Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web.
Si continuas navegando consideraramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Cerrar

THE LARGEST SITE OF FILM MUSIC REVIEWS IN THE WORLD! 17 YEARS ON INTERNET
25.715
BANDAS SONORAS
5.364
COMPOSITORES
5.883 OPINIONES DE USUARIOS
SÍGUENOS
USUARIO
 

LUGAR TRANQUILO, UN

INFORMACIÓN DISCOGRÁFICA
Compositor: Beltrami, Marco
Sello: Milan
Duración: 48 minutos
INFORMACIÓN DE LA PELÍCULA
Título original: Quiet Place, A
Director: John Krasinski
Nacionalidad: EE UU
Año: 2018
ARGUMENTO

La Tierra ha sido invadida por unas salvajes criaturas ciegas pero con un oído extraordinario. Cazan humanos. Una familia intenta sobrevivir sin hacer el más mínimo ruido. Durante años. Largos, larguísimos años. No saben cómo combatirlas. Solo pueden evitarlas. Pero si no hacen un solo ruido.

PUNTUACIÓN MUNDOBSO
4
PUNTUACIÓN USUARIOS
5.5
Puntuar
Compartir en
COMENTARIO MUNDOBSO

Artículo relacionado: Destruir el silencio

La decisión que se toma en la película -por intereses comerciales- de renunciar a su propia identidad y llenar de música aquellos espacios (los de la familia) donde lo único que importa es mantener el silencio hace que este filme ya no sea una experiencia terrorífica única para el espectador sino uno más de tantos filmes del género, con sus códigos habituales. Y lo que podía ser un filme de bandera, un pequeño clásico sustentado en la fuerza de una experiencia sensorial, acaba siendo una película rutinaria, convencional. Superior a la media en el cine contemporáneo, pero convencional.

No es mala música en sí la de Beltrami, sino arquetípica cuando no irrelevante y cuando no innecesaria. La estructura es la esperable: temas dramáticos para la familia y músicas de terror para el peligro y las propias bestias. Todo algo saturado y bastante confuso. Así, por ejemplo, se dan momentos algo ridículos por lo obvio, tales como cuando entra a explicar las emociones de los personajes, que son más que evidentes a ojo de cualquier espectador, y que por llevarlas a la música se solapan los sonidos que son los verdaderos protagonistas en el contexto. Podría resultar interesante si la perspectiva triste, derrotista, fuese siempre una mirada externa, pero en la perspectiva de los protagonistas no aporta relmente nada. La presencia de estas músicas dramáticas resta eficiencia a las que son hostiles, mucho más interesantes pero que no dan forma a nada y acaban siendo solo útiles para el susto y las impresiones inmediatas, no para representar el poder ni la amenaza de los monstruos. Y así, entre músicas intrusivas, músicas innecesarias y músicas confusas lo que podría haber sido una gran película acaba pareciéndose más a un buen telefilme.

Translate:
comentarios de los USUARIOS Deja un comentario
Deja un comentario
Atención Una vez publicado, el comentario no se podrá modificar. Publicar
Usuario: Mikel C.G Siw
Fecha de publicación: 06.09.2018
Parece que estamos bastante de acuerdo, pues yo también pienso que la película se ve perjudicada por la banda sonora; sobre todo en algunas escenas iniciales donde no hacía falta poner música. No obstante, y como ya señala el ilustrado Manuel, es en la segunda mitad del film donde la partitura gana en interés y contundencia, describiendo el terror mediante una música intensa y angustiante, que cala rápidamente y condiciona el estado de ánimo.

Aunque es eficaz, no deja de ser una banda sonora parcialmente errante por los motivos ya expuestos. Una música que no permanecerá en el recuerdo, pese a ser el score de una de las películas del año. Y es que el film es un inteligente relato que aprovecha sus recursos (como el diseño sonoro) para proyectar sobre el espectador toda una constelación de momentos sublimes. El guión tiene sus trampas, eso es cierto; trampas que le restan parte del hechizo e impiden que se corone como una verdadera obra maestra. No obstante, nunca he sido yo de atizar a una peli a menos que sus defectos me molesten en exceso. Y aquí, esos pequeños errores apenas enturbian el resultado final, y hay que entenderlos en aras de un mayor suspense y el enaltecimiento del espectáculo.

Para ir concluyendo ya, diré que UN LUGAR TRANQUILO me parece una película por momentos fascinante. Aunque, paradójicamente, la que debería ser una de sus principales aliadas como es la banda sonora, se transmuta aquí en su peor enemigo. Le resta valentía al film, reduce su impacto y lo hace más convencional. En fin, cada uno sabrá cuanto ruido está dispuesto a hacer.
Responder
Atención Una vez publicado, el comentario no se podrá modificar. Publicar
Usuario: (manu) Manuel Monteagudo Lopez
Fecha de publicación: 15.06.2018
Yo no seré tan radical como Conrado, pero si que entiendo perfectamente por qué lo dice. Marco Beltrami no creo que realice un mal trabajo (es mas, resulta bastante correcto, sin mas) pero en la primera mitad del film (por cierto, excelente....directo, honesto y sencillo) subraya y recalca demasiado con su música cuando realmente no hacía falta, ya que intenta dibujar una tensión que ya se respira con el silencio que acompaña a las imágenes, y ahí Beltrami, además de avisar y recalcar algo que habría sido mucho mas efectivo sin la inclusión de banda sonora, fracasa. No porque sea mala música (no creo que lo sea) sino porque narrativamente...no hacía falta , y por ello suscribo lo que dice Conrado.

Ahora bien, en la segunda mitad, cuando se mete en faena en sus escenas mas tensas, Beltrami consigue en cierta manera su objetivo de adosarse a las imágenes sin subrayar demasiado y con algún elemento dramático que funciona notablemente (como la escena del coche)...se nota la diferencia cuando la música es molesta como en la primera mitad (vamos...que sobra) y se hace casi indistinguible en la segunda con sus escenas mas tensas (y de las que funcionan bastante bien). De ahí que su trabajo no me parezca del todo malo

Desde luego, la música de Beltrami ya es un error de base, y aunque por momentos sea demasiado descriptiva con lo que pasa sin que haga falta, posee momentos bastante acertados de los que, al menos, consigue salvarse de la quema. Menos es nada
Responder
Atención Una vez publicado, el comentario no se podrá modificar. Publicar