Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web.
Si continuas navegando consideraramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Cerrar

THE LARGEST SITE OF FILM MUSIC REVIEWS IN THE WORLD! 17 YEARS ON INTERNET
27.111
BANDAS SONORAS
5.735
COMPOSITORES
6.099 OPINIONES DE USUARIOS
SÍGUENOS
USUARIO
 

ÁGORA

PARTICIPA DEL ÁGORA
ARCHIVO

CRÓNICA DE MOSMA 2019 (I): INTRODUCCIÓN Y ROQUE BAÑOS

08/07/2019 | Por: Conrado Xalabarder
CRONICAS

Crónica de Ignacio Marqués Cuadra

  1. Parte 1: Introducción y Roque Baños
  2. Parte 2: Yasunori Mitsuda y This Is Us/Cobra Kai
  3. Parte 3: Sin fin y jóvenes maestros
  4. Parte 4: Robert Folk
  5. Parte 5: John Debney

------------------

Tras tres magníficas ediciones que se han venido celebrando consecutivamente, el cuarto festival MOSMA (Movie Score Málaga) tuvo lugar entre los días 1 y 6 de julio. En esta ocasión, yo y mi apreciado compañero Mario Pons ­-que hizo un trabajo magnífico cubriendo la edición del año pasado, a la que por desgracia no pude asistir- nos hemos reunido para cubrir conjuntamente todas las actividades del festival, de manera que estas crónicas vendrán divididas en los días sucesivos en dos partes, cada una de ellas firmada por uno de nosotros y en las que nos iremos alternando para contar -desde nuestro punto de vista- cómo han sido las actividades celebradas durante las mañanas y tardes. En líneas generales, hay que afirmar que el festival ha vuelto a ser un éxito puesto que la totalidad de sus numerosos conciertos han tenido una muy buena acogida, si bien algunos han destacado más que otros en calidad. El plantel de compositores invitados ha sido arriesgado: este año se ha apostado por un elevado número de compositores españoles -algunos ya con grandes carreras a sus espaldas- como el veterano Roque Baños, y otros compositores más jóvenes pero con mucho talento, que se encuentran actualmente en pleno auge, como Iván Palomares, Arturo Cardelús, Paloma Peñarrubia, Isabel Royán, Olivier Arson o Sergio de la Puente (este último siendo una figura clave en esta edición), entre otros. En cuanto a invitados internacionales hemos contado con grandes nombres de todo el mundo, como los maestros John Debney y Robert Folk, o también una eminencia de las bandas sonoras en el lejano Oriente como es Yasunori Mitsuda, y otras figuras internacionales en constante crecimiento como Daniel Pemberton y reconocidos nombres de la televisión como Siddhartha Khosla, Leo Birenberg o Zach Robinson. También hay que señalar como un gran acierto que el festival siga tratando de abarcar todos los medios audiovisuales, no limitándose solo al cine sino apostando también por la música de series y videojuegos (afortunadamente han estado muy presentes en esta edición), que se encuentran en pleno auge actualmente y que aportan también una muy deseable variedad y frescura a estos eventos. Además, este año se ha incorporado un nuevo formato de concierto que ha funcionado bien: la proyección de una película con la banda sonora interpretada en vivo, abriéndose así incluso más la extensa y muy variada oferta de conciertos de la que ya disfrutaba el festival y que ojalá se mantenga en futuras ediciones. Destacable ha sido también la labor de los directores de orquesta, especialmente Òscar Senén y Joan Martorell, aunque muchos de los asistentes (entre los que me incluyo) han lamentado muchísimo la ausencia de Arturo Díez Boscovich, un nombre que hasta la fecha había sido indisociable de este festival y cuya destreza y magnetismo al frente de una orquesta es sencillamente inimitable.

Pese a ser mucho todo lo bueno que hay que contar de forma pormenorizada, es menester incidir sobre varios fallos de organización: por un lado, muchos asistentes han manifestado su descontento por lo tarde que se han anunciado este año las fechas y el grupo de invitados, algo que debería corregirse para futuras ediciones pues el festival también pierde así seguidores habituales que, debido al elevado coste del transporte y alojamiento, les hace imposible venir. Por otro lado, las masterclass del primer y segundo día tuvieron asistencia realmente baja (no más de 10 o 15 personas en el mejor de los casos) Tratándose de unas conferencias muy interesantes, claramente enfocadas a compositores y directores de cine o gente muy interesada en la producción de las bandas sonoras, es una lástima que hayan hablado solo para unas pocas personas algunos compositores como Sergio de la Puente, con un discurso muy enfocado en la parte práctica del oficio y apoyándose con material audiovisual de interés; o como Robert Folk, que en realidad su masterclass no fue más que una presentación de su trayectoria profesional y mucho de lo que se dijo se volvería a repetir en su siguiente encuentro; o también Òscar Senén y Joan Martorell, que abordaron con sumo interés cómo se componen las bandas sonoras de videojuegos con música adaptativa (un recurso que es exclusivo de este medio), tanto teóricamente como con algunos ejemplos prácticos apoyados por software, además de otras actividades e invitados del mundo de la producción.

Este volumen tan bajo de asistencia pudo haberse debido a dos factores: en primer lugar porque en todas partes se publicitaba que el festival duraba del 2 al 6 de julio, dando la impresión de que las actividades del día 1 eran un añadido de última hora; y en segundo lugar porque la mayoría de asistentes habituales suelen llegar para el concierto de apertura. Algo que había funcionado bien en la segunda edición de MOSMA fue iniciar el festival directamente con el concierto inaugural, lo que garantizaba cierta asistencia para las charlas del día posterior y hacía que el festival comenzara muy alto. Si esta edición hubiera empezado con el concierto inaugural de Roque Baños y también se hubieran condensado de algún modo esas masterclass en los días posteriores seguramente la asistencia a estas se habría duplicado y como comienzo habría sido casi inmejorable.

  • Concierto Roque Baños

En cuanto al concierto de apertura, de acceso libre, tuvo lugar en la Plaza de la Constitución. Fue todo un éxito como arranque oficial del festival y estuvo íntegramente dirigido por el propio Baños -con su habitual entrega- e interpretado por la Orquesta Sinfónica Provincial de Málaga y el Coro Ziryab. Ubicándose en pleno centro de la ciudad, no es de extrañar que varios centenares de personas se congregaran alrededor del escenario y que todos los asientos estuvieran ocupados desde mucho antes del inicio, siendo la propia música de los ensayos previos -y la del propio concierto- la que atrajo a tantísima gente de las inmediaciones. En este caso, no merecería mucho la pena criticar la calidad del sonido que, aunque estuvo obviamente muy lejos del que se hubiera obtenido en un recinto con buena acústica, fue aceptable para el tipo de concierto al abierto que es. Se entiende también que la estrategia era la de dar la mayor publicidad posible al festival con este primer concierto. La presentadora habitual del festival, Isabel Vázquez, estuvo encargada de dar inicio oficial a esta cuarta edición y promocionar los sucesivos eventos.

En esta velada se apostó por muchas de las obras más recientes del compositor que, una vez en el escenario, comenzó a dirigir la sardana de Ocho Apellidos Catalanes (15) seguida de un fragmento de 1898. Los últimos de Filipinas (16). Posteriormente brilló un grupo de piezas de sus bandas sonoras del año pasado: la magnífica The Miracle Season (18) The Commuter (18) The Girl in the Spider’s Web (18) y The Man Who Killed Don Quixote (18). Se interpretó también el bellísimo tema final de In the Heart of the Sea (15) y otros de Regression (15) Muertos de Risa (99) Salomé (02) y Cantinflas (14). La parte final del concierto fue seguramente la parte más brillante pues tocaron un épico fragmento de 800 Balas (02) que emocionó al público. La última pieza del programa fue arriesgada y sorprendente, ya que se interpretó el tema final de Zona Hostil (17) con la participación del rapero Fenyxxx. Para finalizar, hubo como bis una suite de Alatriste (06), con la que la orquesta, el coro y el propio Baños se explayaron inundando de épica toda la plaza y sosteniendo la pieza al final de un modo muy espectacular, poniendo así el broche de oro a un concierto inaugural bastante ameno y cargado de notables momentos. La única pega sería la de no haber empezado el festival directamente con esto, en grande.

Compartir en
 
Anterior
Siguiente
comentarios de los USUARIOS Deja un comentario
Deja un comentario
Atención Una vez publicado, el comentario no se podrá modificar. Publicar
No hay ningún comentario