodo, uno de los mejores antagonistas que ha dado el cine, Zimmer lo describe mediante un tenebroso y sinuoso tema con flauta y cuerda, que nos recuerda a una serpiente y lo convierte en un personaje aún más acechante e imprevisible (sobre todo cuando este tema suena y él no está), y es lo primero que oímos al comenzar la película (es curioso que en otras películas también comienza con el contratema). Más allá de esos temas, que son los más explicativos y los que mueven personajes en la historia, hay una gran cantidad de temas y música secundarios que, a diferencia de las obras más clásicas del género, aquí toman muchísima relevancia, pero siempre con el cuidado de no restar fuerza ni hacer sombra a los temas centrales, los realmente importantes. Existe una serie de temas para la acción, muy épicos, enfáticos y poderosos (el que se utiliza como clímax en las batallas importantes es espectacular, vibrante e inolvidable), otro gran grupo de temas para ambientar, con fuerte presencia de lo étnico (incontables las referencias a la música africana e hispana) pero también de formas más clásicas, e incluso operísticas, para representar Roma, con una música también poderosa, imperial, donde son más obvias las influencias clásicas pero no se rompe el criterio estilístico en ningún momento. Y no me puedo olvidar de la maravillosa voz de Lisa Gerrard, que aporta toda una dimensión de redención y espiritualidad a la película. Tanto se podría decir de “Gladiator” que no cabe duda de que es una grandísima obra, de las que duran y dejan una huella profunda, fascinante, inolvidable, irrepetible. Y mi cariño hacia esta obra de Zimmer es muy especial porque con ella me adentré al mundo de las bandas sonoras. Legendaria.
Responder
Atención Una vez publicado, el comentario no se podrá modificar. Publicar
Usuario: emstrad
Fecha de publicación: 27.02.2014
Aún recuerdo cuando Conrado le colocó una única estrella en la crítica de esta bso en Fotogramas. Es evidente que esta obra ha marcado un antes y un después en el marco actual de la música de cine. *****
Responder
Atención Una vez publicado, el comentario no se podrá modificar. Publicar
Usuario: eliot nees
Fecha de publicación: 06.02.2014
oye Joel 526 dime ¿ eres dueño de alguna tienda de música ? menuda propaganda que estas haciendo no , cuanto ganas con esto se cotiza bien cuéntame .....
Responder
Atención Una vez publicado, el comentario no se podrá modificar. Publicar
Usuario: joel 526
Fecha de publicación: 23.10.2012
Si estas leyendo estos comentarios porke piensas en pillarla... ESTAS TARDANDO!!!!! TOP TEN.
Responder
Atención Una vez publicado, el comentario no se podrá modificar. Publicar
Usuario: eliot nees
Fecha de publicación: 30.07.2012
sinduda esta entre las mejores bandas sonoras pero no llega a ser una obra maestra aun le falta para serlo.
Responder
Atención Una vez publicado, el comentario no se podrá modificar. Publicar
de 0 a 5 Comentarios de 19
Siguiente