Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web.
Si continuas navegando consideraramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Cerrar

THE LARGEST SITE OF FILM MUSIC REVIEWS IN THE WORLD! 19 YEARS ON INTERNET
32.170
BANDAS SONORAS
6.774
COMPOSITORES
6.904 OPINIONES DE USUARIOS
SÍGUENOS
USUARIO
 

EDITORIALES

CONÓCEME
CONSULTA ANTERIORES
ARCHIVO

BRITELL SE DIFUMINA

28/05/2021 | Por: Conrado Xalabarder

Nicholas Britell es un compositor que irrumpió fuerte, que trajo aires renovadores pero temo que pueda estar difuminándose como uno más en la vorágine del peor Hollywood, el de una industria que parece no querer saber nada de música expresiva y narrativa. En muy breve tiempo ha conseguido dos nominaciones al Oscar, por la interesante Moonlight (16) y la espléndida y altamente reivindicable If Beale Street Could Talk (18), y también ha firmado con gran solvencia Vice (18), tan bien integrada en la dramaturgia de los acontecimientos narrados en el filme y en particular en su personaje protagonista. Estas tres bandas sonoras tenían el denominador común de hacer uso de lo que vendría a ser un minimalismo maximalista, esto es, con los mínimos recursos musicales y temáticos lograr los máximos resultados dramáticos y narrativos. Sea como sea, era inteligencia añadida en las películas, y precisamente por ello daba esperanza en el cine USA actual, teniendo presente además su juventud: tiene solo 40 años.

Con esos precedentes era lógico que sus siguientes proyectos me generaran expectación. Pero ha sido muy frustrante: en Amazon Prime está desde hace poco la serie The Underground Railroad (21) y hoy llega a los cines Cruella (21), ambas con su música. Sobre ambas me he explayado en sus respectivas fichas, a las que me remito, pero aquí diré que no he encontrado en ninguna de las dos -y muy especialmente en la película de Craig Gillespie- ni rastro del compositor por el que he estado apostando como uno de los más interesantes y prometedores: ¡este es el tercer editorial que le dedico!. Pero ni rastro ni traza de algo mínimamente relevante en ambas.

Seguramente no habrá tenido margen de maniobra alguna, quizás tampoco habrá podido proponer nada mejor, pero en todo caso de lo que se le ha pedido ha dado lo mínimo, algo muy escaso, muy pobre, muy desinflado y sobre todo muy difuminado. La música de cine es otra cosa (y también la de las series televisivas), hay sobrados precedentes y también ejemplos recientes como para no ser condescendiente con él. Seguiré creyendo que tiene mucho que aportar y seguiré esperando reencontrarme con un Britell que me preocupa acabe difuminado y confundido con tantos otros compositores de color gris.

Compartir en
 
de 0 a 5 Editoriales de 294
Siguiente
23/07/2021 | Por: Conrado Xalabarder
Hans Zimmer ha avanzado dos de los temas de la banda sonora de Dune, y en las redes ya ha comenzado un debate quizás algo precipitado.
16/07/2021 | Por: Conrado Xalabarder
Las respuestas y propuestas de la profesión de compositores y compositoras de cine han sido necesarias para sacar a la luz las preocupaciones y tensiones del sector y para encontrar soluciones, que son urgentes.
09/07/2021 | Por: Conrado Xalabarder
Parecía propio de tiempos recientes lo de querer pagar a los compositores con promesas de proyección profesional, pero Stanley Kubrick ya lo hizo en 1953 y en setenta años sigue igual.
02/07/2021 | Por: Conrado Xalabarder
Hubo un tiempo en que Brian Tyler era una promesa de futuro, pero eligió vender su alma al diablo de la industria de Hollywood, abandonar la música y convertirse en maestro de la piroctecnia.
25/06/2021 | Por: Conrado Xalabarder
Modificar o reemplazar una banda sonora puede mejorar la película, pero hay ocasiones en que al hacerlo el director o el productor se pegan un tiro en el pie propio y con ello hieren o matan a la película.
de 0 a 5 Editoriales de 294
Siguiente