Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web.
Si continuas navegando consideraramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Cerrar

THE LARGEST SITE OF FILM MUSIC REVIEWS IN THE WORLD! 19 YEARS ON INTERNET
31.448
BANDAS SONORAS
6.651
COMPOSITORES
6.826 OPINIONES DE USUARIOS
SÍGUENOS
USUARIO
 

ASESINATO EN 8 MILÍMETROS

INFORMACIÓN DISCOGRÁFICA
Compositor: Danna, Mychael
Sello: Silva Screen
Duración: 50 minutos
INFORMACIÓN DE LA PELÍCULA
Título original: 8MM
Director: Joel Schumacher
Nacionalidad: EE UU
Año: 1998
ARGUMENTO

Un detective va tras la búsqueda del cuerpo de una adolescente que fue asesinada mientras realizaba una película pornográfica clandestina.

PUNTUACIÓN MUNDOBSO
6
PUNTUACIÓN USUARIOS
7
Puntuar
Compartir en
COMENTARIO MUNDOBSO

Partitura compleja y elaborada, algo críptica, que incide en lo misterioso, lo sensual y lo oscuro. Se enmarca en el estilo experimental del compositor, contiene cierta influencia de la música marroquí, tanto en instrumentación como en la parte vocal, y la tonalidad general es violenta y grotesca.

Translate:
comentarios de los USUARIOS Deja un comentario
Deja un comentario
Atención Una vez publicado, el comentario no se podrá modificar. Publicar
Usuario: Mario Pons
Fecha de publicación: 23.06.2018
8mm es una cruel película, intrigante y misteriosa, con un nivel de tensión elevado y la presentación del mundo de la pornografía desde un angulo que muy pocas veces Hollywood se había atrevido a mostrar por aquél entonces, en el 1999.
El encargado de musicalizar tal grotesca visión sobre este mundo a través de una "Snuff Movie" (una película rodada en 8mm que contiene un vídeo sobre la violación y el asesinato, a través del sexo) cuya existencia es única y de la que se requiere saber si es un vídeo falso o verdadero, es Mychael Danna.

La música se divide en dos partes muy generales: la música del caso del asesinato en 8mm y la música de la perversión sexual. La música del caso se ve muy envuelto también con el personaje de Nicolas Cage, el Doctor Wells y es que éstos van de la mano desde el comienzo. Además, esta primera parte contiene el tema principal de la película.

El funcionamiento del tema principal de la película, un tema impresionantemente bello y misterioso a la vez además de enigmático y con unas variaciones maravillosas, es muy elaborado y en ocasiones, muy complejo. Es un tema que entiendes una vez has acabado de ver la película.
Al principio funciona como advertencia, una anticipación de lo que está por ocurrir. La música se avanza a los acontecimientos y acompaña al señor Wells en su rutinaria vida, después de un caso que ha terminado y en su camino a casa, con la familia, donde el tema principal se presenta de manera bucólica y cotidiana, muy elegante y en cierta parte, vitalista.
A lo largo de la película, tendremos muchas variaciones del tema principal. Una de ellas tendrá el piano como elemento protagonista y además un pequeño cambio en las notas principales del tema, que hacen que éste sea aún más interesante y que están vinculadas al personaje de la señora Christian, la mujer del difunto señor Christian, un mundialmente y reconocido multimillonario que posee la cinta del asesinato en 8mm. La buena mujer, de una edad ya considerable, es la encargada, junto a su ayudante y mayordomo, de pedirle al Doctor Wells que pueda identificar si la cinta es verdadera o no y es aquí cuando entendemos el porque acompaña a esta mujer esta variación, más dócil pero intrigante del tema principal. Lo vemos en el track "Cindy".
El tema principal no aparecerá de nuevo hasta el final de la película, tras un clímax irregular que explicamos más adelante y sonará en su versión intrigante y melancólica y también con las notas principales cambiadas cuando el Doctor se entere de la muerte de la señora Christian.
Ya para el final de la película, la última escena, Nicolas Cage recibe una carta de agradecimiento por parte de la madre de la niña asesinada en la cinta. "Dear Mr Wells" es la versión final, a piano y cuerda, del tema principal: una pieza perfecta para la resolución del caso, misteriosa pero vitalista, dócil aún inquietante, bucólica y resolutiva pero también doliente. Musicalmente es impecable y narrativamente no se podría haber hecho de mejor manera: es el mejor tema de la edición discográfica y uno de los mejores momentos musicales de la película. Insuperable.

Es ya, volviendo al comienzo de la película, cuando el señor Wells llega a la mansión del mundialmente reconocido señor Christian, cuando descubrimos que la música que sonaba en los títulos principales, con la imágen de un proyector, es un tema central importante, aunque aún no sabremos qué será hasta adentrarnos más en el film: es el tema de la cinta.

Para el momento en que el Doctor Wells ve por primera vez la cinta, hay una unión del tema de la cinta fusionado con música marroquí, presentando ya la música de la perversión sexual mientras ve el vídeo. Una magnífica muestra del guión musical de esta película cuando Mychael Danna fusiona el tema central más importante de la película, el de la cinta, con el tipo de instrumentación de la música sexual y construye la pieza "the Film" a partir de ambas.

Música misteriosa, enigmática, "in crescendo" y con mucha percusión para la busqueda de la victima en el registro de fotos: un buen tema, que vinculado a las imágenes, da una seriedad e implicación por parte de Cage, que ya muestra que éste será el caso más serio del Doctor Wells.

Una vez el doctor encarnado por Nicolas Cage se adentra en el desconocido mundo de la pornografía y la violencia carnal, empieza a cobrar mucho más protagonismo la segunda parte musical de la banda sonora: la que indicábamos que estaba vinculada con las perversiones sexuales más grotescas e inimaginables que la pornografía puede presentar. Desconociendo el motivo y la vinculación por la cual Danna decide poner música marroquí, algo que en mi humilde opinión puede resultar incluso ofensivo y que musicalmente, en lo personal, no tiene mucho sentido ni relación sino es por lo exótico, el compositor comienza a aplicar una serie de musicas de ese origen, todas caóticas entre ellas y sin un sentido melódico definido, algo mucho más significativo teniendo en cuenta que el Doctor Wells se ve implicado en un mundo desconocido y también caótico, aunque complejo, como el tipo de música con el que se aventura el compositor. "Hollywood" es la primera muestra de ello.

"Dance with the Devil" es el resultado y el mayor resumen del segundo apartado musical de la película: la música marroquí para la perversión, tanto en instrumentación como en parte coral y sirve de acompañamiento a imágenes inquietantes del mundo oscuro o el mercado negro de la pornografía, aquella que contiene films sobre violaciones, pornografía infantil y demás barbaridades. Joaquín Phoenix, que acaba siendo el brillante ayudante de Nicolas Cage en la película, un conocedor de este mundo y posible próximo fichaje del Doctor Wells en un futuro, se refiere muchas veces a estos acontecimientos o a este sector pornográfico como el Diablo. El hecho de involucrarse en este mercado sombrío y desconocido es el acto de bailar con el Diablo, algo que cuando comienzas a hacer, te implica, absorbe y acaba por consumirte, haciendo que el novato en este mundo nunca quiera o peor, pueda, salir de él.

Además de estas diferenciadas secciones, la del asesinato y la del mundo pornográfico, tenemos alguna que otra pieza llena de música asfixiante a la que se fusionan a veces el tema de la cinta, el tema principal o la música marroquí e incluso alguna más vinculada a música de acción o música "cool" como la pieza "Loft", en la que el Doctor Wells planea una estrategia basada en la lógica e invención, sin ninguna prueba refutante de quién pueda llegar a ser el asesino. Basicamente, música para acompañar.

En el clímax final, "Scene of the Crime", Danna vuelve a enfatizar la música de la perversión sexual pero sin hacer muchos cambios en lo instrumentación y siguiendo con sus caóticas creaciones para la misma. Es una lástima que la música donde se explica, al final, todo lo relacionado con el asesinato esté mucho más involucrado en la segunda parte de la banda sonora y no hayan indicios de alguna variación del tema principal y del asesinato. Sí es verdad que la escena es muy grotesca y tiene mucho que ver con la oscuridad y la violencia encontradas en el mercado negro de la pornografía pero se podría haber hecho algo mucho más elaborado ya que al fin y al cabo, la música de esta escena, muchísimo más importante que el resto de la película, es muy similar a la de la presentación del mundo pornográfico en sus cotas más extremas.
Por ejemplo, en "Machine", encontramos una versión del tema de la cinta mucho más apocalíptica pero a la vez resolutiva, que sí cumple con su cometido de clímax final y de terror psicológico.
"Rainstorm" también ayuda a enfatizar este clímax con música de la segunda parte, marroquí en instrumentación pero con un transfondo melódico más claro y conciso, realizando música de terror y de acción a la vez y con mucha ayuda de la percusión. Al final, entre tanto caos entre las dos partes, la melódica terrorífica y la caótica marroquí, encontramos la última aparición del tema de la cinta en su versión final y completa pero también sumida en la música violenta de la perversión sexual, ya que la batalla del Doctor Wells es en contra del asesino de la niña de la cinta, "Machine". Mucho mejor resuelta esta escena que la explicación de todo el caso en "Scene of the Crime".
En lo general, este casi cuarto de hora de música, que acompaña a las últimas escenas es bastante completo y funciona bien narrativamente en lo musical pero hay algunas irregularidades como las que ya he comentado al comienzo del párrafo y en lo que insisto reiteradamente porque podría haber sido un mayor clímax. Por alguna extraña razon, musicalmente, no lo es.

A destacar una escena, ausente de música y con el silencio como elemento protagonista, en la que el Doctor Wells llega a la casa de "Machine" para enfrentarse al mismo. El silencio impera pero es a veces roto por una canción de "Heavy Metal" muy duro y satánico que va sonando en un tocadiscos por la casa. Una de las escenas más oprimentes gracias a la ausencia de la música original, con el silencio como elemento protagonista pero con la canción pre-existente "Come to Daddy" de Aphex Twin.

Aisladamente, como música sola, me pareció que esta banda sonora no pasaba del suficiente o un 6 como mucho. Es impresionante como el visionado del film puede hacer cambiar la percepción de una banda sonora y esto solo reafirma lo que se viene indicando en muchas ocasiones en la web. Musicalmente, mucha parte de la partitura me parece rutinaria o insulsa pero es que con la película, esta música gana muchísimo más y consigue a veces oprimirme o inquietarme. El guión musical, en el que interviene el tema principal sobre el asesinato en 8mm, el tema de la cinta o la música marroquí de la perversión sexual, es extremadamente elaborado y complejo pero da en el clavo en cada escena y acierta en casi toda la película. Es una lástima el no entender demasiado la vinculación de la música marroquí en este mundo pornográfico tan oscuro y caótico, además de sufrir de unas reiterativas e insulsas músicas asfixiantes, que igualmente cumplen con su cometido y una similitud importante entre la presentación del mercado pornográfico con la escena final, que carece de casi todo el clímax debido a la música. De no ser por estas cosas, esta "8mm" tendría mi calificación de Obra Maestra y un diez absoluto.

8/10
Responder
Atención Una vez publicado, el comentario no se podrá modificar. Publicar