Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web.
Si continuas navegando consideraramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Cerrar

THE LARGEST SITE OF FILM MUSIC REVIEWS IN THE WORLD! 19 YEARS ON INTERNET
31.631
BANDAS SONORAS
6.691
COMPOSITORES
6.847 OPINIONES DE USUARIOS
SÍGUENOS
USUARIO
 
PREMIOS
Premios Grammy 2012
Mejor BSO

Premios Globos de oro 2011
Nominada Mejor música

Premios Bafta 2011
Nominada Mejor BSO cine

MILLENNIUM: LOS HOMBRES QUE NO AMABAN A LAS MUJERES

INFORMACIÓN DISCOGRÁFICA
Compositores: Reznor, Trent | Ross, Atticus
Sello: Columbia
Duración: 131 minutos
INFORMACIÓN DE LA PELÍCULA
Título original: Girl with the Dragon Tattoo, The
Director: David Fincher
Nacionalidad: EE UU
Año: 2011
ARGUMENTO

Adaptación de una exitosa novela sobre el misterio de la desaparición de una joven y la investigación que se emprende años después, ya llevada al cine en Män Som Hatar Kvinnor (09).

PUNTUACIÓN MUNDOBSO
7
PUNTUACIÓN USUARIOS
5.3
Puntuar
Compartir en
COMENTARIO MUNDOBSO

Hay una tendencia demasiado generalizada (y equivocada) en considerar que la labor del compositor ha de ser la de complacer los oídos de quienes escuchan su música. En el cine, esto no es así: su responsabilidad es atender a las necesidades de la película, explicarla, complementarla, profundizarla o incluso colorearla. En esta creació ambos autores han hecho una apuesta firme y decidida por no sujetarse a las pautas del cine convencional, comercial o de género y firmar una creación poco ortodoxa, valiente y sin duda no del todo fácil de apreciar fuera de su contexto.

No es, sin embargo, una partitura que no responda a métodos tantas veces empleados en el cine y que tan bien funcionan: la estratificación de la música en diferentes niveles dramáticos, cada uno de los cuales asume distintas responsabilidades, y que se complementan entre sí. El primero de esos niveles, y es el más importante, es el de recrear un ambiente irrespirable, que progresivamente se va haciendo más claustrofóbico y falto de oxígeno, en base a una música irritantemente estática, distante y calculadamente fría y falta de emoción. Sobre este ambiente gélido, los compositores insertan un segundo nivel dramático, comparativamente muy débil, y es el de una música de delicada calidez, sí emocional, pero enormente vulnerable, que transmite permanentemente una impresión pesimista y desoladora. Finalmente, un tercer nivel se dedica a las acciones y se le aplica la que es realmente la música menos importante -aunque útil- en la película.

Esta no es una partitura que aporte resoluciones ni explicaciones concretas y racionales. Es una creación de atmósferas y de intuiciones emocionales. Hasta que, ya en su final, y en forma de canción, su concluyen de modo contundente.

Translate:
comentarios de los USUARIOS Deja un comentario
Deja un comentario
Atención Una vez publicado, el comentario no se podrá modificar. Publicar
Usuario: RabinJablonsky
Fecha de publicación: 16.05.2013
A pesar de que soy fan de la musica electronica, eso si, sin llegar hasta extremos de estos dos señores, si bien la partitura electronica de Reznor/Ross en la peli funciona de maravilla, fuera de ella, no puedo decir que me haya gustado, es mas, es bastante ambiental, rozando en ocasiones el aburrimiento extremo (hablamos de casi tres horas de musica y me costo acabarlos tres discos), tendra sus fans, no lo dudo, pero a mi no me conseguido encandilar (fuera de la pantalla)
Responder
Atención Una vez publicado, el comentario no se podrá modificar. Publicar
Usuario: Mikel C.G Siw
Fecha de publicación: 08.07.2012
Film sombrío y bastante retorcidillo, con un David Fincher dirigiendo de forma casi mística. Mención especial también para el ingeniero de sonido, el gran Ren Klyce, quien construye una audición soberbia mediante un planificado juego de resonancias que en ocasiones se intercalan. Y es precisamente en su fusión con el score de estos dos tipos donde la emoción (en este caso, desasosegante) alcanza cotas de vértigo. La bso penetra en el estado de ánimo y juega con el espectador, sin tregua alguna. Hay asimismo momentos aterciopelados y evocadores, cuyo contraste con los elementos hostiles los mantienen siempre acorralados, si bien no dejan de ser pequeños astros de fe y esperanza… Curiosa, por otra parte, la edición discográfica de este score tan ambiguo. Tres cds con casi tres horas de música, no ordenada cronológicamente y de la cual gran parte ni siquiera aparece en el film... Supongo entonces que Reznor y Ross ha pretendido crear en sus discos una experiencia que funcione también de forma independiente. Y así, aunque en la peli suenen sólo unos fragmentos determinados, en el álbum esas ideas se desarrollan mucho más… Ciertamente han forjado un trabajo muy vanguardista y digno de reivindicar, sin que ello implique el querer renunciar al sinfonismo en la música de cine, Dios nos libre.
Responder
Atención Una vez publicado, el comentario no se podrá modificar. Publicar