Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web.
Si continuas navegando consideraramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Cerrar

THE LARGEST SITE OF FILM MUSIC REVIEWS IN THE WORLD! 15 YEARS ON INTERNET
22.818
BANDAS SONORAS
4.525
COMPOSITORES
5.150 OPINIONES DE USUARIOS
SÍGUENOS
USUARIO
 

EDITORIALES

CONÓCEME
CONSULTA ANTERIORES
ARCHIVO

EL DERECHO A LA ADULACIÓN

06/01/2017 | Por: Conrado Xalabarder

En el ámbito de la crítica, el comentario, el análisis o la simple opinión sobre música de cine, como sucede en cualquier otro ámbito, ni lo destructivo ni la adulación desaforada deberían entrar dentro de los márgenes de lo que se considera respetuoso no solo para la obra y su compositor sino especialmente para el lector. Pero sí entran en esos límites el comentario severamente adverso pero argumentado y también el elogio razonado.

Mi compromiso con la música del cine español y sus compositores es muy fácilmente demostrable: hay más de 1.150 bandas sonoras españolas comentadas en MundoBSO, alrededor de un 5% del total, cifra insuficiente pero nadie podrá encontrar sitio web o publicación en el mundo entero donde haya ese volumen de obras españolas comentadas, siquiera remotamente. Lo mismo sucede con respecto a los compositores: ninguno de ellos -al menos los relevantes- encontrará más obras suyas comentadas (y en general, con valoraciones positivas) que aquí. Esto es compromiso, es dedicación y es respeto, aunque algunos desprecien el compromiso y dedicación y no muestren demasiado respeto, como enseguida comentaré.

Tomando como referencia las otras tres grandes webs españolas de bandas sonoras (por orden de importancia en volumen de visitas y seguimiento en redes sociales: AsturscoreBsoSpirit y Scoremagacine) comparemos la cifra de reseñas de cada uno de los compositores finalistas a los Premios Goya de este año:

  • Julio de la Rosa: MundoBSO (6 bandas sonoras) Asturscore (0) BsoSpirit (0) Scoremagacine (0)
  • Pascal Gaigne: MundoBSO (44), Asturscore (0) BsoSpirit (1) Scoremagacine (16)
  • Alberto Iglesias: MundoBSO (35), Asturscore (1) BsoSpirit (3) Scoremagacine (13)
  • Fernando Velázquez: MundoBSO (32), Asturscore (2) BsoSpirit (10) Scoremagacine (4)

Se puede hacer la comparativa con cualquier otro compositor relevante. Hay además bandas sonoras importantes que a fecha de hoy solo existen en MundoBSO. Del año 2015: Nadie quiere la noche (de Lucas Vidal, ganadora del Goya), La novia (Shigeru Umebayashi), Palmeras en la Nieve (Vidal), Vulcania (Arnau Bataller) o Atrapa la bandera (Diego Navarro). Tampoco están en otro sitio, ya de 2016, Que Dios nos perdone (Olivier Arson), La reina de España (Zbigniew Preisner), El hombre de las mil caras (Julio de la Rosa), El elegido (Bataller), Ozzy (Fernando Velázquez), Spain in a Day (Alberto Iglesias), Secuestro (Marc Vaíllo), Nuestros amantes (Roque Baños) o Embarazados (Pascal Gaigne). Y en estos dos años, además, hemos incluido 30 bandas sonoras no editadas... que no existan en CD no significa que no existan, porque para MundoBSO sí existen.

Todos estos datos no pretenden, ni de lejos, cuestionar la labor que hacen las webs mencionadas, en absoluto, pues desarrollan una gran labor que además cubre áreas que en MundoBSO no abarcamos. Vaya por delante mi reconocimiento y respeto hacia sus líneas editoriales. Hago la comparativa para poner en valor de modo contundente mi compromiso a favor de la música del cine español. Pero este compromiso no se sustenta ni se consolida solo con cifras y cantidades sino especialmente con credibilidad, que no haya la mínima duda de que lo que apoyamos y avalamos aquí es porque creemos que realmente lo vale. ¿Alguien cree que todo lo que se hace en el cine español es excelente? ¿No hay bandas sonoras regulares cuando no directamente malas?. Pues si no existiera esta web se daría esa apariencia: la crítica negativa (no la tibia, para salir del paso, sino la contundente y firme) brilla por su ausencia fuera de MundoBSO. Cierto es que los compositores españoles, en términos generales, no interesan o interesan poco, pero entre nuestros lectores cada vez interesan más. Es algo que constato en las visitas mensuales y los posicionamientos de fichas de bandas sonoras y compositores. No me refiero a bandas sonoras obvias (tipo películas de éxito) sino especialmente a aquellas poco o nada conocidas que avalamos: las visitas se disparan, porque los visitantes saben que no vendemos motos, aunque luego no necesariamente estén de acuerdo.

No contar lo que verdaderamente se piensa es engañar al lector; matizar juicios y valoraciones, ponderarlos u omitirlos, es también engañar al lector, como lo es escribir para agradar al compositor, para complacerle, para que te tenga presente en sus likes en Facebook, etc. En MundoBSO tenemos respeto y agradecimiento a quien tiene a bien dedicar su tiempo a visitarnos y leernos. Si obviamos en un texto un defecto de fabricación que creemos existe, engañamos al lector, y esto no va a suceder, cueste lo que cueste. Una vez más: ¿alguien cree, realmente, que todo lo que se hace en el cine español es excelente?.

El haber sido severo o severísimo en algunas ocasiones ayuda a significar más el valor de aquellas valoraciones positivas, y más cuando ambas son del mismo compositor. Como es obvio nadie es poseedor de la verdad sino en todo caso de su verdad, y defender el derecho a exponerla no implica no aceptar otras opiniones. MundoBSO es la única web que posibilita, desde el primer día, a quien quiera el poder expresar desde el respeto su opinión favorable o discrepante, y las casi cinco mil opiniones ya compartidas avalan que esta web es un foro de tolerancia y de debate. No tiene nada que ver trasladar a las redes sociales debates que a los dos días desaparecen de la vista. En MundoBSO lo escrito se queda para siempre. Eso también merece un reconocimiento.

Hay casi 22 mil bandas sonoras comentadas, que a finales de 2017 preveo serán 24 mil. Con este volumen es fácil encontrar errores e incluso cometer alguna injusticia, generalmente por las precipitaciones. Pero si es así, el compositor tiene abiertas las puertas, como cualquier persona, para poder contestar y lo que comente será -no puede ser de otra manera- respetado y mantenido en su integridad, porque es lo decente. Y si por alguna razón no quiere exponerse públicamente le basta con ponerse en contacto conmigo y de modo privado trasladarme sus impresiones, sobre un texto mío o de cualquier colaborador. Ya ha sucedido en algunas ocasiones, y ha servido para que se reconsidere lo escrito o para mantenerlo, aunque sea con la discrepancia del compositor. Nunca en MundoBSO se ha cuestionado la integridad profesional o artística de un compositor español, por más dura que haya sido la crítica a alguna obra suya, porque siempre actuamos desde el absoluto respeto: equivocarse no es faltar al respeto. Es equivocarse.

Respeto que no siempre hemos recibido a cambio del esfuerzo: algunos compositores -lo cuento por vez primera- me han retirado la palabra por alguna crítica negativa (en un global de críticas positivas a toda su obra), me han desagregado del Facebook o simplemente han considerado (yo lo pienso así) que no les era útil y que aparentemente me había convertido en un incordio para ellos, allá donde solo esperaban elogios. A fin de cuentas, no es difícil encontrar a quien solo quiera elogiar. No son muchos los compositores que me han excluído (si eso es posible, teniendo en cuenta la importancia de MundoBSO y sus visitas), pero son demasiados. No voy a citar a ni uno porque lo último que quiero es poner a una sola persona en su contra, pues en estas guerras yo no batallo. Pero hace unos meses se tocó fondo: publiqué una crítica tibia, no negativa sino tibia, sobre una banda sonora de una película que había visto y sobre la que comentaba su devenir en el filme. El compositor nada me dijo personalmente pero hizo un comentario en Facebook que no abrió debate sino que -como suele ser usual- derivó en que algunos energúmenos comenzaran a insultarme, con ofensas graves, todo ello para conseguir -como suele ser usual- llamar su atención y ser gratificados con el like del compositor. Y este, lejos de pararlo o impedirlo, lo celebró e incluso agradeció las adulaciones de quien hablaba maravillas de la música... de una película que ni tan solo había visto. Yo no hubiera intervenido, pero es que tampoco hubiera podido: me tenía excluído de su Facebook sin acceso a esa juerga. Esto sería una mera anécdota (por lo que a mi concierne, el compositor está perdonado) si no fuera porque tiene una derivada peligrosa, y es que se convierta aunque sea involuntariamente en un aviso a navegantes, una señal a todos los que comentan bandas sonoras para que no osen escribir nada que suene a negativo, o de lo contrario pueden pasar por lo mismo. Vista la ausencia de críticas negativas de bandas sonoras españolas (¡y esta en cuestión no lo era!) puede que haya tenido su efecto. Creo que Facebook, templo de la adulación por excelencia, ha pervertido mucho el sentido que tiene la confrontación de ideas y el valor de la opinión crítica. ¡Pero eso es otro debate!

Yo he pecado de iluso, de gran ingenuo. Durante un tiempo creí, y lo creí en verdad, que era posible ser duro, durísimo, en una crítica e inmediatamente después tomar café o vino con el compositor para celebrar juntos la grandeza de la música de cine. Lo creí porque estoy convencido que hay muchísimo más respeto en la dureza de los argumentos que en el vacío de una adulación. Pero visto lo visto, me he equivocado y los compositores que tienen el talento y talante para recibir varapalo explicado y argumentado y luego departir amigablemente con el verdugo de su banda sonora... se cuentan con los dedos de una mano. ¡Pero los hay! En cualquier caso, seguiré intentando que eso pueda ser posible.

Naturalmente, insisto, cometemos errores, y por todos y cada uno de ellos pido perdón las veces que haga falta. Por los cometidos por mi o por cualquiera de los colaboradores que escriben en la web. Afortunadamente los errores son rectificables y los textos que dañan (involuntariamente) pueden ser corregidos. Lo que no es rectificable es el rumbo con el que navega MundoBSO y con el atravesaremos este nuevo 2017: el apoyo sin fisuras a la música de cine español. Sin fisuras, pero también sin engaños ni trampas. No desviaré ruta para agradar o complacer o quedar bien, ni un solo milímetro. La adulación es un derecho al que en MundoBSO vamos a seguir renunciando. Tenga el coste que tenga es asumible, porque la causa vale mucho la pena.

Compartir en
 
de 0 a 5 Editoriales de 85
Siguiente
21/07/2017 | Por: Conrado Xalabarder
El estreno de Dunkirk va a generar probablemente un debate encendido sobre la música de Zimmer, pero no hay que perder de vista la figura del máximo responsable, un Christopher Nolan con quien el compositor ha llegado a su límite más radical.
14/07/2017 | Por: Conrado Xalabarder
Movie Score Malaga cierra una segunda edición con un éxito total. Algunas cosas pueden ser aún mejoradas y otras siguen enquistadas y deben ser erradicadas. Es un festival que tiene un futuro brillante.
07/07/2017 | Por: Conrado Xalabarder
Hay que oponerse frontalmente y denunciar cualquier uso indebido, irrespetuoso o burlesco de la música de John Williams para Schindler's List o de cualquiera otra que haya sido escrita para tributar a gente que merece el máximo respeto.
23/06/2017 | Por: Conrado Xalabarder
Ayer se cumplieron dos años de la muerte de James Horner, víctima de un accidente con la avioneta que pilotaba. Han pasado dos años, y los que aman la música de cine notan mucho su ausencia. Pero me temo que el cine no tanto.
16/06/2017 | Por: Conrado Xalabarder
El anunciado recital de David Shire en MOSMA es una operación de alto riesgo que compromete la venta de entradas pero garantiza, absolutamente, el reconocimiento al buen gusto y la valentía de quienes lo organizan. Y no es el único caso...
de 0 a 5 Editoriales de 85
Siguiente