Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web.
Si continuas navegando consideraramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Cerrar

THE LARGEST SITE OF FILM MUSIC REVIEWS IN THE WORLD! 20 YEARS ON INTERNET
34.431
BANDAS SONORAS
7.255
COMPOSITORES
7.262 OPINIONES DE USUARIOS
SÍGUENOS
USUARIO
 

ÁGORA

PARTICIPA DEL ÁGORA
ARCHIVO

EL HURACÁN DE FIMUCITÉ 16

24/09/2022 | Por: Conrado Xalabarder
CRONICAS

Justo cuando FIMUCITÉ entraba en el ojo del huracán de su 16ª edición el anuncio de la llegada de otro huracán, Hermine, ha provocado que el Festival de música de cine haya tenido que cancelar sus actividades del sábado y el domingo, como se han cancelado también todas las actividades en las islas canarias, incluidas las escolares, por una entendible prudencia ante lo que se anuncia será una tormenta especialmente virulenta y peligrosa. Es un golpe duro para Fimucité, que este año resurgía con esplendor tras la travesía del desierto de la pandemia. Es un golpe duro, triste y económicamente costoso, y ahoga todo el esfuerzo invertido durante tanto tiempo para programar una oferta cultural que ha quedado parcialmente (afortunadamente solo parcialmente) sesgada. Pero esta gente no se rinde ni se va a desanimar ni quienes creemos que son ante todo y sobre todo útiles a la comunidad les vamos a dejar que se rindan ni se desanimen. Fimucité es un festival fuerte, consolidado, prestigiado internacionalmente y organizado y gestionado por gente profesional y competente. No voy a nombrar a ninguno de ellos porque no quiero dejar sin mencionar a uno solo de ellos y ellas.

Hoy sábado debía haberse celebrado el concierto Cyberpunk Remastered (Vol. 2) – El Alma De La Máquina, segundo volumen del concierto que tuvo lugar ayer viernes, Cyberpunk Remastered (Vol. 1) – Manga / Anime, del que comentaré mis impresiones enseguida. Las entradas del concierto de hoy estaban, según me cuentan, prácticamente agotadas, y dado que las segundas partes de ambos conciertos eran lo mismo, lamento muchísimo que toda esa gente no vaya a poder disfrutar del huracán -este realmente grato y fantástico- que tuvo lugar anoche en el Auditorio de Tenerife. Con la batuta de un Diego Navarro curiosamente más contenido que nunca, la orquesta y coros ofrecieron un espectáculo musical vibrante, intenso y muy emotivo.

Voy a personalizar un poco: no tenía muchas esperanzas puestas en estos conciertos. No porque creyera que no serían buenos, que eso obviamente ni me lo planteaba, sino porque carlosboyeramente simplemente no me gustaran. El concierto de Harold Faltermeyer en el pasado MOSMA me había parecido un tormento insufrible, una de mis peores experiencias en una sala de concierto y se me hizo infernalmente eterno. En la reseña que escribí sobre el festival malagueño dije:

"El del Harold Faltermeyer lo encontré insoportable, pero mi opinión no vale absolutamente nada porque no me gusta la música ochentera y el concierto me martilleó la cabeza. Luego pregunté a gente de cuyo criterio me fío y me comentaron que, salvo algún problema con el volumen algo elevado, todo había sido estupendo, asi que lo doy por estupendo"

Yo no soy del palo yoísta de Boyero, así que mis gustos personales no condicionan valoraciones que deben o intento que sean estrictamente analíticas. Pero lo cierto es que estaba preparado para lo peor, y me encontré con lo mejor: me emocionó y mucho lo que esperaba que me iba a dejar frío. La primera parte del concierto fue sobre todo hermosa: arrancó con una bella suite de las músicas galardonadas con el Premio Musimagen y siguió con Alita, Battle Angel (19), una música (de Jukie XL) extremadamente básica que consiste en una célula musical que se reitera circularmente a la vez que se va inflando e inflando con música envolvente y creciente. No fue una pieza de interés pero sirvió para calentar el ambiente. Siguieron la maravillosa Akira (88), que a pesar de sus años sigue siendo increíblemente moderna y que fue ejecutada de modo impecable. El huracán en el Auditorio empezaba a tomar forma. Kokaku kidotai (95) -Ghost in the Shell- fue el cierre de la breve primera parte y dejó en el ambiente una estupenda atmósfera, a tenor de comentarios que escuché en la audiencia que no sabían nada sobre esta banda sonora.

Una suite de Blade Runner (82) -las partes más sentimentales, incluyendo Tears in the Rain- recalentó el ambiente tras la pausa, y a partir de ahí el espectáculo más frenético: Jerry Goldsmith se presenció con una interpretación algo irregular de -en estreno mundial- The Hollowgram de Total Recall (90). Y, claro, si programas en mitad de un concierto a Goldsmith es harto probable que tras él todo lo que se escuche sea peor. Pero siendo evidente que Goldsmith está en una galaxia inalcanzable para el resto de los compositores programados, no resultó en absoluto un hándicap para el resto de piezas : recuerdo que algo así sucedió en un concierto del Festival de Córdoba, cuando Roque Baños apareció para dirigir Evil Dead y condenó a la insignificancia varios de los temas que siguieron. No sucedió aquí, y creo que hubo una estrategia inteligente: a Goldsmith le procedió un momento de relax, de descanso, con Cloud Atlas (12), de Johnny Klimek, presente en la sala, antes de que los vientos del huracán musical volvieran a agitar a la audiencia con The Matrix Resurrections (21), del mismo compositor.

Cyberpunk 2077 (20), la música del videojuego polaco, fue una barbaridad: intensa, épica, apabullante. Los temas de sonido estaban muy bien planificados y no sucedió lo que sí había pasado en Mosma con Faltermeyer, así que no hubo molestias ni saturaciones sino un placer a raudales. No conocía la música, tenía estupendas referencias por quien escribió la reseña en MundoBSO, y ha sido un descubrimiento. Quizás Matrix Reloaded (03) fuera una de las más logradas de todas las piezas del concierto. Siguió una notable versión de The Transformers: The Movie (86), con el autor Vince DiCola en el escenario y la actuación de un estupendo cantante (Jadel) y sendas suites de The Terminator (84) y su secuela, con Brad Fiedel al piano. Los bises recuperaron Blade Runner -el tema más animado-, e incluyeron Pacific Rim (13), de Ramin Djawadi, que debía haber sonado el sábado.

Lógicamente, las emociones afloraron al final del concierto por ser también el precipitado final del festival. Fueron emociones clara y manifiestamente compartidas por la audiencia: ese, y no hay otro mayor, es el gran reconocimiento que recibe Fimucité. Del resto de lo que sucedió en el Festival poco puedo decir porque no asistí a la mayor parte, pero la gente interesada encontrará buenas crónicas en SoundTrackFest, que sí estuvo presente esos días. Debo destacar el gran éxito de convocatoria que tuvo la Film Scoring Academy, con la sala llena de gente dispuesta a escuchar a los ponentes. Participé moderando (y opinando!) en una mesa redonda con compositores españoles y constaté el mucho interés que actividades como esta despiertan en los estudiantes: eso sí, mientras no se programen en fin de semana!

Brad Fiedel es un hombre inteligente y de muy grata conversación. Anoche estuvimos hablando un rato antes de la cena. Mi mejor experiencia en el casi escaso contacto que he podido tener con los invitados no españoles ha sido con Dennis Sands, artista e ingeniero de grabación imprescindible para Alan Silvestri. Con cuatro nominaciones al Oscar -siempre con Zemeckis- es un hombre interesantísimo, con el que charlé un buen rato sobre la gran importancia del sonido en el cine. Recibió un premio (el Antón García Abril) y es un reconocimiento que espero reciban más gentes que, aunque no compositores, tanto ayudan a llevar a buen puerto el trabajo de los compositores.

Hoy es un día de disgusto y de tristeza para FIMUCITÉ, pero en esa amargura hay sobradas razones para el orgullo y la satisfacción. El huracán se marchará, habiendo hecho daño. Pero el otro huracán, el de este festival y de su gente (y repito que no voy a nombrar a ninguno de ellos porque no quiero dejar sin mencionar a uno solo de ellos y ellas) sigue aquí para el próximo año volver a hacer zozobrar la ciudad con los vientos de la música de cine. Y en MundoBSO, claro, estaremos para celebrarlo.

Compartir en
 
Anterior
Siguiente
comentarios de los USUARIOS Deja un comentario
Deja un comentario
Atención Una vez publicado, el comentario no se podrá modificar. Publicar
No hay ningún comentario