Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web.
Si continuas navegando consideraramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Cerrar

THE LARGEST SITE OF FILM MUSIC REVIEWS IN THE WORLD! 17 YEARS ON INTERNET
27.340
BANDAS SONORAS
5.785
COMPOSITORES
6.134 OPINIONES DE USUARIOS
SÍGUENOS
USUARIO
 

EDITORIALES

CONÓCEME
CONSULTA ANTERIORES
ARCHIVO

12 AÑOS SIN GOLDSMITH

22/07/2016 | Por: Conrado Xalabarder

Estas dos últimas semanas han tenido de protagonistas a tres de los grandes compositores de cine: hace dos el binomio Steven Spielberg/John Williams desembarcó en la cartelera de nuestro país con The BFG, hoy llega La corrispondenza, undécima colaboración entre Giuseppe Tornatore y Ennio Morricone, y ayer se cumplieron doce años de la muerte de Jerry Goldsmith. Doce años sin Jerry Goldsmith se hacen notar, y mucho. Falta su música, su estilo, su sonido, su impronta y su color. Es un privilegio seguir teniendo activo a Williams e hiperactivo a Morricone, incluso aunque sus nuevas creaciones no sean lo más destacado de sus extensas carreras, lo que a mi parecer sucede con el compositor romano. Pero un Morricone es un Morricone, como un Williams es un Williams y Goldsmith siempre fue un Goldsmith, incluso aunque en sus últimos años debiera trabajar en no pocos filmes por debajo de su categoría.

Recuerdo que allá por los años setenta y ochenta estaba en los usos y costumbres comparar su trayectoria con la de Williams. Se decía que Supergirl era la respuesta musical a Superman, o que Raiders of the Lost Ark sería musicalmente contestado por King Solomon’s Mines. Aunque fuera cierto que en estos ejemplos Williams se enfrentaba con películas de categoría A y Goldsmith lo hacía desde una clara serie B, la comparativa no pasó de ser una tontería ociosa para presentar rivalidades allá donde no la había, cuando además por esa época Goldsmith estaba firmando bandas sonoras de infarto.

Pero sí es verdad que en la década de los noventa la relevancia de sus películas no resistía comparación con las de Williams, y eso que entre 1990 y 2000 Goldsmith firmó 43 bandas sonoras y Williams menos de la mitad. Hubo afortunadas excepciones, naturalmente, como las de Basic Instinct (92), L.A. Confidential (97), Air Force One (97) o Mulan (98), todas ellas grandes éxitos, pero en términos generales abundaron filmes de segunda clase o peores en muchos de los cuales, eso sí, aportó lo mejor de sí mismo. Pero desde luego no estaban a la altura de los filmes míticos que había firmado en las décadas de los setenta y ochenta. Sencillamente fue poco a poco arrinconado y alejado de la primera línea, algo que afortunadamente Williams no sufrió.

Goldsmith nunca dejó de trabajar pero su etapa final fue como la del columnista de prestigio que tras haber escrito en las mejores cabeceras se vio relegado a colaborar en diarios locales. Y esto, a efectos prácticos, tuvo como consecuencia que tras su muerte ni la industria ni el cine notara demasiado su ausencia y lo que se sabía y se consideraba de él quedaba ya demasiado lejano en el tiempo como para pensar siquiera en rescatarlo. A una pregunta mía, poco antes de morir, contestó que ya en el Siglo XXI bajo ningún concepto le dejarían volver a hacer una obra vanguardista y radical como la de Planet of the Apes (68). Eran otros tiempos y los nuevos no contaron mucho con él. Son doce años en los que nadie ha podido rellenar el hueco que ha dejado, aunque el hueco es posible que se esté cerrando en el olvido.

Compartir en
 
de 0 a 5 Editoriales de 188
Siguiente
16/08/2019 | Por: Conrado Xalabarder
La edición discográfica de bandas sonoras es, ante todo, un negocio. Pero la búsqueda del negocio no justifica tener que hacer 'desaparecer' al compositor. Y mucho menos a John Debney
02/08/2019 | Por: Conrado Xalabarder
A pesar de todo lo avanzado, en 2019 muchos aún siguen estancados en la obsoleta idea de que la música de cine se compone para imágenes, al modo de empapelamiento.
26/07/2019 | Por: Conrado Xalabarder
En el afán de ser considerados, algunos compositores cometen o son víctimas de excesos.
19/07/2019 | Por: Conrado Xalabarder
En la nueva versión de The Lion King parece que Zimmer ha querido marcar territorio que siempre ha considerado propio pero que ha estado siendo ocupado por Elton John.
12/07/2019 | Por: Conrado Xalabarder
Hay una inexistente relación entre los festivales de música de cine MOSMA y FIMUCITÉ, dos de los más importantes del mundo, algo que debe solucionarse.
de 0 a 5 Editoriales de 188
Siguiente