Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web.
Si continuas navegando consideraramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Cerrar

THE LARGEST SITE OF FILM MUSIC REVIEWS IN THE WORLD! 18 YEARS ON INTERNET
30.347
BANDAS SONORAS
6.398
COMPOSITORES
6.577 OPINIONES DE USUARIOS
SÍGUENOS
USUARIO
 

MUÑECO DIABÓLICO

INFORMACIÓN DISCOGRÁFICA
Compositor: McCreary, Bear
Sello: Sony Classical
Duración: 67 minutos
INFORMACIÓN DE LA PELÍCULA
Título original: Child's Play
Director: Lars Klevberg
Nacionalidad: EE UU
Año: 2019
ARGUMENTO

Una madre le regala a su hijo un muñeco por su cumpleaños, sin saber de la naturaleza maligna que esconde en su interior...

PUNTUACIÓN MUNDOBSO
7
PUNTUACIÓN USUARIOS
7.6
Puntuar
Compartir en
COMENTARIO MUNDOBSO

Para este notable filme que es un revival de aires ochenteros, divertido, macabro, violento (sin autocensura), que de algún modo reinterpreta incluso al personaje de Elliot de E.T. The Extra-Terrestrial (82) y que también es una bofetada a la modernidad de Amazon y su Alexa, Bear McCreary cumple su cometido con creces. La suya es una partitura sólida que funciona de principio a fin cumplimentando los requerimientos del terror con calidad y entidad musical, pero también participando en el humor, negro y tétrico, en lo demencial y en un sentimentalismo que es, por añejo, también muy adecuado. Cuenta con un brillante tema principal versionado como canción e instrumentalmente y que en la forma de siniestra melodía infantil le da enorme fuerza dramática y significativa al conjunto de la película.

Translate:
comentarios de los USUARIOS Deja un comentario
Deja un comentario
Atención Una vez publicado, el comentario no se podrá modificar. Publicar
Usuario: Mikel C.G Siw
Fecha de publicación: 24.04.2020
Este nuevo “Muñeco Diabólico” realmente da miedo. Un reinicio de la franquicia muy acertado y provisto de cierto encanto macabro. Una peli entretenida que no asume mayores pretensiones que las de ofrecer un buen rato lleno de desmadres y algunas risas (la escena de la vieja en el coche, por ejemplo). Bear McCreary compone para la ocasión una pieza muy irónica que sabe aprovechar sus posibilidades para lucirse a lo largo del metraje. Poner miedo en una escena de miedo es demasiado obvio y además no casa con el tono de esta película. Es por ello que McCreary introduce elementos sarcásticos e incluso épicos en su música, pero sin caer en excesos, sino más bien puntualizando una creciente sensación de indefensión. Seguramente no pasará a la historia, pero es una banda sonora muy notable que se disfruta tanto en la película como en el disco. Por momentos deliciosa.
Responder
Atención Una vez publicado, el comentario no se podrá modificar. Publicar