Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web.
Si continuas navegando consideraramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Cerrar

THE LARGEST SITE OF FILM MUSIC REVIEWS IN THE WORLD! 20 YEARS ON INTERNET
34.644
BANDAS SONORAS
7.342
COMPOSITORES
7.293 OPINIONES DE USUARIOS
SÍGUENOS
USUARIO
 
PREMIOS
Premios Satellite 2022
Nominada Mejor música

Premios Globos de oro 2022
Mejor música

Premios Bafta 2022
Nominada Mejor BSO cine

Premios Oscar 2022
Nominada Mejor música

BABYLON

INFORMACIÓN DISCOGRÁFICA
Compositor: Hurwitz, Justin
Sello: Interscope
Duración: 97 minutos
INFORMACIÓN DE LA PELÍCULA
Título original: Babylon
Director: Damien Chazelle
Nacionalidad: EE UU
Año: 2022
ARGUMENTO

Ambientada en Los Angeles durante los años veinte, cuenta una historia de ambición y excesos desmesurados que recorre la ascensión y caída de múltiples personajes durante una época de desenfrenada decadencia y depravación en los albores de Hollywood.

PUNTUACIÓN MUNDOBSO
8
PUNTUACIÓN USUARIOS
8.7
Puntuar
Compartir en
COMENTARIO MUNDOBSO
Esta es una película excesiva, extensa, obscena, depravada, sucia, extrema, radical, incómoda, pero también una bellísima declaración de amor al arte del cine a la vez que muestra todas sus miserias y la decadencia que se esconde tras su creación y que es ajena al gran público.
 
Justin Hurwitz es autor de una extensa creación con jazz afroamericano y big band en una serie de temas bulliciosos, intensos y atronadores, que dan un tono desquiciado, radical y agresivo a muchas de las escenas, siendo deliberadamente anacrónico al incorporar elementos que no son de los años veinte sino muy posteriores, lo que ayuda a hacer más moderno y contemporáneo el relato. La aplicación de esta música es diegética, para las secuencias de fiestas, pero hay momentos en que algunas de ellas se trasladan a un plano incidental, extradiegético, produciéndose un interesante efecto al pasar de ser aquello con lo que los personajes se divierten a ser músicas que, aplicada sobre ellos, les dan matices dramáticos. Asimismo, los rodajes de las películas están felizmente acompañados por músicos o incluso orquestas que tocan en directo músicas para inspirar las actuaciones. En algunos casos es música original de Hurwitz y en otros clásica, como Una noche en el monte pelado de Mussorgsky, para dar inspiración a los extras en una escena de batalla que se rueda. No es la única música preexistente que aparece en el filme, se emplea música clásica en distintas escenas generalmente para aportar contrastes irónicos, como cuando suena Tristán e Isolda de Wagner como celebración del final exitoso de un rodaje sin apenas luz o con el Bolero de Ravel, entre otros.
 
Fuera de lo ambiental y ya en territorio dramático y narrativo, sobresale el tema principal compartido por los dos protagonistas, Manny y Nellie, que recorre con ellos la película y que guarda cierto parecido en algunas estrofas con la canción City of Stars, de La La Land (16), lo que sirve para mostrar la otra cara de la moneda de Hollywood, presentando el reverso de un mismo cuadro, aquí mucho más amargo, pesimista y decadente pues este no es un filme de amor/desamor como aquél sino de supervivencia, una suerte de mezcla entre el Nickelodeon (76) de Peter Bodganovich y el The Day of the Locust (75) de John Schlesinger. En todo caso, es un tema musical que representa como en la anterior película el sueño de querer formar parte de algo grande, el cne, y se desarrolla y evoluciona a la par que los dos personajes pero manteniendo casi siempre un tono melancólico, crepuscular, y aunque tiene momentos más desenfadados las circunstancias vividas por los personajes impiden que sea una música realmente positiva.
 
Hay otro tema que se aplica para los momentos posteriores a las desmadradas fiestas, cuando todos los personajes están borrachos, resacosos o sin recordar lo que han hecho, y es un tema que se vincula claramente al Another Day of Sun de La La Land, en lo que es un nuevo reverso irónico que genera sinergias entre estas dos películas sobre el mundo del cine.
 
(spoiler)

Ya al final, en la escena que transcurre en una sala de cine cine llena de público disfrutando con Singin' in the Rain (52) se produce un cierre argumental y musical intensamente dramático y muy significativo: el protagonista, Manny Torres, que lleva ya años alejado del Hollywood que ayudó a levantar, llora amargamente mientras ve la película, mientras suena el tema principal. Él vivió en sus carnes lo que explica la película de Stanley Donen y sufrió toda la miseria con la que el cine fue creado, algo que él conoce pero que el gran público no, que simplemente se entusiasma y ríe con el cine. Pero porque el cine vive, es presente y también futuro surge un maravilloso collage de escenas de diversas épocas de la Historia del Cine: Buñuel, Cameron... y la música de Hurwitz, que hasta ese momento pertenecía a lo que ha quedado en el pasado, cambia (el tema principal hace mutis y aparece uno nuevo, fresco), para unirse a ese collage y celebrar que ella, la música, también es futuro.

Translate:
comentarios de los USUARIOS Deja un comentario
Deja un comentario
Atención Una vez publicado, el comentario no se podrá modificar. Publicar
No hay ningún comentario