Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web.
Si continuas navegando consideraramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Cerrar

THE LARGEST SITE OF FILM MUSIC REVIEWS IN THE WORLD! 19 YEARS ON INTERNET
31.448
BANDAS SONORAS
6.651
COMPOSITORES
6.826 OPINIONES DE USUARIOS
SÍGUENOS
USUARIO
 

EDITORIALES

CONÓCEME
CONSULTA ANTERIORES
ARCHIVO

PREMIOS Y VOTO PARTICULAR

19/02/2021 | Por: Conrado Xalabarder

MundoBSO forma parte de la International Film Music Critics Association (IFMCA) desde sus mismos inicios, en 2004, y ha participado en todas las votaciones de sus premios anuales, con mi voto y, a partir de este mismo año, también con los votos de Ignacio Marqués Cuadra y de Mario Pons Sansegundo, recién incorporados a la asociación. Ayer fueron anunciados los ganadores en las distintas categorías, correspondientes al año 2020. El premio máximo, el de la mejor banda sonora del año, ha sido otorgado a la comedia británica The Personal History of David Copperfield (19), de Christopher Willis.

Cuando se toma parte en unas votaciones se aceptan las reglas del juego y se acatan los resultados por ser plenamente democráticos, pero eso no significa estar de acuerdo con ellos. Nunca había cuestionado desde MundoBSO los resultados, no por conformidad sino porque no lo consideré algo relevante (esto es lo que ha salido y si te gusta bien pero si no, también, dicho coloquialmente). Pero una sorpresa no grata me ha incitado a inaugurar este año la exposición de mi voto particular, que en derecho procesal es la opinión divergente que emite un juez por no estar de acuerdo con la decisión de la mayoría, y que quiere dejar constancia por escrito de sus discrepancias y motivos. Aquí no ha habido tribunal ni deliberación, sino votaciones, por lo que lo del voto particular es un privilegio que me tomo al disponer de esta plataforma que es el editorial, que en este caso concreto va a representar solo mi parecer, no el de MundoBSO en tanto Ignacio Marqués y Mario Pons también han votado y lo han hecho en total libertad.

Vaya por adelantado que celebro y concuerdo con varios de los galardonados: entre otros, Daniel Pemberton, Fukushima 50, The Call of the Wild, WolfWalkersThe Queen’s Gambit (estas dos últimas, ganadoras también de los Premios MundoBSO). A tenor de lo expuesto por Ignacio Marqués, cuyas consideraciones son las de MundoBSO, no parece muy justo el premio a Medal of Honor: Above and Beyond y habría que preguntarse -y no es baladí- si los miembros de IFMCA han jugado al juego o se han limitado a valorar lo que hay en un CD, un asunto absolutamente capital que debería invitar a la reflexión. Finalmente celebro y concuerdo que por fin se haya reconocido la ingente labor de José María Benítez a través de su sello Quartet Records, pues su constante trabajo y exquisitas ediciones le han convertido, desde hace muchos años, en un benefactor de la música de cine.

No llegué a tiempo de ver The Personal History of David Copperfield cuando fue nominada. Son incontables los filmes y a pesar del ritmo frenético de crecimiento de la web, no puedo abarcarlo todo. Y tampoco tuve ocasión de verla tras la nominación. Había escuchado la música y me pareció muy bonita, muy colorida, muy sentimental. Pero no había visto la película. Voté The Call of the Wild dando por hecho que, tras lo escuchado de Willis, no podría superar a un Powell en estado de gracia en una película que sí había visto. Pero tras el anuncio del ganador y la sorpresa consiguiente, y dado que la película está disponible en plataformas anoche la ví y me he llevado las manos a la cabeza: no doy crédito que haya sido elegida por encima de la de Powell o la de Iwashiro.

Si entendemos (y yo solo lo entiendo asi) que la primordial función de la música está en la película, en sus cualidades ambientales, dramatúrgicas o narrativas, y que la valoración de su integración en el filme debe incluir lo anterior y también otros aspectos como su química, el ajedrez y la arquitectura musical (lo que significa todo esto está explicado aquí), y que también hay que examinar el equilibro -o desequilibro fundamentado- que hay en la competición sonora, entonces solo puedo señalar las deficiencias de una banda sonora que, pudiendo ser narrativa, acaba siendo una sucesión gondolera de músicas bonitas que, en más de una (sonrojante) escena, parecen incrustadas de modo tan forzado y doloroso como un pie que no cabe en un zapato.

Porque la industria funciona así, parece más que evidente que no es culpa ni responsabilidad del compositor sino de un director que no pensó en la música hasta el final y así no dispuso en el filme espacios donde pudiera elevarse y respirar, elevando y dando oxígeno al resto del filme. Ha pasado muchas veces, no es nada nuevo: estupendas músicas -y esta lo es- malogradas en su destino final. El sino de Korngold y su la inmortalidad de un compositor se pierde en el camino entre la sala de grabación y la de sonorización (y montaje, añado yo). No hay que condenar a Christopher Willis por esto. Pero es que premiarlo es avalar un modus operandi industrial que está destrozando la música de cine como la hemos admirado siempre. Y si una asociación como IFMCA premia esto, se lanza un mensaje a la industria para que siga metiendo música en las películas como si de un pie grande en un zapato más pequeño se tratara.

Este es, respetuosamente, mi voto discrepante particular.

Compartir en
 
de 0 a 5 Editoriales de 280
Siguiente
16/04/2021 | Por: Conrado Xalabarder
El futuro pesimista del negocio de la exhibición cinematográfica puede comprometer también a la música de cine como herramienta dramática y narrativa si pierde su control sobre la audiencia.
09/04/2021 | Por: Conrado Xalabarder
Esta semana Patrick Doyle ha cumplido ya 68 años. Pero apenas se sabe ya de él en el cine. ¿Dónde está el Doyle al que tanto admiramos?
01/04/2021 | Por: Conrado Xalabarder
Las películas son como pirámides con pasillos y galerías musicales que hay que recorrer una o muchas veces para desentrañar los misterios del filme. La serie La Templanza ha sido para mí una pirámide fascinante.
26/03/2021 | Por: Conrado Xalabarder
Con la banda sonora de Junkie XL para la nueva película de Godzilla y King Kong extendemos el debate sobre la música actual en el cine.
19/03/2021 | Por: Conrado Xalabarder
La banda sonora de Tom Holkenborg para el revival de Justice League abre por enésima vez un debate que se enfoca equivocadamente en la música y no en la industria.
de 0 a 5 Editoriales de 280
Siguiente