Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web.
Si continuas navegando consideraramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Cerrar

THE LARGEST SITE OF FILM MUSIC REVIEWS IN THE WORLD! 17 YEARS ON INTERNET
27.111
BANDAS SONORAS
5.735
COMPOSITORES
6.099 OPINIONES DE USUARIOS
SÍGUENOS
USUARIO
 

ÁGORA

PARTICIPA DEL ÁGORA
ARCHIVO

EL CONTROL DE LA MÚSICA

05/05/2016 | Por: Conrado Xalabarder
TEORÍA

Francisco Sáiz propone un tema para el Ágora que es sumamente interesante:

Siempre me he preguntado qué sería de las películas si no tuvieran música. Hay películas y muy buenas que no tienen música, ni la necesitan, pero las que la tienen y necesitan son la absoluta mayoría de ellas. ¿Pero por qué? Gracias a vosotros ya sé que no solo está para transmitir emociones, que sirve para informar cosas al espectador (como lo de que el tiburón está sin que lo veamos) pero no siempre sucede que la música informa y a veces no entiendo muy bien qué hace en la película.

--------------------------------

¡Bueno, no pocas veces yo tampoco sé muy bien qué hace la música en algunas escenas y en algunas películas!. Lo peor que tiene el uso de música en el cine es que sirva para remendar, parchear y taponar agujeros del filme. Se usa para eso también, pero nada tiene que ver con su enorme utilidad narrativa.

El tema que planteas tiene muchas respuestas y abre muchos frentes, tal es la magnitud y complejidad (e importancia!) de la música en el cine. Aquí, en el Ágora, intentaré ir comentando todos esos frentes en distintas ocasiones, pues es algo imposible de desarrollar -más allá de titulares escuetos- en un solo texto. ¿Por qué el cine necesita la música?: transmitir emociones, dar informaciones, acompañar, enfatizar, etc etc etc. Todo eso es correcto, pero yo creo que el máximo objetivo de la música en el cine -y no hay nada más importante que eso- es meter al espectador en la película. Meterlo y que no salga de ella.

Transcribo dos párrafos de mi libro El Guion Musical en el Cine que creo vienen a colación:

"Es muy importante tener en cuenta que en el mundo real, el de nuestras vidas diarias, no existe per se música: no paseamos acompañados por bellas melodías ni nuestras preocupaciones son reforzadas por músicas serias. En el mundo real elegimos la música que queremos en nuestro espacio, bien porque la incorporamos (poniéndola), bien porque aceptamos la que han incorporado otros (nos gusta la música que han puesto en otra habitación y acogemos favorablemente que esa música invada nuestra habitación), o bien porque acudimos a un lugar donde ponen una música que nos gusta (un local o un concierto, por ejemplo). En cualquiera de esas opciones, la existencia de música es una elección. Por el contrario, si entramos en un local donde no nos gusta la música, no tardaremos en marcharnos o la sufriremos si no podemos marcharnos; y si nuestro espacio es invadido por una música que no aceptamos, protestaremos o tendremos que sufrirla si no hay otra opción. Y eso nos resultará mucho más molesto que si la invasión sonora fuera la de unos niños gritando o unos perros ladrando: los niños o los perros son lo inevitable (hasta cierto punto) y ya callarán; la música no bienvenida nos ofende por lo que tiene de invasión del espacio vital propio, y bastante más que los gritos o ladridos.

En las salas de cine, cuando se apagan las luces y comienza la película, se acaba la vida real hasta que la película termine y vuelvan a encenderse las luces. Y si en ese período la música que invade nuestro espacio nos es grata, pues bien; pero si es ingrata, pues también. Podremos llegar a sentirnos incómodos o molestos pero ¿alguna vez te has ido de una sala de cine por la música? En la vida real, somos sujetos activos y, como tales, podemos defendernos de la música marchándonos o apagándola; en el cine, no podemos hacerlo porque somos sujetos pasivos. En la vida real, controlamos la influencia que pueda tener la música en nosotros; en el cine, es la música la que nos controla. Ese es parte de su poder."

La música -como lo son los demás elementos que hacen cine- es una herramienta de manipulación, lo que es absolutamente lícito. Y si forma parte del cine es en realidad para contribuir a esa manipulación, del mismo modo que manipula el montaje, la cámara, los intérpretes... observa lo que sucede, por ejemplo, con los niveles de percepción en los que puede ubicarse la música, cuando es puesta para ser escuchada por el espectador o cuando se aplica solo para ser oída, pero no escuchada.

Cuando la música se escucha estará en un primer plano y el espectador, siendo consciente de su presencia, podrá tener una participación más activa; cuando solo se oiga, pero no se escuche, estará en segundo plano y el espectador, no siendo consciente de su presencia, será pasivo ante su influencia. La música que se oye pero no se escucha llega al espectador por los cauces de lo inconsciente. En el plano de la consciencia, el espectador podrá tener cierto control sobre el impacto emocional o la información que transmita la música; en el plano de la incosciencia, el espectador, no percibiendo el impacto emocional o la información que transmite la música, queda bastante indefenso y a merced de la música.

Ambos planos de percepción son, sobra decirlo, especialmente importantes en el lenguaje cinematográfico de la música, pero es importante remarcar que allá donde la música no es escuchada (no hay consciencia de que está) muchas cosas pueden ser explicadas sin que el espectador llegue a percibir que le están siendo explicadas, como por ejemplo cuando la música niega lo que explica la escena. Es lo que relatamos en el capítulo 3 de Lecciones de Música de Cine y forma parte indisociable del cine, tanto en la corroboración como en la contradicción: la música sirve para ejercer un control dramático y explicativo sobre el espectador. Lo que no sucede en la vida real.

Y esto es solo una respuesta pequeña a una pregunta muy grande. Seguiremos explorando el tema.

Compartir en
 
Anterior
Siguiente
comentarios de los USUARIOS Deja un comentario
Deja un comentario
Atención Una vez publicado, el comentario no se podrá modificar. Publicar
No hay ningún comentario