Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web.
Si continuas navegando consideraramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Cerrar

THE LARGEST SITE OF FILM MUSIC REVIEWS IN THE WORLD! 16 YEARS ON INTERNET
25.466
BANDAS SONORAS
5.304
COMPOSITORES
5.831 OPINIONES DE USUARIOS
SÍGUENOS
USUARIO
 
PREMIOS
Premios MundoBSO 2006
Nominada Mejor BSO extranjera

Premios Grammy 2006
Mejor BSO

Premios Oscar 2005
Nominada Mejor música

Premios Globos de oro 2005
Mejor música

Premios Bafta 2005
Mejor BSO cine

MEMORIAS DE UNA GEISHA

INFORMACIÓN DISCOGRÁFICA
Compositor: Williams, John
Sello: Sony Classical
Duración: 61 minutos
INFORMACIÓN DE LA PELÍCULA
Título original: Memoirs of a Geisha
Director: Rob Marshall
Nacionalidad: EE UU
Año: 2005
ARGUMENTO

En 1929 una niña es vendida a una casa de geishas en Kyoto y sometida a un cruel trato, hasta que es rescatada por un potentado con el cual se convierte en la geisha más privilegiada de la ciudad. Pero la Segunda Guerra Mundial estalla y su mundo empieza a derrumbarse.

PUNTUACIÓN MUNDOBSO
8
PUNTUACIÓN USUARIOS
8.9
Puntuar
Compartir en
COMENTARIO MUNDOBSO

Partitura de gran intensidad dramática, en la que el compositor recurre a la fuerza evocativa del violín de Itzhak Perlman y a instrumentaciones niponas pero no para ejecutar un trabajo étnico o folklórico sino para incidir en los aspectos más sobrios y sombríos del ambiente, con gran precisión y elaboración. Lo solidifica en torno a un bello tema principal -dedicado a la protagonista-, sobre el que ejecuta variaciones y repercusiones. Se aleja de tentaciones exhibicionistas y firma una obra intensa y emotiva.

Ágora: Las Mejores BSO

Translate:
comentarios de los USUARIOS Deja un comentario
Deja un comentario
Atención Una vez publicado, el comentario no se podrá modificar. Publicar
de 0 a 5 Comentarios de 7
Siguiente
Usuario: Mikel C.G Siw
Fecha de publicación: 31.08.2013
Admito sin tapujos que esta película me deja absolutamente hipnotizado… Y creo que es por su esencia; tan pura como las lágrimas de una estrella. La narración es fascinante y rebosa verdadera delicadeza, a lo que también contribuye ese estilo visual tan intachable como poético, ofreciendo secuencias que traspasan lo onírico. Cine esplendoroso, sin duda… Cine grande y sabio, inmortal. ¿Y la banda sonora? La verdad es que me parece acojonante, descomunal, de una belleza exquisita. Otra joya incontestable del grandísimo John Williams. Una pieza sublime cuya aportación al film es de auténtica categoría, y que además ofrece una escucha aislada realmente gloriosa… Pues eso, admirados colegas, este es un álbum brutal al que ya no le cabría ni una gota más de arte.
Responder
Atención Una vez publicado, el comentario no se podrá modificar. Publicar
Usuario: luhecmusic
Fecha de publicación: 23.06.2012
Simplemente... OBRA MAESTRA. La delicadeza de Yo-Yo Ma e Itzhak Perlman, así como la íntima ejecución por parte de la American Federation Of Musicians (o "Hollywood Studio Symphony"), dan a esta excelente partitura las dimensiones requeridas para la película y, sobre todo, para su goce de manera aislada.
Responder
Atención Una vez publicado, el comentario no se podrá modificar. Publicar
Usuario: RabinJablonsky
Fecha de publicación: 04.12.2011
Cojonuda composicion de John Williams y con el corazon en la mano, digo que es una de sus mejores composiciones, gracias a Yo-Yo Ma y al brutal violin de Perlman, Williams consigue un trabajo entregado, emocionante y sobrecogedor, tal como hiciera en La Lista de Schindler.
Responder
Atención Una vez publicado, el comentario no se podrá modificar. Publicar
Usuario: quiquedavid
Fecha de publicación: 29.07.2010
Extraordinaria obra del maestro Williams. Con la ayuda de dos "monstruos" como Yo-Yo Ma y I. Perlman, logra, como bien dice Juan José Capdeopón, emocionar y sobrecoger. Un 9.
Responder
Atención Una vez publicado, el comentario no se podrá modificar. Publicar
Usuario: Juanfer
Fecha de publicación: 08.06.2009
Impresionante obra maestra de John Williams. Un tema totalmenente brillante se aplica a Sayuri tanto musicalmente como narrativamente, logrando así una de sus mejores temas principales y logrados. Muy lejos de sus postulados que lo hicieron famoso, esta obra es un compendio de las necesidades musicales (que abarcan su obra concertística) con la aplicación cinematográfica sublime. Es en su visionado con la película cuando exhibe el virtuosismo que lo acredita como el mejor compositor cinematográfico vivo. Subrayados inteligentes, emociones derivadas y subsidiarias de la película, incluyendo las contraargumentaciones que resalta Williams de la película logrando dialogar con las imágenes. Es una pieza maestra de estudio en su concepción cinematográfica. Esto no quita la musicalidad otorgada por el preciso y magnífico tratamiento del cello de Yo-Yo-Ma (para el que escribió obra concertística que se encuentra entre lo mejor de su obra), y el violín de Perlman,este, totalmente entregado en el impresionante Chairman Waltz. Melodías de carácter netamente japonés, tanto en instrumentación como en alguna estructura (su admiración por Takemitsu es citada por John Williams) que dan como resultado la mejor partitura que se haya hecho sobre este tipo de música por un occidental. Esta banda sonora quedará como una de las piezas más logradas en la carrera del compositor, a pesar de algunas personas que la consideran ''obra menor'' por no seguir los pautados postrománticos. Una de las mejores bandas sonoras de las últimas décadas. Deliciosamente exótica.
Responder
Atención Una vez publicado, el comentario no se podrá modificar. Publicar
de 0 a 5 Comentarios de 7
Siguiente