Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web.
Si continuas navegando consideraramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Cerrar

THE LARGEST SITE OF FILM MUSIC REVIEWS IN THE WORLD! 19 YEARS ON INTERNET
30.896
BANDAS SONORAS
6.515
COMPOSITORES
6.687 OPINIONES DE USUARIOS
SÍGUENOS
USUARIO
 

ÁGORA

PARTICIPA DEL ÁGORA
ARCHIVO

¿ODIAS A ZIMMER?

22/12/2020 | Por: Conrado Xalabarder
DEBATE

Coincidiendo con el estreno de Wonder Woman 1984 (20) nuestro amigo Manuel Báez abrió un tema en El Club MundoBSO que ha generado un interesante debate sobre Hans Zimmer que aquí resumimos, para que quede archivado. Manuel escribió:

"Poniendo por delante que mis compositores de bandas sonoras son otros (Goldsmith, Williams, Herrmann, Silvestri, Horner, Morricone, Newman, Hisaishi y muchos compositores de videojuegos), ¿no créeis que hay un odio excesivo hacia Zimmer? Creo que, en este sentido, su condición de super estrella mediática, que sería lo deseable en muchísimos casos, le juega una mala pasada dentro de los aficionados de este mundo. También la utilización de alumnos, pero al menos Zimmer los reconoce. Recordemos que grandes compositores, antes de alcanzar la fama, hicieron de negros durante años y jamás se les reconoció su contribución a esas películas.

Otro punto por el que se le critica es la homogeneización del sonido de Hollywood. Cualquiera que sepa cómo funcionan la industria y la cultura una vez que se transforman en productos de consumo, entenderá que esto no es culpa de Zimmer. La industria lo toma como modelo porque vende y expulsa a todo aquél que se salga de un modelo predefinido. La industria. No Zimmer. Hoy en día Hesse o Sartre no tendrían cabida en la gran industria literaria, pero eso no es culpa ni de Stephen King ni de Dan Brown. Es culpa de factores económicos, del enlatamiento que sobreviene a la industrialización, de factores socioeducativos y sistémicos.

Se habla de forma negativa de la inclusión de elementos electrónicos, pero eso lleva haciéndose décadas. Vangelis puede gustar más o menos, puede ser menos complejo que otros, pero el uso de elementos electrónicos, ¿acaso le convierte de forma universal e inherente en mal compositor? Los instrumentos electrónicos, de hecho, también tienen elementos de dinámica, agógica e interpretación. Tienen articulaciones propias. Algo sé de esto, como guitarrista eléctrico. Es cierto que hay instrumentos con escasas articulaciones y que simplifican todo, muy lejos de los instrumentos acústicos o de los eléctricos basados en acústicos (como la propia guitarra), pero esto no implica que estén faltos de expresividad.

¿Es tan mal compositor? Para mí no. Es irregular, como tantos otros. A veces hace trabajos buenísimos (a mí Interstellar, guste más o menos, me parece su último gran trabajo, con una narrativa extraordinaria, y Gladiator es una gran banda sonora) y a veces mediocres o incluso malos (insisto, Man of Steel tiene una música que, salvo en lo referido a Clark Kent, parece alejada totalmente de la narrativa de la película). Tiene un puñado de bandas sonoras de gran calidad (The Lion King tiene piezas prodigiosas y funciona perfectamente en su contexto) y otras que, sin duda, lo son menos.

Siendo así, como muchos otros compositores, ¿no creéis que su condición de compositor de BSO más famoso del mundo es lo que realmente despierta las iras contra él? Igual que en el ámbito del rock hay mucha gente que desprecia, por ejemplo, a bandas como Queen, porque son más reconocidos que otros (como Yes o Rush, por poner un ejemplo). Particularmente creo que el linchamiento global es excesivo. Zimmer no es Goldsmith. No es Williams. Creo que sobra decirlo. Tampoco es el primer compositor que mezcla orquestal con electrónico (el propio Goldsmith lo hizo mucho antes). No es un cirujano, como Morricone, ¿pero de verdad se puede hablar de él como si fuera una especie de reguetonero? Creo que, como en casi todos los casos, la pasión puede a la razón. Hay compositores que merecen mucho más. Pero esto no es culpa del propio Zimmer. No es un inútil, ni mucho menos. Tengo mis dudas de que muchos músicos pudieran afrontar con garantías proyectos que ha logrado llevar a cabo con muchísima capacidad. No me gusta el modelo de los alumnos, pero me gusta mucho menos el de los negros en la sombra, nunca reconocidos. No me gusta la homogeneización, pero no existe en la banda sonora, sino en todo el producto cinematográfico en el Hollywood actuál. Si no, pensemos en la cantidad de reboots, remakes, sagas o géneros cerrados que copan casi todas las producciones. Hay pocas películas como Marriage Story (19) y decenas de superhéroes cada año. Esto no tiene que ver con su figura. ¿Cuál es el motivo real del odio a Zimmer?"

-Mario Pons Sansegundo: Es algo excesivo el odio, por no decir repetitivo. Siempre es lo mismo en cada uno de los trabajos que lanza. Reconozco que para mí estos últimos años ha dejado de ser un imprescindible pero mi aceptación la ganó hace ya años con muy buenos trabajos. Tu reflexión es correcta, en efecto.

  • Manuel Báez: me pasa lo mismo, no veo una BSO suya memorable desde 2014, pero tiene trabajos buenísimos. No todo el mundo puede tener una carrera de 50 años a un nivel altísimo, realmente eso pasa muy pocas veces... Que se haya acomodado es hasta normal, máxime con la forma de funcionar de la gran industria.
  • Mario Pons Sansegundo: Efectivamente. Su última gran bso para mí es también Interstellar. Desde entonces, mi interés ha sido nulo en casi todos sus proyectos recientes. Pero como bien dices, tiene The Lion King, Gladiator, The Last Samurai, Inception, The Da Vinci Code, incluso Crimson Tide o The Rock! Pero hay gente que se empeña en criticarlo por todo lo que tu mencionas sin él tener la culpa del todo.

-Jose Antonio Guisado Cristóbal: Querido amigo, mi más sincera felicitación. Pero no solo él, si no sus más fervientes admiradores, también somos tratados como apestados, por gente que se cree intelectualmente superior por preferir a Zimmer antes que a Williams o a Goldsmith, de los que también se puede ser adoradores de esos dos dioses, sin ninguna duda.

  • Manuel Báez: a mí (opinión personal) me parece que está un escalón por debajo. Pero es que a veces me parece que se le trata de inútil para abajo y eso es muy injusto. Y se le achacan cuestiones de las que no es, en absoluto, culpable...
  • Acaimo González Sarmiento: A ver, a mí comparar a Zimmer con Goldsmith o Williams es que me provoca la risa floja. Pero dicho esto, también me provoca la misma risa cuando comparan con estos dos genios a gente como Silvestri o Elfman. Pero entiendo que no todos los compositores pueden ser genios y que podemos disfrutar muchísimo con las obras de gente que es más irregular pero que también tiene sus momentos de inspiración. A mí particularmente Zimmer me parece algo cansino pero tiene muchas bandas sonoras que me gustan. Lo veo poco sofisticado y muy tendente a llenar sus vacíos estructurales con mucho ruido (aunque muy molón, eso sí). Pero es autor de unos de mis placeres culpables: Drop Zone

-Angel Valverde: Muy bien explicado, totalmente de acuerdo. Yo comparo a Zimmer con lo que en el pop llaman mainstream, y a mucha gente no le gusta admitir que forma parte de la masa, por lo que reniegan de ello. ¿A cuanta gente no le gusta U2 desde que se volvieron mainstream? pues eso. Zimmer es un gran cineasta, un gran director de equipo, y siempre ha reconocido que no llega a compararse con sus ídolos Morricone o Williams; pero se ha hecho un huequito en el que sus ídolos no pueden hacer lo que él hace. ¿Parece fácil? no lo es.

-Carles Robert Bassa: En efecto, es una buena reflexión. Desde mi punto de vista sí existe una parte de los aficionados que lo denuestan casi por norma. Pero en tu reflexión se mezclan dos cosas que no quedan claras: hablas de Zimmer como compositor y/o cineasta indistintamente y eso es importante distinguirlo. Puede gustar Zimmer como compositor y cineasta. Puede gustar Zimmer como compositor y no como cineasta (o ni siquiera tener idea de lo que ello significa). Puede no gustar Zimmer como compositor y sí gustar como cineasta (mi caso, por ejemplo, en varios de sus trabajos). Y también puede no gustar como compositor ni cineasta. Para mí, es un compositor de recursos limitados (aunque sean electrónicos), que necesita 20 ayudantes para conseguir el sonido que quiere porque simplemente él no puede o no tiene la técnica para hacerlo (al nivel en que está puede pedir una semana más si la necesita, si Shore, Broughton, Goldenthal, Morricone, Goldsmith, Horner, Williams podían hacerlo todo en cinco semanas con, a lo sumo un ayudante, ¿por qué no él?). A su vez, es incapaz de desarrollar temas musicales de una forma profunda -en su reelaboración- a lo largo de una película. En cambio, como productor sea probablemente el mejor que exista y mucho mejor cineasta que la mayoría de compositores actuales (ahí están Gladiator, The Lion King, Inception para demostrarlo).

Tal vez lo que saque de quicio a muchos aficionados es la desproporción entre la fama adquirida y sus cualidades como compositor, o tal vez sea su éxito de blockbuster en blockbuster, mientras otros compositores con iguales o más aptitudes se dedican a hacer telefilmes y tráilers porque no hay nada más. Ahora, en el Club, si se quiere defender a Zimmer como compositor que se demuestre, pero eso hay que argumentarlo... si solo es me gusta o no me gusta, pues para mí es un debate estéril. Como cineasta se puede argumentar también (adelante, yo os apoyo ahí). Ah, pero que a lo mejor entonces corremos el riesgo de ser intelectualillos.... bueno, pues menos mal que algunos hay: yo disfruté, agradecí y aprendí muchísimo de la Troya de Yared por letra y boca de muchos amigos del Club. Invito a los fans de Zimmer a hacer lo mismo con alguna de sus películas.

  • Manuel Báez: Me refiero a compositor de cine, específicamente. Igual que hay especialistas en efectos especiales en cine (y los hay fuera del cine), operadores de cámara de cine y guionistas de cine. Y siguen siendo guionistas, aunque sean cineastas, ¿verdad? No creo que la palabra esté mal utilizada, sinceramente. Estamos en un foro de bandas sonoras. Cuando hablo de compositor me refiero, explícitamente, al papel de compositor dentro del cine, como parte de la obra en conjunto, no aislado de la misma. Cuando lo hago de otra forma, en este espacio, lo explicito así.
  • Carles Robert Bassa: por cierto, si hablamos de él como compositor fuera de contexto, me parece muy muy muy inferior a muchos otros y en esto coincidimos. Mismamente cualquiera de los que he citado tienen obras que son magníficas como música, no como composición musical inmersa en el cine. Nada que ver, para mí está a años luz en este sentido respecto a otros.

-Viceconte Roberto: Coincido totalmente. Verás, hace 20 cuando supe del estreno de Gladiator me decepcionó que el compositor fuera Zimmer. Yo esperaba acordes sinfónicos y épicos para una de romanos y deseaba a David Arnold por sus creaciones (pre-Bond) Con nostalgia pensaba en Rózsa o Alfred Newman. Pero el inicio, con sones de guitarra (tal vez por el origen español del general) me cayó mal. A partir de ahí todo mejoró y me fui con una gran imagen de Zimmer. Hurgué en sus obras (solo conocía The Lion King) y me encontré con un estilo distinto al que disfruto, no menos bueno para mí. Muchas veces la música en el filme solo sirve en la pantalla. Con Zimmer disfruto tambien con su sola audición. He percibido odio en quienes no les satisface. Allá ellos. Hay un compositor (que no mencionaré) de la era dorada y al que me referí, diciendo que desagradaba. Me saltaron al cuello. Son los odiadores seriales anti-Zimmer tal vez.

-Juanjo Technoir: En mi caso no es por la electrónica. Yo escucho música electrónica y experimental y por ejemplo me gusta mucho la que hizo Daft Punk para Tron: Legacy. Es porque la de Zimmer (no solo, me refiero a la música de blockbuster de estos últimos años) en general, me parece tópica, repetitiva y simplona. Abusa de la percusión y aporta poco a la narración o al tono emocional, solo subraya lo obvio.

Todo esto, así en general. Interstellar me gusta e Inception tiene sus momentos. Aunque ya le tenía cierta aversión de antes, creo que devino manía a raíz de la decepción de Blade Runner 2049.

  • Manuel Báez: esa BSO es un desastre, sobre todo porque se queda a medio camino de imitar (mal) a la original y no aporta nada nuevo, ni a los personajes, narrativa, dramaturgia ni a nada... Gladiator sí tiene un toque narrativo mucho más interesante. Interstellar (cómo crecen los temas, a veces adelantándose a la narrativa y el arco, especialmente con Murph), Interstellar, The Lion King... y creo que en su mejor época sí aportaba a la narración y el tono. Ojo, en los últimos seis años, no. Para mí ha perdido, se ha acomodado y se ha dedicado a elaborar productos demasiado industrializados, en el peor sentido: cadena de producción. Y sí, Hollywood está retrocediendo. La música como excusa para hacer trailers de dos horas.

-Acaimo González Sarmiento: Estoy totalmente de acuerdo con esa afirmación. Tengo muchas bandas sonoras de Zimmer y cuando apareció en los 90 me pareció un soplo de aire fresco. Mi principal crítica hacia él es que su modo de trabajar ha influido hasta tal punto que se ha convertido en el único posible en Hollywood. O suenas a Zimmer o no compones. Pero eso tampoco es culpa suya: el hace su rollo, si luego la industria lo ha tomado como canon... Yo creo que su éxito se debe a que los cineastas de ahora son gente que fue niña/joven en los 70-80, cuando la música rock/pop se convirtió en EL referente. Para los productores anteriores, la música lujosa seguía siendo la sinfónica, pero el paradigma ha cambiado y ahora los sinfónico les suena viejo. Solamente se lo permiten a Williams porque es una vaca sagrada, y si nos ponemos, al propio Williams solo se lo permiten en Star Wars, porque se ha convertido en la marca de fábrica de la saga; cuando hace otras cosas como War Horse, le llueven palos.

Y Zimmer es un señor que proviene de la tradición del pop. No solo su sonido sino su manera de trabajar. Una canción de éxito la hace un compositor, un letrista, un cantante, luego llega un productor y mete mano… Es, por así decirlo, un trabajo de equipo. Y eso es lo que ha hecho Zimmer en su estudio y a muchos todavía les (nos) parece raro porque estamos acostumbrados al mito del compositor solitario delante de su piano (por más que sepamos que la gran mayoría de músicos de Hollywood ya desde antes de Zimmer tenían grandes equipos con orquestadores, copistas e incluso compositores en la sombra). Al menos, una cosa que siempre he apreciado de Zimmer en su honestidad a la hora de reconocer a sus colaboradores: no oculta que en sus partituras trabaja más gente. Dicho esto, me parece un compositor que puede crear melodías muy bonitas pero que, en líneas generales, no creo que haya creado nunca una obra maestra. Está en la línea de los competentes, según mi muy subjetivo y discutible criterio.

  • Dion Baillargeon Binimelis: Comparto el comentario de Acaimo, y lo resumo en una frase que refleja, también, mi propio sentir: no odio a Zimmer por lo que hace, sino por lo que le ha hecho a la música de cine.
  • Manuel Báez: como digo, para mí no se lo ha hecho él... Se lo ha hecho la industria. Es como dice Acaimo González Sarmiento, no es culpa suya. Él tiene un método, le ha funcionado, ¿pero quien lo impone es Zimmer?. ¿Es él el que relega al olvido a los compositores de cine que tienen otro método? No. Es la industria. Y él no es la industria. Es un trabajador de la industria. Si él fuera la industria, cuando quiso hacer un sindicato no habría fracasado. Es más, ¿no necesitaría hacer un sindicato?
  • Dion Baillargeon Binimelis: Efectivamente. Pero es que no estoy repartiendo culpas sino, simplemente, odios. Tampoco los reggaetoneros tienen culpa de que su música esté en todas partes. ¿Les odio? Sí.

-Coque Cano Arañó: Pues yo no entiendo quienes consideran a Zimmer ajeno a la situación actual de la música de cine. Vamos, que no tiene culpa de que su estilo haya invadido Hollywood. Para empezar es su creación y para continuar, no veo yo que se le haya escapado de las manos, antes al contrario pues controla al 100% el cotarro. Otra cosa es que sea más o menos buen compositor de cine, que, según mi opinión, ha demostrado en muchas ocasiones (sobre todo al inicio de su carrera) que cuando quiere, puede. Yo no criticaré sus scores si me gustan (sin ir más lejos su reciente WW84 es muy disfrutable, aunque de una simpleza abrumadora), ni me cargaré sistemáticamente lo que haga, pero de ahí a ponerlo en un pedestal como se le pone... Pero su mala influencia en el cine, que ha perdido la música en favor de ambientación y efectos sonoros, si que es criticable. Seré anticuado, pero lo critico abiertamente

  • Manuel Báez: me parece que a tu análisis le falta contexto. Me explico. No es su modelo ni su creación. Es el modelo industrial y la adaptación de este al formato banda sonora. Esto, que parece una tontería, es crucial. Como he dicho, Zimmer es cómplice. Y es criticable. Nadie le pone una pistola en la cabeza y lo hace libremente. Ergo, se le puede criticar. Pero si no hubiera sido él, habría sido otro. No es su modelo, es el modelo económico-productivo que impera en la industria masiva de la cultura. Y Hollywood es industria masiva de la cultura. ¿Sabías que en un guión cogen la idea de un guionista y contratan a guionistas desconocidos que trabajan para productoras a tiempo completo para que la dividan y dividan y dividan... y la transformen en 4, 12 o 20 guiones diferentes con las mismas ideas básicas? Seguro que te suena... Al final es una suerte de producción en cadena de la creatividad. Si te interesa la economía verás que es algo sistémico. El modelo iba a llegar sí o sí. Porque al resto de la cultura ya había llegado y es el modelo productivo mundial. A Zimmer se le puede acusar de ser cómplice, y ahí estaré totalmente de acuerdo. Pero lo que demuestra que es el modelo el que le domina a él, y no al revés, es que no ha sido capaz de hacer un sindicato. Si dominara el cotarro, habría sido capaz de hacer lo que le diese la gana.
    Ahora, que haya formado parte y se haya plegado a esa música que suena de fondo, que está ahí muchas veces para no ser percibida, etc... sí. Se ha plegado y se le puede criticar perfectamente. Es decir, hay una parte en la que estoy de acuerdo contigo, pero en lo demás, si analizas la evolución de la banda sonora desde Alexander Nevski hasta hoy, verás que la música ya había ido perdiendo cada vez más protagonismo en Hollywood. Porque el cine hace mucho que no es artesanía allí, sino producción en cadena, donde se minimizan los riesgos. Ahora, que él podría no haber pasado por el aro (aunque lo hubiera hecho otro), eso seguro. Y eso siempre es criticable. Me parece bien tu postura, criticarle eso, pero no decir que es un inútil o una basura, que conste.
  • Coque Cano Arañó: Todo lo que dices está muy bien Manuel. Aún y así no estoy de acuerdo con determinadas lecturas demasiado genéricas o académicas y que creo que dejan a un lado la intervención o implicación de personas concretas, como Zimmer, en lo que ocurre. El ideal de compositor que hace de forma artesanal y sin ayuda todos y cada uno de sus scores no existe, pero no desde Zimmer. Es evidente que un compositor de cine siempre ha estado sujeto a condiciones laborales que no tienen compositores de música de concierto, lo que les obliga a delegar. Pero cuando tu te limitas a hablar de modelo desde el punto de vista de modelo económico, pues no estamos hablando de lo mismo y creo que te desvías de la premisa de tu primer post. No hay un odio (que por cierto, no considero excesivo) a Zimmer como compositor sino por crear, vender y potenciar hasta el hartazgo un modelo de banda sonora (utilizo deliberadamente esta acepción en lugar de música pues suele desmarcarse de este concepto) que no solo le ha llenado y le llena continuamente los bolsillos (chapeau para él), sino que se ha cargado de raíz toda la tradición musical del cine.
  • Manuel Báez: estaría de acuerdo contigo si no fuera porque mucha gente lo califica directamente como basura por su obra, de forma genérica, no por este motivo. Y no hablo ya de este grupo, sino en muchos espacios. Las demás críticas, esté de acuerdo o no, me parecen lícitas.
  • Coque Cano Arañó: Zimmer no es basura. Es un compositor con muchos aciertos y que ocasionalmente me gusta mucho. Es más, me atrevería a decir, por lo que se intuye, que es un tipo muy majo, y además listo y muy profesional.
  • Manuel Báez: por eso digo, mi reflexión va más por el lado del odio desmedido, que califica toda la obra en base a otras cuestiones. Lo otro es para charla larga (aunque a otros no les guste), estamos de acuerdo en muchos puntos de esa crítica. A día de hoy, tiene poder suficiente como para poder hacer las cosas de forma diferente. Tiene elección, y elige no hacerlo para llenarse los bolsillos, como apuntas.

-Guillermo De La Peña López: A todos los fans de Zimmer que están aprovechando este post para asomar la cabeza y mostrar cuán enfadados están de que Zimmer genere tanta manía (y soltar alguna locura más bien propia de intentar contrarrestar tanta oposición, como que es mejor que muchos clásicos. Telita), yo les diría que deben comprender que hace mucho tiempo que Zimmer dejó de ser SÓLO un nombre de una persona para ser más cosas: un adjetivo, una etiqueta, y un modo de hacer las cosas en toda la industria mundial. Bien, pues es contra ESO contra lo que muchos cargamos, no contra Zimmer como compositor que tiene en su haber obras brutales y una mayoría de cosas del montón que digo yo que podrán ser criticadas sin que ello nos convierta en haters. Pero nos guste o no, él es también la cara visible de todo ese devenir. ¿Tiene Zimmer culpa de todo eso? No, como dice Acaimo... pero también sí, como dice Dion. Tal vez Zimmer no tiene culpa de que la inmensa mayoría de los trajeados fumapuros del mundo quieran música que suene a él. Pero él mismo tiene también culpa de INFESTAR la industria con cientos de minions que no hacen más que ruido intentando sonar como papá.

  • Manuel Báez: está claro que es cómplice por lo último que apuntas. La culpa no es suya, la complicidad sí. Es decir, se ha plegado a lo que la industria demanda y entiendo que sea criticado por ello, porque es su decisión y nadie le ha apuntado con una pistola para obligarle a hacerlo. En eso tienes razón. Ahora, el sistema de industrialización cultural, la producción cultural en cadena no la ha creado él. En bandas sonoras puede parecer que es así, pero era, por desgracia, el camino natural.

-Ricardo Boya: Pues yo debo funcionar al revés que todo el mundo porque antes lo ponía a parir y cada vez lo defiendo más, como músico me parece de lo más normalito, pero cada vez admiro más su capacidad de trabajo y de cambio de registro, y aunque para escuchar en cd en casa muy pocas bsos suyas son buenas, en lectura de imagen no se le puede discutir, al revés que muchos musicazos

-David Javier Morhaim: Hay que tener en cuenta que esto no es nuevo! Los estudios Universal en los años 50 había en el staff cinco compositores orquestando y arreglando la música que el estudio tenía en stock. Entre esos compositores estaban Henry Mancini y Herman Stein por ejemplo...

-José Manuel Rosas Vázquez: Es mi punto de vista personal. Zimmer es un genio musical, un gran compositor, que te puede musicalizar peliculas a nivel muy simplistas (12 Years a Slave) hasta realizar grandísimos proyectos (The Last Samurai, The Thin Red Line, Gladiator). Se le critica mucho por el uso de compositores adicionales, que muchos compositores también lo han hecho, y cito por ejemplo Beltrami, Elfman, Debney, Ottman, LoDuca, con la única diferencia de que Zimmer sí les da crédito. Zimmer es marketing también, se ha sabido posicionar como un producto de calidad en las esferas de Hollywood, de ahí que muchos compositores son rechazados y terminan en Remote Control Productions buscándolo a él directamente, y Zimmer tomando el proyecto o derivándolo a alguno de sus co-compositores. No fue el creador de la unión del sintetizador y la orquesta. El maestro Goldsmith y Williams lo han hecho. Pero el sonido de la música sí fue innovador a tal punto que se le conoció durante los 90 como el sonido Media Ventures debido a que las piezas musicales te atrapan, y podemos decir pero es que esa pieza musical se parece a esta que escribió en otra película o es que esta pieza musical es variante de esta otra, si lo sabemos pero te atrapa. Quizás no ha tenido piezas musicales claves que en cuanto uno las escucha puedas saber que pelicula es, a diferencia del maestro Williams, que en cuanto escuchas la pieza musical inmediatamente reconoces la película.

Lamentablemente, la creatividad musical ha sido limitada. Y por ha sido limitada me refiero a que en las esferas de Hollywood, los productores o directores no arriesgan y toman como referencia la música de otras películas y solicitan que su película suene a otra película dejando cerrada la creatividad al compositor. Si no te adaptas desapareces del mapa. Los que lo odian creo es por no compartir el tono musical que proporciona Zimmer, quizás no son fans del compositor, o no son afines a la música, y esperan obras sinfónicas puras. El problema no es que Zimmer no te la pueda proporcionar, el problema es que ya no es decisión de él y o de cualquier compositor. Creo que las grandes obras sinfónicas quedaron en décadas pasadas, con North, Goldsmith, Williams, Korngold, Tiomkin, Rozsa, Morricone, Broughton. E intentar poner ese estilo musical en una película en estos tiempos pues bueno creo con Troy de Yared sabemos que puede pasar y lo frustrante que puede ser. Solo nos quedan el maestro Williams, Shore y Broughton vivos como los ejemplos vivientes de ese sinfonismo puro, grandioso y elegante. Sus edades ya no les permite tomar proyectos en cantidad e incluso quizás ya no es recomendable por salud someterse a ese estrés que implica. ¿Qué pasará el día de mañana en que inevitablemente la llama de sus vidas se apague? ¿Alguien tomará esa batuta y continuará ese legado? ¿O definitivamente entraremos a la época en que las grandes obras sinfónicas solo serán un grandioso recuerdo para continuar en estos terrenos de música mas comercial?

-Ramon Lamarca: En pocos casos he tenido la necesidad imperiosa de gritar metafóricamente a los músicos algo tipo: ¿podríais dejar de tocar de una (improperio) vez?. Una de ellas fue con el muermo de L'année dernière à Marienbad y la otra con Dunkirk y un poco con Interstellar. Es una sensación extraña pero que me sitúa totalmente fuera de la película con unas ganas tremendas de pedir que le den un calmante o una hora de recreo al organista y sus amigos. Es un nuevo concepto de música de cine, no es ni diegética ni no diegética pero directamente un coñazo que interfiere en la película del mismo modo que el reproductor de música portátil a todo trapo en la playa interfiere con el sonido del mar.

  • Acaimo González Sarmiento: Puede ser, pero recuerda que en eso también influye el director y los productores. No es la primera vez que leo a un compositor quejarse de que él quería dejar escenas sin música pero se lo impusieron. Lo mismo esos casos son culpa de Zimmer, pero sospecho que Nolan ha tenido mucho que ver, porque Hans se pone especialmente pesado cuando pone música a sus películas.
  • Ramon Lamarca:sin duda, pero en este caso el compositor ya no es un cineasta sino un mandado.
Compartir en
 
Anterior
comentarios de los USUARIOS Deja un comentario
Deja un comentario
Atención Una vez publicado, el comentario no se podrá modificar. Publicar
No hay ningún comentario