Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web.
Si continuas navegando consideraramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Cerrar

THE LARGEST SITE OF FILM MUSIC REVIEWS IN THE WORLD! 17 YEARS ON INTERNET
27.340
BANDAS SONORAS
5.785
COMPOSITORES
6.133 OPINIONES DE USUARIOS
SÍGUENOS
USUARIO
 

EDITORIALES

CONÓCEME
CONSULTA ANTERIORES
ARCHIVO

JOHN WILLIAMS ES GALÁCTICO

15/12/2017 | Por: Conrado Xalabarder

Hoy llega a los cines la tan esperada Star Wars: Episode VIII - The Last Jedi y, como sucede con casi cada nueva obra de John Williams, la expectación es máxima. Con la muy venerable edad de 85 años, a nadie se le escapa que el camino que le queda por recorrer al genial compositor es cada vez más corto, pero no es cuesión, en absoluto, de estar enterrándole a cada estreno de un filme suyo. Sin embargo, hay razones para la preocupación: ¿podrá ser John Williams reemplazado cuando falte?

Hoy hace justo dos años, y a propósito del estreno del episodio VII, publiqué el editorial El cine sin John Williams, cuyos postulados mantengo y al que me remito. Allí desarrollé los motivos de esa preocupación:

Temo que sea un tipo de música que, una vez Williams no esté, la industria hollywoodiense no quiera escuchar en las películas que ellos financian, como de hecho ya está pasando. Por resultar demasiado complicada, demasiado elaborada, incluso demasiado antigua (...) Son tiempos estos donde la velocidad es mucha y la memoria poca, y es obvio que la música de Williams ya tiene en vida el don de la inmortalidad (...) Pero los tiempos avanzan y cambian. No necesariamente debe ser a peor, aunque puede suceder que sea a peor, porque el lenguaje musical y cinematográfico de Williams, como el de Morricone, es único... pero también es imitable, lo que no significa en absoluto igualable.

Hoy nadie escribe música como John Williams. Nadie, al menos en el cine norteamericano (los amigos de MundoBSO saben cuán grande es mi afecto por Morricone). Pero es que no solo es la calidad y categoría de la música, de su melodía, orquestación, armonías, etc., sino del cine que hay en ella, del cine que Williams hace gracias a ella. Yo no tengo nada en contra y sí mucho a favor de la música que se hace para emocionar, desde luego si eso es lo que necesita el filme. Pero cuando la música está además (porque la emoción ya va incluida) para explicar entonces estamos en un estrato claramente superior. Cualquier compositor con talento podrá emocionar... pero solo los que sean cineastas sabrán emplear la música de cine para narrar, para contar una historia paralela, sincrónica, opuesta o asincrónica a la que cuenta el guion literario. Esto es hacer cine.

La música para emocionar necesita de la sensibilidad del espectador para funcionar y ser operativa, en tanto que la narrativa requiere de la inteligencia y capacidad de comprensión de quien ve la película. Es mayor riesgo, y los errores son mayores. Y sin duda muchas informaciones pueden no llegar o diluirse, pero están, y si se buscan, se encuentran. Casi todas las obras de John Williams tienen mucho de narración expuesta desde unas músicas que no son solo músicas sino que son además cine. La música de cine es inteligencia, y Williams aporta inteligencia. Bien sea en un filme como esta nueva entrega de Star Wars como en también en la inminente The Post, de Steven Spielberg, donde su música está en la línea de sus bandas sonoras cerradas, crípticas, densas, que convocan a menos admiradores, todo hay que decirlo.

Sus creaciones generan discurso, y con sus ellas se puede hablar de cine, explicar sobre cine y aprender mucho de cine. Algo que no puede ser extendible a no pocas de las bandas sonoras actuales. Ese es el gran temor que genera el futuro sin Williams. Que el cine acabe siendo menos cine, porque no hay otro compositor/cineasta a un nivel tan galáctico.

Compartir en
 
de 0 a 5 Editoriales de 188
Siguiente
16/08/2019 | Por: Conrado Xalabarder
La edición discográfica de bandas sonoras es, ante todo, un negocio. Pero la búsqueda del negocio no justifica tener que hacer 'desaparecer' al compositor. Y mucho menos a John Debney
02/08/2019 | Por: Conrado Xalabarder
A pesar de todo lo avanzado, en 2019 muchos aún siguen estancados en la obsoleta idea de que la música de cine se compone para imágenes, al modo de empapelamiento.
26/07/2019 | Por: Conrado Xalabarder
En el afán de ser considerados, algunos compositores cometen o son víctimas de excesos.
19/07/2019 | Por: Conrado Xalabarder
En la nueva versión de The Lion King parece que Zimmer ha querido marcar territorio que siempre ha considerado propio pero que ha estado siendo ocupado por Elton John.
12/07/2019 | Por: Conrado Xalabarder
Hay una inexistente relación entre los festivales de música de cine MOSMA y FIMUCITÉ, dos de los más importantes del mundo, algo que debe solucionarse.
de 0 a 5 Editoriales de 188
Siguiente