Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web.
Si continuas navegando consideraramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Cerrar

THE LARGEST SITE OF FILM MUSIC REVIEWS IN THE WORLD! 17 YEARS ON INTERNET
25.946
BANDAS SONORAS
5.452
COMPOSITORES
5.939 OPINIONES DE USUARIOS
SÍGUENOS
USUARIO
 

EDITORIALES

CONÓCEME
CONSULTA ANTERIORES
ARCHIVO

LA GRAN CLASE DE BRITELL

11/01/2019 | Por: Conrado Xalabarder

El estreno hoy en los cines de Vice (18) permitirá constatar el potencial y la proyección como cineasta de Nicholas Britell, compositor aún desconocido y todavía no destacado entre el grupo de nuevos músicos norteamericanos del que forma parte junto a, entre otros, Dustin O'Halloran o especialmente Justin Hurwitz, cinco años más joven y que le hace algo de sombra pues capta mayor atención e interés. Pero tanto Vice como If Beale Street Could Talk -de la que hoy publicamos comentario en MundoBSO- deberían colocarle en una posición más visible, porque hay algo en este autor que lo significa y que tiene que ver con la clase, el refinamiento y exquisitez de su música en unos tiempos donde parece que eso no tiene importancia.

Me refiero sustancialmente a estos dos trabajos, que podrían incluso colocarle por partida doble a las puertas del Oscar, a las que ya llegó gracias a Moonlight (16) En esta película de Barry Jenkins, que ganó el Oscar al mejor filme en aquella ceremonia donde Warren Beatty proclamó triunfadora a la película equivocada, la música no acabó de encontrar un sitio relevante, pero aún así aportó gran distinción gracias al tema principal, sencillo, breve y bello, que aparecía para acudir al rescate del protagonista en puntuales ocasiones, donde lo abrazaba, daba ternura y lo exponía en su fragilidad y necesidad de afecto. No iba mucho más allá, pero era una misión cumplida interesante y también muy inteligente.

Estas tres bandas sonoras de Britell tienen el denominador común de hacer uso de lo que vendría a ser un minimalismo maximalista, esto es, con los mínimos recursos musicales y temáticos lograr los máximos resultados dramáticos y narrativos. En el caso de If Beale Street Could Talk es claramente constatable con su hermoso y exquisito tema principal, sencillo pero profundo, que conoce algunas repeticiones y transformaciones que mantienen estable un tono de apacible melancolía (...) Participa muy activamente en hacer de la película una experiencia emocional y sensorial, a modo casi de poema sinfónico expuesto a través del dolor y la aflicción, tal y como he indicado en la reseña. En el caso de Vice, el tema principal es mayor porque mayor es el protagonista (en If Beale... la protagonista es una sencilla mujer y en Vice nada menos que el vicepresidente de Estados Unidos) Pero aún así vuelve a operar con un tema principal que resalta las luces y sombras del personaje, con versiones cálidas, otras íntimas y también momentos quebrados y disonantes, tal y como escribí.

Pero no estoy celebrando lo que son buenas arquitecturas narrativas y estructurales, aunque sea gratísimo comprobar cómo un tema principal es tan bien aprovechado tan útil, sino que con Britell parece que importa y mucho buscar la máxima calidad y, sobre todo, la auténtica personalidad. Y a ello añado que lo hace con una música bien calculada y ciudadosamente preparada para ser metida piel adentro de los personajes y explicar muchísimo de ellos, otorgando además tanto a Chiron (Moonlight) como a Tish (If Beale Street Could Talk), ambos afroamericanos de extracción humilde, una gran categoría y dignidad personal. Los explica, los complementa y además los reviste. Si esto se mantiene en futuros proyectos, estaremos ante uno de los grandes compositores del cine contemporáneo.

Compartir en
 
de 0 a 5 Editoriales de 158
Siguiente
18/01/2019 | Por: Conrado Xalabarder
En el cine de Shyamalan ya no existe James Newton Howard. Y sin Howard, el cine de Shyamalan no es lo mismo.
04/01/2019 | Por: Conrado Xalabarder
En este año que recién arranca alcanzaremos la cifra de 28.000 bandas sonoras comentadas, nada menos. 2019 plantea otros objetivos y esperanzas.
28/12/2018 | Por: Conrado Xalabarder
Cerramos 2018 haciendo recuento de algunos de los hechos más relevantes del año.
21/12/2018 | Por: Conrado Xalabarder
El estreno de Mary Poppins Returns supone el regreso a primera línea, y con opciones de Oscar, del semi-olvidado Marc Shaiman.
14/12/2018 | Por: Conrado Xalabarder
La nominación al Goya de compositores hasta ahora desconocidos para la gran mayoría, elegidos para competir con el titán Alberto Iglesias, pone de relieve que existe una nueva ola de compositores que buscan su lugar en el cine.
de 0 a 5 Editoriales de 158
Siguiente