Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web.
Si continuas navegando consideraramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Cerrar

THE LARGEST SITE OF FILM MUSIC REVIEWS IN THE WORLD! 18 YEARS ON INTERNET
28.555
BANDAS SONORAS
6.045
COMPOSITORES
6.310 OPINIONES DE USUARIOS
SÍGUENOS
USUARIO
 

EDITORIALES

CONÓCEME
CONSULTA ANTERIORES
ARCHIVO

LOS OSCAR NO SON LOS GRAMMY

26/01/2018 | Por: Conrado Xalabarder

Anunciadas las nominaciones al Oscar, no pocos confunden este premio con el Grammy. El domingo se dan los Gaudí: ¡ojalá los hubieran nominado como los Grammy! Los Oscar (tampoco los Gaudí, ha sido una licencia sarcástica que enseguida aclararé) no son tanto premios musicales como cinematográficos, o al menos así debería ser. Cuando se destaca una banda sonora con una nominación hay que ir a la película para saber de sus excelencias o deficiencias, no al disco donde está esa música. Los Oscar no son los Grammy, aunque para muchos tengan el mismo significado, y eso es lamentable entre aficionados pero lacerante en medios de comunicación. No se premia un CD y mucho menos la trayectoria de un compositor: comentarios tipo se merece/no se merece el premio por sus últimos trabajos o lo merece porque es la más bonita son un desprecio a la música de cine como cine.

Los premios Grammy, en cambio, sí premian la música como tal e incluyen las bandas sonoras. De quien nomina y vota estos galardones se esperan juicios musicales; de los premios cinematográficos deberían ser esperables cinematográficos, no solo musicales. La construcción narrativa, el guion musical, el hacer película con la música o su importancia como herramienta de comunicación, de transmisión de información, son los aspectos fundamentales.

Especialmente desde esta perspectiva me parece injustificable la ausencia de John Williams por The Post, una creación que da mucho sentido de identidad al filme de Spielberg, y por contra me parece cuestionable la candidatura de Carter Burwell por Three Billboards Outside Ebbing, Missouri, cuyo sencillísimo tema principal llega a ser empleado hasta cuarenta veces en la película (ver el vídeo de La música siempre gana 5), en lo que a mi juicio es una gran impostura que pretende mantener durante toda la película la impresión de todo es muy triste. Dunkirk, por su parte, es una operación de riesgo que no acaba de funcionar en el filme, pero por el riesgo asumido no desmerece este reconocimiento. Quien lea estas consideraciones puede no estar de acuerdo con ellas pero se aceptará que estoy hablando de la música en la película, no en un CD, y eso es lo que es relevante. No he visto aún las películas de Guillermo del Toro y Paul Thomas Anderson, ambas nominadas por sus músicas, y por tanto no puedo saber si son merecedoras o no del Oscar. Ni yo ni nadie que no haya visto los filmes.

Este domingo se entregan los premios Gaudi, de la cinematografía catalana. Este año son llamativos por haber nominado a la estupenda Estiu 1993.... que no tiene otra música que unos temas diegéticos irrelevantes dramáticamente y un tema en créditos finales también irrelevante. Junto a ella, la banda sonora de Incerta glòria, que no pasaría ni siquiera por una criba extremadamente generosa de quienes votan los Grammy pero tampoco la deberían haber consentido por su cuestionable uso en el filme. Completan el cuarteto de finalistas las canciones (no todas originales) de La llamada y la música de Alfonso de Vilallonga para La librería, que es la única posible ganadora con un criterio mínimamente cinematográfico. El gran damnificado ha sido Zacarías M. De la Riva y sus muy superiores trabajos para Nieve negra y Tadeo Jones 2. El secreto del Rey Midas, ambas nominadas en otros apartados.

Tanto si no se focaliza la atención sobre el uso narrativo o dramático de la música, como si no se exigen unos mínimos de calidad, la perjudicada será la música de cine. Los Oscar, como cualquier otro premio cinematográfico, celebran o deberían celebrar la aportación del compositor al filme, y no otra cosa.

Compartir en
 
de 0 a 5 Editoriales de 211
Siguiente
26/01/2020 | Por: Conrado Xalabarder
El Goya número 11 de Alberto Iglesias puede dar la equivocada proyección que no hay más compositores premiables en nuestro cine.
16/01/2020 | Por: Conrado Xalabarder
John Williams regresa a Europa tras las cancelaciones del pasado año y lo hará con dos conciertos en Viena que prometen ser los más importantes del año.
13/01/2020 | Por: Conrado Xalabarder
Algunas reacciones habidas tras en anuncio de las nominaciones a los Oscar constatan que se sigue pensando que estos son premios musicales y no cinematográficos.
09/01/2020 | Por: Conrado Xalabarder
1917 es la séptima de las ocho películas de Sam Mendes que tienen música de Thomas Newman, un aliado esencial en el cine del director.
03/01/2020 | Por: Conrado Xalabarder
Cardelús es uno de varios compositores españoles que fueron a Estados Unidos en busca de oportunidades y finalmente las encontraron en España.
de 0 a 5 Editoriales de 211
Siguiente