Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web.
Si continuas navegando consideraramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Cerrar

THE LARGEST SITE OF FILM MUSIC REVIEWS IN THE WORLD! 16 YEARS ON INTERNET
24.429
BANDAS SONORAS
5.023
COMPOSITORES
5.634 OPINIONES DE USUARIOS
SÍGUENOS
USUARIO
 

EDITORIALES

CONÓCEME
CONSULTA ANTERIORES
ARCHIVO

UNA CUESTIÓN DE PRINCIPIOS

31/03/2017 | Por: Conrado Xalabarder

El Festival de Cine en Español de Málaga anuncia que a partir de 2018 incluirá de modo permanente un concierto que celebrará lo mejor de la música en el cine español y también hispanoamericano. Una decisión tomada por su director, Juan Antonio Vigar, y respaldada con gran entusiasmo por David Doncel y Arturo Díez Boscovich, organizador del concierto y director de la orquesta, respectivamente. La música del cine español encuentra, por fin, una sede estable donde poder proyectarse tanto nacional como internacionalmente, tal y como los compositores que trabajan en el cine de nuestro país siempre han merecido.

No, que nadie lo celebre. Esto no es real, lamentablemente es falso, es una noticia que invento porque me encantaría saberla cierta. Pero en 2017 sigue siendo una ficción, una utopía, a pesar de lo difícil que es concebir que alguien pueda estar en contra que en el festival devocionado al cine español pueda albergar un concierto dedicado a la música del cine español. Lo mejor es plantear una pregunta directa y esperar una respuesta clara: ¿Se comprometen Juan Antonio Vigar, David Doncel y Arturo Díez Boscovich a trabajar para que en la edición del festival de 2018 se ofrezca un concierto dedicado 100% a la música de cine española (e hispanoamericana) ya sea de clásicos o de destacadas del año? Se trata de responder con un sí o con un no. La no respuesta solo puede entenderse como respuesta negativa, y el no darse por enterados como tratar de imbéciles a la gente que espera respuesta. Y no son pocos.

No parece que vaya a ser fácil conseguir ese concierto. Boscovich tuvo a bien dedicar unas palabras al final del concierto que dirigió -cuentan que con excelencia- y, aunque sin citarme, iban dirigidas claramente a mí, el mismo día que publiqué El peor concierto del año:

"El no aprecio es el mayor desprecio, ¿verdad? Yo solamente quiero decir que... esto que lo graben porque llegará a quien tenga que llegar, y está muy bien que llegue. ¡Grábenlo, grábenlo! Para algunas personas, si en el gremio de la música y del arte nos quisiéramos más estaría muy bien, porque realmente el cine no entiende de barreras. La música no entiende de barreras, no entiende de idiomas, el arte es libre (...) No hay cine americano, ni cine inglés, ni cine francés... la música es música y emociona igualmente, no tiene fronteras (...) Si entre todos los artistas, entre todos los músicos nos quisiéramos más este mundo sería un lugar mejor"

No voy a entrar en temas de aprecios y de desprecios que no tienen interés alguno. Sí es importante indicar que sí existe cine español, industria y profesionales y que los compositores son parte de ese cine y contribuyen a construirlo no pocas veces en condiciones penosas, y merecen respeto y reconocimiento. El arte es universal, sí, pero cuando un festival de cine español (e hispanoamericano) celebra un concierto, se espera que se dedique a lo que el propio festival representa. Con estas declaraciones Boscovich da a entender que en el festival la música de cine española no tiene en sí y por sí derecho a ser incluida, y de hecho sus palabras hacen factible temer que se busca justificar, el próximo año, un concierto dedicado a la saga de Star Trek, por ejemplo.

Yo me pregunto que si no es en el festival de Málaga, ¿dónde puede tener cabida de modo asentado y regular un concierto anual dedicado a nuestra música de cine? ¿es realmente tan extravagante y lunática mi demanda? No estoy haciendo otra cosa que ser insistente y sobre todo coherente, puesto que es algo que ya reclamé el pasado año en el editorial Málaga sin españoles, pero entonces no obtuve ningún tipo de respuesta. Las cosas este año han empeorado, por lo ya relatado en los dos editoriales (Un concierto para humillar y No rectificar es ratificar), así como el artículo ya mencionado: un concierto titulado Música de Cine en España pero con Star Wars e Indiana Jones.

Voy a ser insistente porque el propósito lo merece, pero no estoy por la labor de mendigar o suplicar por algo que no debería depender de la generosa concesión del director del festival sino ser una exigencia natural de las Administraciones públicas que destinan dinero de todos los españoles para el apoyo al cine español. Sobre la severidad de los argumentos que he expuesto en mis textos pueden lanzarse cortinas de humo para distraer y desdibujar el foco del asunto, tipo alegar enemistades, odios, ganas de destruir y todo ese despliegue melodramático que sirve para decir de todo menos para responder. Pero el asunto sigue y va a seguir siendo exactamente el mismo. He sido duro con aquello que lo ha merecido pero MundoBSO ha dado siempre apoyo y aplauso a las cosas bien hechas: ahí están las dos crónicas del primer Mosma o incluso un reciente concierto de Boscovich, elogiado desde nuestra web. Y más celebraciones que vendrán.

Este importante asunto solo ha sido abordado desde MundoBSO. Otras webs han mirado para otro lado, bien por miedo o por prudencia o por indiferencia. También ha habido silencio entre no pocos aficionados generalmente prestos a celebrar en redes sociales las grandezas de los compositores españoles pero que ahora no han mostrado ni la mínima solidaridad. Y entre los compositores algunos se han manifestado en público, otros en privado, otros nada han dicho y habrá, imagino, quienes me hayan criticado. Pero debo decir que a nadie se le escapa que si esta batalla se logra ganar y finalmente se consigue un concierto español anual en el festival, todos (webs, aficionados y compositores) lo van a festejar. Y si se me permite el sarcasmo, imagino que entre los compositores que ahora me hayan criticado habrá codazos por ser incluidos en ese concierto y posar en el photocall. Es, lo sabemos, la condición humana. Pero debo decir que visualizar la imagen de Vigar, Doncel y Boscovich convocando una rueda de prensa para anunciar la noticia con la que he abierto este editorial se me hace una imagen por la que vale la pena luchar, aunque ellos se lleven los laureles, que imagino lo harán gustosamente. Solo espero que su negativa no venga por no darme la razón, porque lo que está en juego es demasiado importante.

Yo y MundoBSO somos versos libres. No estamos aliados con nadie y somos aliados de quienes hagan favor a la música de cine. Ni se me pasa por la cabeza liderar o pretender ser paladín de los compositores españoles. No pocos hace tiempo me han retirado la palabra y quizás hasta deseen que MundoBSO no exista, a pesar de que no hay sitio donde haya más obra suya comentada, generalmente en buenos términos. Sin duda algo mal habré hecho -nada que no tenga arreglo-, pero como ya comenté en El derecho a la adulación, si no existiera esta web se daría la curiosa apariencia de que nada malo se hace en la música del cine español, puesto que fuera de aquí las críticas negativas brillan por su ausencia. Yo y MundoBSO tenemos a la contra a algunos compositores españoles, situación que no creo nadie dude que sería bien diferente en caso de dedicarnos a adularles, algo que jamás va a suceder. Por tanto, no es una cuestión de congraciarse o querer ser paladín, sino una cuestión de principios bastante evidentes.

Yo no puedo avalar a Juan Antonio Vigar porque como ya indiqué desconozco su grado de conocimiento real sobre la música del cine español, más allá de citar nombres, aunque sospecho que puede ser limitado (porque con conocimiento cuesta creer que un símil de este programa que propongo no haya estado en su cabeza y sobre todo en sus órdenes de modo natural, escribí en el artículo del domingo). Pero sí puedo avalar y dar fe de la competencia y conocimiento de David Doncel en la organización y programación -poca gente, muy poca gente tan cualificada como él- y naturalmente la competencia de Boscovich al frente de la orquesta. Lo diré más claro: no hay mejores actores que ellos para llevar a buen término esta función. Ellos saben y pueden hacerlo espléndidamente bien.

La cuestión es si Vigar, Doncel y Boscovich quieren.

Porque si no quieren, entonces entiéndase como normal que yo y quien quiera sumarse busque nuevos actores para esta función. Por intentarlo no fracasamos, aunque no lo consigamos. Fracasamos si no lo intentamos. ¡No puede ser que no haya celebración anual de la música del cine español en el festival homónimo solo porque tres personas no quieran! Es inaceptable. Llegado el caso, habrá que animar a SGAE para que haga en Málaga lo que ya viene haciendo desde hace años en el Festival de San Sebastián (con la estupenda posibilidad, incluso, de repetir el mismo concierto en ambos festivales). Y también habrá que expandir esta situación, informar y buscar el posicionamiento de todos aquellos que puedan intervenir para favorecer la causa, desde el Ministerio hasta los medios de comunicación, partidos políticos e instituciones. La causa es buenísima y si Vigar, Doncel y Boscovich se suman a ella, todos saldremos ganando. Es también una cuestión de principios.

Compartir en
 
de 0 a 5 Editoriales de 124
Siguiente
13/04/2018 | Por: Conrado Xalabarder
Tras el escándalo del pasado año, el 21 Festival de Cine en Español de Málaga rectifica programando en el concierto de clausura música de cine española. Pero española de verdad. Málaga acierta.
06/04/2018 | Por: Conrado Xalabarder
MundoBSO alcanza la cifra de cinco mil compositores en su base de datos. Pero muy pocos de ellos tienen la libertad de la que goza cualquier artista. De crear... y de hablar.
29/03/2018 | Por: Conrado Xalabarder
Spielberg estrena nueva película y por tercera vez lo hace sin música de John Williams. El compositor es fundamental pero no imprescindible en el cine del director.
23/03/2018 | Por: Conrado Xalabarder
Hoy se estrena la segunda entrega de Pacific Rim. Otra película con música rutinaria, vacía, programada y de relleno. ¿Alguien recuerda lo que hacía, no hace muchos años, Jerry Goldsmith? ¿Qué queda de él?
16/03/2018 | Por: Conrado Xalabarder
Estas semanas han sido muy sorprendentes, tanto como para descubrir que hay no poca gente -presumiblemente jóvenes- aficionados a las bandas sonoras pero que ni conocían MundoBSO ni ninguna otra web de música de cine.
de 0 a 5 Editoriales de 124
Siguiente