Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web.
Si continuas navegando consideraramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Cerrar

THE LARGEST SITE OF FILM MUSIC REVIEWS IN THE WORLD! 19 YEARS ON INTERNET
30.608
BANDAS SONORAS
6.453
COMPOSITORES
6.637 OPINIONES DE USUARIOS
SÍGUENOS
USUARIO
 

ENRIQUE V

INFORMACIÓN DISCOGRÁFICA
Compositor: Doyle, Patrick
Sello: Emi
Duración: 59 minutos
INFORMACIÓN DE LA PELÍCULA
Título original: Henry V
Director: Kenneth Branagh
Nacionalidad: Reino Unido
Año: 1989
ARGUMENTO

Adaptación de la obra de Shakespeare sobre el conflicto del rey británico consigo mismo y en lucha con los franceses.

PUNTUACIÓN MUNDOBSO
10
PUNTUACIÓN USUARIOS
9.6
Puntuar
Compartir en
COMENTARIO MUNDOBSO

Debut en el cine del compositor, antológica banda sonora de carácter netamente épico, en la que incluyó un precioso tema de amor y un cántico 'Non nobis, Domine' que acompañaba uno de los momentos más emotivos del filme: el final de la batalla de Agincourt. El propio compositor inicia esa canción en la escena, que se desarrolla y acababa de forma coral. Además, a pesar de la abundancia y la importancia de los diálogos, la música adquiere un protagonismo especial, no tan solo ayudando a destreatralizar la propia película, sino definiendo con precisión el estado de ánimo y emocional de los personajes y las situaciones que viven.

Ágora: Las Mejores BSO

Translate:
comentarios de los USUARIOS Deja un comentario
Deja un comentario
Atención Una vez publicado, el comentario no se podrá modificar. Publicar
Usuario: Juan Antonio Rueda Capel
Fecha de publicación: 12.07.2017
Por cierto, no sé si Conrado considera esta cómo la única obra maestra del compositor -hay críticos que asi lo hacen, cómo también respecto a Branagh- pero ello podría entenderse dado el 10 que le otorga, y que no vuelve a repetirse en su filmografía.

Responder
Atención Una vez publicado, el comentario no se podrá modificar. Publicar
Usuario: Juan Antonio Rueda Capel
Fecha de publicación: 12.07.2017
Bueno, pues acabo de registrarme a instancias de Conrado ¡gracias!, que me ha animado a ello tras intercambiar unos e-mails sobre Patrick Doyle y la figura del orquestador (peticiones para "Lecciones de Música de Cine y un editorial sobre el tema, respectivamente). Sobre Enrique V, que decir. Descubrí con ella al Branagh director y en poco tiempo se ha convertido en una de mis películas favoritas. Sobre la banda sonora, pues en mi humilde opinión, obra maestra de la música de cine y un clásico moderno, así cómo uno de los mejores debut que conozca en la historia del medio.

Esta es una de esas raras ocasiones, , donde un compositor debuta ya con una obra sólida y madura, variada temáticamente, y que estilísticamente presenta aquellos rasgos que se asociarán con el autor a lo largo de su filmografía; cómo la expresión de un fuerte lirismo y romanticismo, mediante la sección de cuerdas de la orquesta, a la que mantiene casi siempre en su registros mas altos (más adelante incluso sustentará una obra entera sobre un cuasi adagio/elegía de cuerdas permanente, cómo ocurrirá en Carlito´s Way), y que le sirve, cómo dice Conrado, para ahondar en la psique de los personajes, su estado de ánimo y dudas internas.

Respecto a su música de acción; el uso de la percusión (con curiosa predominancia de la pandereta, me dio un ataque de risa cuando me percaté) y el viento madera y metal son característicos, también por su manía de interrumpir un fraseo motivíco a medias, sostener el silencio unos segundos y luego retomarlo (Frankenstein está llena de esto ¿técnica para incrementar el suspense o la tensión?)

Un ejemplo de lo comentado en el primer párrafo: La noche antes de la batalla, el rey medita consigo mismo y llega a llorar cuestionándose si hace bien en mandar a sus hombres a la guerra, y si moralmente es digno de ser su rey. Doyle arropa todo esto con una obsesiva figura de cuerdas, un ostinato in crescendo que explota cuando las lágrimas surcan el rostro del monarca.

Más adelante, durante la batalla de Agincourt, el tema vuelve a sonar, mientras Branagh nos muestra ahora cadáveres ensangrentados, desolación y muerte. ¿Nos está indicando Doyle, mediante la repetición tortuosa del tema, las consecuencias derivadas de decisión tomada por el rey la noche anterior? Diría que si.

Sobre el Non Nobis, nada que decir, eterna secuencia.

Por poner una pega, diría que es una pena que Doyle no emplease más el tema de amor de Katherine o el de la muerte de Falstaff, pero entiendo que su aplicación no tendría sentido en más sitios y perjudicaría la narración.

Pero vamos, una joya.

:)


Responder
Atención Una vez publicado, el comentario no se podrá modificar. Publicar