Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web.
Si continuas navegando consideraramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Cerrar

THE LARGEST SITE OF FILM MUSIC REVIEWS IN THE WORLD! 20 YEARS ON INTERNET
33.958
BANDAS SONORAS
7.180
COMPOSITORES
7.211 OPINIONES DE USUARIOS
SÍGUENOS
USUARIO
 

LO QUE LA VERDAD ESCONDE

INFORMACIÓN DISCOGRÁFICA
Compositor: Silvestri, Alan
Sello: Varèse Sarabande
Duración: 30 minutos
INFORMACIÓN DE LA PELÍCULA
Título original: What Lies Beneath
Director: Robert Zemekis
Nacionalidad: EE UU
Año: 2000
ARGUMENTO

Una mujer cree percibir en su casa un fantasma y lo relaciona con la desaparición de una vecina suya. Su marido le pide que vaya a un psiquiatra, quien le recomienda que intente entrar en contacto con el espectro.

PUNTUACIÓN MUNDOBSO
4
PUNTUACIÓN USUARIOS
6.3
Puntuar
Compartir en
COMENTARIO MUNDOBSO

Banda sonora que emula en esencia la ambientación melódica que caracterizó a Bernard Herrmann en el género del suspense, hasta el punto de que por momentos parece que no es más que una reproducción literal de esos esquemas. Aunque es un propósito legítimo, esta aproximación se limita a lo formal, ya que en lo cinematográfico Herrmann manejaba sabiamente los resortes dramáticos, algo a lo que Silvestri no llega aquí ni por asomo: intenta cautivar penetrando en el inconsciente de un modo pausado, pero el comienzo es desangelado y no lo remonta en su desarrollo.

Translate:
comentarios de los USUARIOS Deja un comentario
Deja un comentario
Atención Una vez publicado, el comentario no se podrá modificar. Publicar
Usuario: Mikel C.G Siw
Fecha de publicación: 10.07.2020
Zemeckis filmó este irregular thriller mientras esperaba a que Tom Hanks adelgazase para rodar el final de “Náufrago”. Seis meses más que suficientes para sacar adelante un proyecto de estas características, que rinde homenaje a Hitchcock y a otros magos del suspense. El problema es que pasada la introducción, y salvo alguna escena brillante, todo es hueco, sin tensión ni avance dramático. Obviamente, el film se beneficia de la presencia de Ford y Pfeiffer; aunque ni ellos pueden levantar una película artificiosa y vacía que no va a ninguna parte y que llega a hacerse pesada por momentos. De todos modos, hay un par de sustos bastante conseguidos y el final, al menos, posee cierto encanto macabro. Un film que tenía muchas pretensiones y que acaba siendo un mero divertimiento, fenomenalmente dirigido pero sin chispa alguna.

Silvestri, un compositor realmente formidable, supo rápidamente por donde iban las cosas. Y es que siendo éste un film con evidente esencia Hitchcock, en el apartado musical estaba claro que Bernard Herrmann iba a ser la referencia más evidente y, también, la más obvia. Hasta aquí todo bien. La cuestión es que la banda sonora apenas progresa ni evoluciona, limitándose a puntualizar el horror de forma correcta pero no especialmente brillante. Solo en su parte final parece que despierta del letargo y ofrece los mejores momentos, acrecentando hábilmente el terror de las escenas. Para terminar, Silvestri se despide con unos “End Credits” ciertamente estimables. Es un tema notable, seguramente lo mejor de toda la partitura, que rinde tributo a Herrmann aunque sin perder la orquestación típica de Silvestri. Una digna despedida para un score aceptable.
Responder
Atención Una vez publicado, el comentario no se podrá modificar. Publicar