Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web.
Si continuas navegando consideraramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Cerrar

THE LARGEST SITE OF FILM MUSIC REVIEWS IN THE WORLD! 20 YEARS ON INTERNET
34.127
BANDAS SONORAS
7.208
COMPOSITORES
7.221 OPINIONES DE USUARIOS
SÍGUENOS
USUARIO
 

ÁGORA

PARTICIPA DEL ÁGORA
ARCHIVO

LAS VOCES DE MORRICONE

31/05/2022 | Por: Conrado Xalabarder | 1 comentario
OTROS TEMAS

Conrado Xalabarder e Iris Roger Castro firman esta disección de la música de Ennio Morricone para La migliore offerta (13), de Giuseppe Tornatore, específicamente los dos tipos de música que pertenecen al protagonista: la de su obsesión y la de su pasión, así como su demoledor final.

Compartir en
 
Anterior
Siguiente
comentarios de los USUARIOS Deja un comentario
Deja un comentario
Atención Una vez publicado, el comentario no se podrá modificar. Publicar
Usuario: Ángel González
Fecha de publicación: 01.06.2022
Más que una historia de obsesiones y pasiones, yo creo que es una historia que habla de la incapacidad de aceptarse y del engaño (a los demás y a uno mismo). Habla de inseguridades, de miedos y creo que lo aborda de una manera muy inteligente.

El engaño a los demás es obvio, evidenciado por un protagonista, con ausencia de empatía social, que tima sin escrúpulos para su propio beneficio.

Y luego está el engaño a sí mismo, pues la película expone cómo Virgil lidia con sus propios fantasmas, con su falsa seguridad y con su propia vulnerabilidad que lo oprime por dentro.

La primera escena nos muestra lo superficial de manera excelente, remitiéndonos a un estilo de vida juzgado habitualmente como artificial. Y así se nos va presentando al personaje hasta que la música exponga la fragilidad interna de Virgil. La escena con los cuadros, con esas voces ("de quien ha amado", como llega a decir) superponiéndose, es sublime. Desnuda al protagonista haciéndonos partícipes de su fragilidad, de su frustración ante la falta de mostrar amor, no porque no lo sienta, sino por su incapacidad para trasnmitirlo.

Pero Morricone no solo trae a la vida sus miedos y frustraciones, sino también su voz interior más honesta: ese sentimiento que nunca se ha permitido que aflore (ese amor en sentido amplio, que le permita empatizar a nivel emocional).

Para mí, lo maravillosa de esta película no solo es su plasmación musical perfecta de los fantasmas interiores, sino también su brillante resolución cinematográfica (y comprendo aquí lo musical).

No creo que el final hable tanto de un Virgil que espera a su amada, sino que pienso que Virgil realmente ha interiorizado el engaño que ha sufrido. Pero eso no quiere decir que acepte el engaño, sino que lo obvia. Al final ella ya no es un fantasma más para Virgil, sino que es algo peor: una realidad ficticia.
Responder
Atención Una vez publicado, el comentario no se podrá modificar. Publicar