Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web.
Si continuas navegando consideraramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Cerrar

THE LARGEST SITE OF FILM MUSIC REVIEWS IN THE WORLD! 15 YEARS ON INTERNET
22.428
BANDAS SONORAS
4.407
COMPOSITORES
4.988 OPINIONES DE USUARIOS
SÍGUENOS
USUARIO
 
PREMIOS
Premios Goya 2016
Nominada Mejor música

Premios MundoBSO 2016
Nominada Mejor BSO española

JULIETA

INFORMACIÓN DISCOGRÁFICA
Compositor: Iglesias, Alberto
Sello: Quartet Records
Duración: 61 minutos
INFORMACIÓN DE LA PELÍCULA
Título original: Julieta
Director: Pedro Almodóvar
Nacionalidad: España
Año: 2016
ARGUMENTO

Una mujer que ha sufrido la muerte de su marido es abandonada por su hija cuando esta cumple dieciocho años, sin motivo aparente. Intentará encontrar en su pasado la razón que la ha llevado a esa dramática circunstancia.

PUNTUACIÓN MUNDOBSO
8
PUNTUACIÓN USUARIOS
6.7
Puntuar
Compartir en
COMENTARIO MUNDOBSO

(contiene spoilers)

Como ya sucedió en Los abrazos rotos (09) la música del compositor se posiciona a la contra de todo pero de modo sutil, no explícito sino con un refinamiento que resulta más hiriente. Esta es una banda sonora aplicada para restar allá donde se espera suma, para negar cuando se afirma, para decolorar lo colorido, y todo ello posicionado para marcar y pautar una vía dolorosa, muy dolorosa, por donde transita la protagonista y, finalmente con ella, el espectador.

Alberto Iglesias lo desarrolla sin un aparente desarrollo, lo que es deliberado: su creación está desestructurada, sin temas centrales ni tema principal alguno que puedan ser reconocibles y a través de los que se pueda concretar algún personaje o concepto (dolor, amor, odio...). No es la suya una música racional y sí visceral, emocional, de impactos y sobre todo de frentes que se abren y a nada reconocible conducen, o de volver atrás sobre pasos ya recorridos, lo que genera en el filme una impresión de absoluta incertidumbre. En realidad sí parece haber un tema vinculado a la protagonista, con visos de ser liberador, pero es una música que queda aprisionada y asfixiada por otras músicas que le impiden desarrollarse, y parte de estas otras músicas salen también de la propia protagonista (otras son exteriores) lo que resalta y expone su tormento interior. Es como si la tormenta que ha causado su tragedia (la muerte de su marido) no hubiese amainado y por el contrario se hubiese trasladado del mar a la música: un oleaje que no para de impactar sobre ella. Y sobre el espectador.

Sustancialmente hay dos territorios por los que discurre la creación del compositor: el primero de ellos es el de músicas en apariencia cálidas y sensuales, con presencia de trompeta con sordina, que se aplica en escenas de amor o de evocación del amor, pero son músicas con un moderado elemento tóxico, negativo, que no las hace músicas agradables sino algo incómodas, y que son más una losa que un apoyo. El segundo territorio es el de misterio, con músicas muy elaboradas que implican al espectador en tanto ilustran el camino que transita la protagonista en la rememoración de los hechos vividos, que ella conoce pero el espectador aún no, lo que genera expectación y le da al filme un cierto aire de thriller.

Durante todo el filme, Alberto Iglesias hace oposición, obstaculiza, impide y niega, pero lo hace en la mayor parte de las ocasiones desde una perspectiva no hostil sino de ternura, casi de compasión, por supuesto no melodramática ni edulcorada pero sí expresando afectividad, si bien resalta que es la afectividad perdida que la protagonista explica, lo que hace del guion musical la parte más herida e hiriente de la narración. De principio a fin, sin tregua. Eso sí, cuando ella logre ver el final de su tormenta, no habrá sitio para el compositor, que quedará atrás y tendrá que dejar paso a una canción esta vez sí de liberación.

Translate:
comentarios de los USUARIOS Deja un comentario
Deja un comentario
Atención Una vez publicado, el comentario no se podrá modificar. Publicar
Usuario: Manu Martinez
Fecha de publicación: 03.09.2016
Soporifera y ya vann.................banda sonora de iglesias,quizas el compositor mas sobrevalorado de la historia.Aun asi yo m aitoflagelo siempre con este compositor y siempre escucho su ultimo trabajo,en fin de esta julieta ni comento porque no merece la pena.
Responder
Atención Una vez publicado, el comentario no se podrá modificar. Publicar
Usuario: Philippe Jomy
Fecha de publicación: 18.05.2016
Alberto Iglesias is one of the finest film composers in European cinema, as well in the whole world. This film is having its French premiere at Cannes Festival. I saw it and I loved it. The film is fantastic, as well as Iglesias' music. I do agree with what is said in MundoBSO. I congratulate you for this fantastic website. Salutations!
Responder
Atención Una vez publicado, el comentario no se podrá modificar. Publicar
Usuario: (manu) Manuel Monteagudo Lopez
Fecha de publicación: 09.04.2016
Julieta se trata de una de las mejores obras del cineasta que nos ha regalado en los últimos años, una tragedia (mas que un drama) en la que su libreto (magnífico, repleto de referencias bien integradas en la historia), su propuesta visual (mas sobria de lo habitual en el cine de su autor), sus actrices (SOBERBIAS todas ellas...mención especial a una extraordinaria Rossy De Palma) y su banda sonora (que comentaremos ahora) componen un conjunto solido y conmovedor, sin recurrir a la lagrima fácil, que consigue calar en el espectador una vez termina su proyección.
Y respecto a la banda sonora de Alberto Iglesias lloverán, desde luego, rios de tinta...su banda sonora no se amolda a los cánones habituales con los que el cine ultimamente se ha acomodado, y el compositor nos regala una obra que desde luego dará mucho de qué hablar. ¿Por qué lo digo? Pues primordialmente por un Iglesias que se compromete al cien por cien con el tema a tratar, y este el dolor. Un dolor trágico que nunca escapa, que siempre está presente en la composición y en la que el compositor toma partido desde este punto de vista, tanto que lo contruye, lo deconstruye, lo avisa, lo busca...múltiples formas de avisar narrativamente lo que está por venir (esa música de misterio, casi de suspense, en el primer encuentro sexual entre los protagonistas), lo que acontece en la mente de la protagonista (el presente), lo que aflora (la relación entre madre e hija)...no existe momento de liberación por que la música es la tragedia en la que se ve sumida su protagonista (y del que la película no se desprende conscientemente), siendo únicamente el tema final de Chavela Vargas el catalizador de una paz que está por venir...un clímax musical perfecto que no puede ir mas acorde con las intenciones del film.
Desde luego, Julieta no es una composición de fácil escucha, ni siquiera resulta cómoda con las imágenes por que toma un punto de vista muy difícil pero hábilmente resuelto, y para los no iniciados en este tipo de música resultará muy compleja. Pero lo cortés no quita lo valiente, y Alberto Iglesias ha creado una composición que se atiene a la narrativa buscada de forma soberbia y que nunca se despega del punto de partida que quiere tomar como base, resultando así una composición que, en estos tiempos de comodidad musical, se agradece sobremanera. Puedo entender ciertas opiniones sobre el uso de su banda sonora (con ecos de Bernard Herrmann...algo habitual en la filmografía del autor) en la película, pero se trata de un riesgo autoral fantástico, repleto de matices y que adopta el tono trágico y parra nada dramático de una propuesta bastante inusual en los tiempos que corren. Una obra que necesita meditación para entenderla en su justa medida, y sobre todo, que se adapta a la película con un compromiso vital en la que incluso se sacrifica en beneficio de ella...y no hay cosa mejor que un compositor sea consciente de ello, aunque pueda ser lapidado.
Responder
Atención Una vez publicado, el comentario no se podrá modificar. Publicar