Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web.
Si continuas navegando consideraramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Cerrar

THE LARGEST SITE OF FILM MUSIC REVIEWS IN THE WORLD! 16 YEARS ON INTERNET
23.633
BANDAS SONORAS
4.771
COMPOSITORES
5.361 OPINIONES DE USUARIOS
SÍGUENOS
USUARIO
 

KORNGOLD, ERICH WOLFGANG

Ciudad natal: Brno (República Checa)
Año de nacimiento: 1897
Año defunción: 1957
DESCRIPCIÓN

Nació en Brno (actual República Checa) el 29 de mayo de 1897 y murió en Los Ángeles, (EE UU) el 29 de noviembre de 1957. Fue un compositor austro-húngaro, director de orquesta y niño prodigio que triunfó en Hollywood en los 30 y los 40, aportando un estilo sinfónico nunca antes visto que fue influencia clara y vasta en numerosos compositores posteriores, por lo que sin ningún tipo de duda es uno de los músicos de cine más importantes de la historia del medio.

Nació en una familia judía cuyo padre era crítico musical e influyó para que el futuro compositor se viera atraído por la música. A los cinco años ya tocaba el piano, y a los siete empezó a componer por su cuenta y sin ayuda. Esta precocidad le llevaría a ser conocido, y a estrenar, nada menos que los once años, su primera obra de ballet, titulada Der Schneemann en la Ópera de Viena, siendo seguida de cerca por nombres capitales del momento como Gustav Mahler, Richard Strauss y Bruno Walter, quienes veían en Erich a un diamante en bruto. Durante los años de adolescencia, el futuro (o presente) músico compuso un trío para piano y su primera composición orquestal a los catorce años, la Schauspiel Ouverture. En 1916 compuso música incidental para varios trabajos de cámara, entre ellos la obra de Shakespeare Much Ado About Nothing, que fue un triunfo en Viena.

Al llegar a la veintena, empezó a colaborar más activamente en el teatro, sin dejar de lado sus composiciones orquestales y de ópera. Sus triunfos y sus obras recibieron elogios de gente como Richard Strauss y Giacomo Puccini, y muchos directores, solistas y cantantes utilizaron sus composiciones en sus repertorios. Fue en estos momentos cuando conoció al director y productor teatral austriaco Max Reinhardt, que le ofreció colaborar con él en diversas producciones. Una de ellas se tituló Waltzes from Vienna, una recopilación de diversas obras poco conocidas de Strauss, que fueron la base para una película británica de 1934 titulada de la misma forma y dirigida por un tal Alfred Hitchcock (y su posterior remake estadounidense de 1938, The Great Waltz). Fue el primer contacto, aunque indirecto, de Korngold con el medio cinematográfico. El compositor proseguía su fecunda carrera, con obras como el Concierto de Piano para Zurdos, compuesta para el pianista Paul Wittgenstein, y su cuarta ópera, Das Wunder der Heliane, así como varios arreglos a operetas de Johann Strauss II, al mismo tiempo que impartía clases de ópera y composición en Viena.

En 1934, Max Reinhardt, tras el fulgurante éxito de su adaptación teatral de Shakespeare A Midsummer Night's Dream (con música incidental de Felix Mendelssohn), decidía intentar llevar la obra al cine, y contactó con Korngold para que fuera a Hollywood con él para adaptar la partitura. Una vez allí, consiguió absoluta libertad de Warner Brothers para arreglar y adaptar la música, e incluso para realizar algunas composiciones antes del rodaje, de modo que los actores pudieran escuchar la música mientras interpretaban, para adaptarse a la cadencia y al ritmo. El resultado fue un éxito, y la música de Korngold sorprendió a toda la industria norteamericana. Luego volvió a Austria, para seguir con sus óperas, pero Hollywood no esperó a volver a llamarle. Tras una pequeña película titulada Give Us This Night (36), la Warner le propuso componer la música de una película de aventuras y piratas. El músico al principio la rechazó, sintiendo que no era un proyecto que le atrajera profesionalmente, pero tras asistir al rodaje de algunas escenas y contemplar en acción a Errol Flynn, cambió de opinión. Dispuso únicamente de tres semanas para componer una hora entera de música sinfónica, por lo que se vio forzado a incluir pequeños fragmentos de sinfonías de Franz Liszt. Con todo, Captain Blood (35) fue un sonoro triunfo, logrando la nominación al Oscar para la banda sonora. Dado que fue la primera partitura sinfónica original para cine de Korngold, esto marcó el comienzo auténtico de su carrera en Hollywood, siendo además el primer compositor de fama internacional en firmar un contrato con un gran estudio.

Tan solo un año después, Korngold participó en la película Anthony Adverse (36), otro éxito que le afianzaría definitivamente en la industria, y que le reportaría su primer Oscar, por una película que, en su primera media hora, contenía música en cada una de sus escenas. En 1938, el músico se encontraba en Austria dirigiendo y componiendo ópera cuando la Warner le hizo llegar un proyecto de aventuras, de nuevo con Errol Flynn y Olivia de Havilland. Esta vez se trataba de llevar al cine las aventuras del legendario Robin Hood, y Korngold no dudó en aceptar. The Adventures of Robin Hood (38) es, claramente, la cima de la carrera del compositor. Una arrebatadora banda sonora sin la cual la película, aun disfrutable y memorable, no sería lo que fue, y todo una demostración de sinfonismo y poderío melódico en el que el músico volcó toda las influencias que había recibido durante su carrera: el leitmotif wagneriano, el virtuosismo orquestal de Strauss y la delicadeza melódica de Puccini. Korngold ganó su segundo Oscar consecutivo, e inauguró el sinfonismo musical que luego sería usado innumerables veces durante la Edad de Oro posterior, y en décadas más lejanas. Mientras trabajaba en este proyecto, los nazis invadieron y anexionaron Austria, y su casa de Viena fue confiscada, por lo que su familia tuvo que huir a los Estados Unidos con él, y Korngold permanecería allí hasta el fin de la Segunda Guerra Mundial.

Poco a poco los proyectos de cine se fueron sucediendo. Su siguiente película sería el drama histórico Juarez (39), ambientado en México, lo que le permitió al músico investigar las raíces musicales de ese país, y abordar una banda sonora con ecos a Chopin y Schubert. The Private Lives of Elizabeth and Essex (39), ambientada en el Siglo XVI, no contó, sin embargo, con música de ese período, ya que Korngold quería que los dramas y las pasiones de sus protagonistas fueran universales y mostrar que podían pertenecer a cualquier época. Esta banda sonora es esencialmente operística (Korngold afirmaba que concebía sus bandas sonoras como "óperas sin canciones"), y repleta de temas románticos y dramáticos que jalonan más de una hora de película (de hora y media de duración). Entrando ya en la década de los 40, el músico participó en la última de sus películas de capa y espada, The Sea Hawk (40), nada menos que su sexta banda sonora en diez años. Pletórica y esplendorosa, como todas sus composiciones, ésta incluye música en prácticamente todas las escenas de la película. Una de ellas, la del duelo final, es recordada como un ejemplo de la maestría en utilizar la música y el ritmo de una forma tan exacta que los duelos de espadas parezcan ballet. Con The Sea Wolf (41), abordó un trabajo más oscuro y tenebroso que los anteriores, alejándose de las melodías brillantes y expansivas y creando un tapiz musical más disonante y grave, utilizando incluso instrumentos como una armónica. Kings Row (42) fue, sin duda, otro de los grandes trabajos del compositor, de nuevo un trabajo operístico con un tema principal majestuoso, con variaciones a lo largo de la película, y un tono gótico perfectamente medido y que crea la atmósfera adecuada para el argumento. Tras esta película, se embarcó en distintos proyectos durante el resto de la década, todos de distinto nivel e importancia, pero con un nivel alto y manteniendo siempre el mismo estilo sinfónico que había patentado y abierto al cine. Al terminar la década, sintió que ya había dado todo lo que podía al cine, y Hollywood ya no le ofrecía los proyectos que pudieran ser de su interés y su agrado, por lo que decidió retirarse del cine y dedicarse de pleno a la composición de óperas y conciertos. No volvió a Europa, y se quedó a vivir en los Estados Unidos, donde compuso, entre otras obras, un concierto de violín, una sinfonía para cuerda y un concierto para violonchelo. En 1956 le ofrecieron colaborar en adaptar diversas piezas de Wagner para la película Magic Fire, una biografía del compositor alemán. Korngold también escribió algunos temas originales e incluso apareció en la película en un cameo. El músico fallecería al año siguiente, mientras estaba inmerso en la escritura de su sexta ópera.
Muy pocos músicos, casi ninguno, tienen la influencia de Korngold habiendo tenido tan pocos trabajos en el cine. Con solo 16 bandas sonoras, el legado que dejó el compositor sobrepasó estilos y décadas, y el sinfonismo derivado del teatro y la ópera, con leitmotifs para varios personajes y música sinfónica constante para retratar las escenas y capturar la imaginación del espectador, ha sido recogido por innumerables músicos.

No fue un "músico de cine", o al menos, un compositor cinematográfico a tiempo completo. En realidad, fue el cine el que tuvo la inmensa suerte de encontrar a este enorme compositor clásico de óperas y conciertos, y que éste se viera seducido por las posibilidades dramáticas del cine, y de lo que su música podría lograr uniéndola a las imágenes. Junto con Alfred Newman y Max Steiner, fue el que logró que la música en el cine adquiriera una importancia tal para la propia película y sus propias intenciones que desde entonces no ha remitido. Uno de los compositores más importantes de la Historia del cine.

(Isaac Duro)

PREMIOS
Oscar: 2 premios, 3 nominaciones
Compartir en
ORDENAR
FILTRAR
VER
BUSCADOR
LISTA DE BANDAS SONORAS
de 0 a 5 Bandas Sonoras de 32
Siguiente
Año: 1936
Sello: Varèse Sarabande
Duración: 73 minutos
PUNTUACIÓN MUNDOBSO
10
PUNTUACIÓN USUARIOS
10
Año: 1935
Sello: Tsunami
Duración: 63 minutos
PUNTUACIÓN MUNDOBSO
10
PUNTUACIÓN USUARIOS
9.2
Año: 1946
Sello: RCA Victor
Duración: 58 minutos
PUNTUACIÓN MUNDOBSO
8
PUNTUACIÓN USUARIOS
8.5
PUNTUACIÓN MUNDOBSO
8
PUNTUACIÓN USUARIOS
10
Año: 1944
Sello: London
Duración: 66 minutos
PUNTUACIÓN MUNDOBSO
8
PUNTUACIÓN USUARIOS
9
de 0 a 5 Bandas Sonoras de 32
Siguiente