Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web.
Si continuas navegando consideraramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Cerrar

THE LARGEST SITE OF FILM MUSIC REVIEWS IN THE WORLD! 18 YEARS ON INTERNET
30.226
BANDAS SONORAS
6.372
COMPOSITORES
6.540 OPINIONES DE USUARIOS
SÍGUENOS
USUARIO
 

24. SEASON 3

INFORMACIÓN DISCOGRÁFICA
Compositor: Callery, Sean
Sello: Digital
Duración: 115 minutos
INFORMACIÓN DE LA PELÍCULA
Título original: 24. Season 3
Nacionalidad: EE UU
Año: 2004
ARGUMENTO

Tercera temporada de la serie 24 (01)

PUNTUACIÓN MUNDOBSO
6
PUNTUACIÓN USUARIOS
6
Puntuar
Compartir en
COMENTARIO MUNDOBSO

Reseña de Mario Pons Sansegundo:

En esta ocasión, la mayoría de la música de la temporada vuelve a quedar fuera de la edición discográfica aunque haya mucha más que en la primera de la serie. Sean Callery se centra mucho más en la acción en una temporada muy superior a la segunda. Ya comentamos en MundoBSO la primera y segunda temporada y hasta ahora teníamos varios temas para la serie que aún seguirán siendo importantes: por supuesto, el tema de "24" o el de Jack Bauer, que vienen siendo el mismo. Éste será el más destacable de la serie y el que más veces aparezca. Teníamos también el tema de la familia, un tema magnífico y muy sentimental y dramático que por desgracia ya no aparecerá tanto ya que Jack no tiene a su familia al completo: aparecerá en algunas ocasiones durante esta temporada porque su hija Kim estará trabajando en la CTU con él y también en un momento en concreto cuando Jack Bauer mata a Nina Myers, la que hasta ahora era su archienemiga. Y lo hará a sangre fría, tal como se sirve la venganza.

En la segunda temporada fueron importantes los temas del presidente David Palmer que aún seguirá su curso durante esta y el tema de amor entre Kate y Jack, cuyo tema desaparecerá porque ambos han cortado su relación entre la segunda y tercera temporada, algo que no aparece en la serie pero se comenta al principio de ésta tercera parte. También un tema que sí aparecerá en esta temporada y es el tema de David Palmer en lo que sería la victoria del país ante el terrorismo. Pues bien, ya tenemos algunos temas que continuan con nosotros en la tercera temporada: el de "24" y Jack Bauer, el de la familia, el de David Palmer y el de la victoria del país ante el terrorismo. Para esta tercera temporada se creará un tema bastante insulso para el primer villano de la temporada: Ramon Salazar. También se incluirá un tema un poco más sentimental para la doctora Anne Packard, nueva y parece que íntima compañera del Presidente, quién ya no está con su ex mujer Sherry Palmer aunque ésta volverá a dar problemas en la tercera temporada hasta que en el final de ésta, sea asesinada.

El tema de Anne Packard es más dramático y en ocasiones hasta parece romántico (tiene un estilo muy similar a las melodías más típicas de Thomas Newman con algún solo de piano que incluso parece calcado). Pero para temas nuevos, si hemos de destacar la gran ausencia es la de un tema heroico para Chase Edmunds, uno de los personajes nuevos más increibles de la serie y que por desgracia solo durará una temporada. Ocurre lo mismo con Tony Almeida, el segundo protagonista de la saga, quién sigue sin tener un tema propio durante la serie. Una de las incoherencias más importantes en cuanto a narrativa musical en la serie (que en su 95% es impecable en ese sentido) es un tema que aparece tanto en esta tercera temporada como en la sexta y después en "24: Live another Day". Es el tema de Michelle y Gael siendo la despedida mutua entre ambos personajes cuando Gael está a punto de morir a causa del virus mortal que ha sido esparcido en un centro comercial pero aquí no muere este tema. Volverá a aparecer en la sexta temporada en un momento que ni incumbe a los dos personajes ni tiene nada que ver con esta escena y después en "Live another Day" antes de la supuesta muerte del nuevo presidente de Estados Unidos: James Heller.

En esta temporada no encontramos ningún tema para personaje que sea nuevo pero sí brillantes composiciones para escenas en concreto y es que Sean siempre sabe cuando introducir música memorable para las escenas que también sean memorables en la serie: quizá de estas no hay muchísimas como en otras series del calibre de Juego de Tronos o Breaking Bad pero cuando las hay, pocas series pueden superarlas. Hay un capítulo en particular, el 18 de la tercera temporada, que es extredamente brillante tanto cinematográficamente como musicalmente. Jack Bauer ha de tomar como rehén al propio director de la CTU, Ryan Chappelle, por orden de Saunders, el archienemigo de la temporada. Éste morirá en una hora determinada sino se cumplen ciertos requisitos y hay uno que al final no se puede lograr. Cuando Jack se da cuenta de que no hay más tiempo, se dirigen a la zona en la que Ryan Chapelle ha de morir, una estación de tren abandonada.

El compositor juega entonces con el engaño, pues antes de llegar a la zona del asesinato, juega con música misteriosa pero con algo de esperanza en la misma y luego para rematar, incluye música muy heroica con el tema de Jack Bauer por en medio: hace pensar al espectador que Ryan puede tener alguna opción de salvarse y que al final el último requisito se cumplirá... pero ya nos deja ver en la siguiente escena que esto no va a ser así.

Uno de los momentos más perfectos de la serie tiene presencia en este mismo capítulo 18, al final del mismo: la muerte de Ryan Chappelle. Jack Bauer está obligado a matar a su amigo, un personaje que empiezas odiando al comienzo de la serie y de hecho aún sigues teniendo en la lista negra hasta este instante. Hasta el último momento Jack intenta buscar una solución pero al final, no hay manera de encontrarla y es que no siempre todo puede ser bonito en la vida. Ryan, quién intenta escapar durante la temporada pero que siempre es pillado por Jack, acaba aceptando su final y Jack acaba apretando el gatillo por la espalda y matando a su compañero. "God forgive me..." o "Que Dios me perdone..." son las últimas palabras antes del disparo, cuyo track acaba con el sonido impactante de éste y al final del capítulo recibimos un reloj silencioso. No hay música ni sonido. Musicalmente, la escena está captada de maravilla: música tenebrosa y misteriosa, con una melodía muy castigada y una instrumentalización arisca pero a la vez intensa. Un poco de piano y cuerda además de un tono muy americano, por supuesto, para el momento de redención de Ryan Chapelle y sus intentos de matarse a sí mismo, quién no acaba teniendo valor para hacerlo. Finalmente, música "in crescendo" de angustia y preocupación hasta que el momento llega. En el enlace de Youtube de la ficha tenéis este tema.

Otro capítulo maestro de la tercera temporada es el último de la misma (a mi parecer es casi superior incluso al de la primera y por supuesto, mejor que el de la segunda) y como siempre, el compositor realiza una labor musical a la altura de lo que se presenta en el capítulo. Ya hemos dicho anteriormente que el hecho de que Chase Edmunds no tenga tema principal es el mayor defecto de la tercera parte de la saga y es que en este último tramo su protagonismo es absoluto. Aquí, Chase tiene enganchada la bomba en su brazo y Jack llama a unos expertos en bombas caseras para poder explicarles cómo es la misma y que pueda desactivarla de alguna manera para que Chase no muera con ella. Jack no pretende, ni mucho menos, abandonarlo a su suerte para que muera solo encerrado en algún lugar que pueda contener el gas nocivo del que está compuesto el artefacto. Cuando quedan pocos minutos para que ésta estalle, Jack no para de buscar soluciones a su alrededor y encuentra una que será extremadamente dolorosa para Chase y la cual no dice aunque a éste no se le escapa ninguna y ve cómo Jack mira fijamente una hacha.

Durante el proceso, Sean Callery vuelve a recurrir a unos tonos más acordes con Thomas Newman para utilizar un piano exquisito y muy reminiscente al encontrado en esta misma temporada para Anne. Ésta vez el piano es más delicado y la instrumentalización más intensa con una melodía ágil y angustiosa: el momento se acerca y Jack ha de decidir pero Chase lo hará por él y al final se decanta por tener amputada la mano con un hacha. Jack, después de este intenso momento y con música casi apocalíptica, se dirige corriendo a buscar algún contenedor en el que colocar la bomba: música de acción y peligro, con momentos muy frenéticos y de nuevo, intensos.

Para el final de la temporada, un largo track: "a Long Day" de más de siete minutos de duración en los que se presentan melodías más pacifistas, tranquilas, en las que se ven esbozos del tema de la familia Bauer para cuando Jack habla con su hija y también alguna parte con el tema de Jack incluido en ella. Además, el tema de la victoria del país contra el terrorismo (hemos comentado que este tema volvería a salir de nuevo, aunque ya no aparecerá más porque ya no será David Palmer quién vea este logro en el futuro) y el del propio David Palmer, con vientos de tono muy americanos. Un piano da paso, más adelante, a una melodía increiblemente épica y de victoria a la que se le añade el tema de David Palmer para finalizar este largo día. De nuevo, piano y cuerda dan un respiro al espectador con melodías más sencillas y muy dulces para el momento en que Jack se despide de su hija Kim. Y es después de ese momento cuando aparece el clímax del track, en el que de una manera similar y con estructura musical idéntica a la de David Palmer un par de minutos atrás, Jack consigue tener el mismo peso musical épico para el final de la tercera parte de "24".... pero no todo es heroico y alegre durante la temporada y ello se deja ver en el final del track: un tono más oscuro y afligido para la famosa escena en la que Jack llora en solitario dentro del coche y se desahoga. Llamada para Jack Bauer, en la que se pide su ayuda, el tema de Jack vuelve a sonar, ya no tan heroico sino más bien obligado e incluso fatigado... su dolor no ha acabado.

Sean Callery ofrece con "24" una cantidad de momentos y escenas maravillosas que sin su música no tendrían ningún sentido, no emocionarían a nadie y además se verían incluso ridiculas sin ésta. Esta banda sonora tiene varias virtudes aunque peca de lo de siempre en cada temporada de "24": ¿Hay muchísima música, quizá excesiva? Sí. ¿Es una obra maestra de la televisión, en su ámbito musical? No. Y el hecho de que Chase Edmunds no tenga un tema propio en esta temporada me parece un error imperdonable: con este personaje, Sean podría haberse sacado una música heroica y espectacular de la manga... pero ya sea por los guionistas o porque él mismo no lo vio necesario, este personaje se quedó sin música. Y lo mismo y mucho peor para Tony Almeida, en todas las temporadas que aparece. Pero eso es lo que hace tan especial a "24": la poca cantidad de música asombrosa que hay en la serie y que destaca sobre todo el conjunto de músicas monótonas (porque las hay) es un símil de lo que ocurre con la serie en su totalidad: la poca cantidad de escenas impactantes y especiales que hay, la hace única y maravillosa. Y cómo no, las increibles variaciones (y las que quedan por oir en las siguientes temporadas) del tema principal están extremadamente bien realizadas y compuestas y son idóneas para lo que quieren transmitir. Un 6 para esta tercera y maravillosa parte de la serie "24".

Translate:
comentarios de los USUARIOS Deja un comentario
Deja un comentario
Atención Una vez publicado, el comentario no se podrá modificar. Publicar
No hay ningún comentario