Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web.
Si continuas navegando consideraramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Cerrar

THE LARGEST SITE OF FILM MUSIC REVIEWS IN THE WORLD! 17 YEARS ON INTERNET
27.853
BANDAS SONORAS
5.907
COMPOSITORES
6.196 OPINIONES DE USUARIOS
SÍGUENOS
USUARIO
 

55 DÍAS EN PEKÍN

INFORMACIÓN DISCOGRÁFICA
Compositor: Tiomkin, Dimitri
Sello: La-La Land
Duración: 114 minutos
INFORMACIÓN DE LA PELÍCULA
Título original: 55 Days at Peking
Director: Nicholas Ray
Nacionalidad: EE UU
Año: 1963
ARGUMENTO

Las aventuras y el drama de unos europeos inmersos y atrapados en pleno conflicto revolucionario chino.

PUNTUACIÓN MUNDOBSO
6
PUNTUACIÓN USUARIOS
7.7
Puntuar
Compartir en
COMENTARIO MUNDOBSO

Partitura espectacular e intimista a partes iguales, con delicados temas románticos y contundentes melodías de acción, de acuerdo con el personal estilo de su compositor en películas épicas.

Translate:
comentarios de los USUARIOS Deja un comentario
Deja un comentario
Atención Una vez publicado, el comentario no se podrá modificar. Publicar
Usuario: Mario Pons
Fecha de publicación: 11.05.2018
55 DAYS AT PEKING

Dimitri Tiomkin es un genio. Es uno de mis compositores favoritos de la década de los 40-50-60 y muestra grandes dotes de composición y orquestación en todas sus partituras. No he escuchado cada una de sus bandas sonoras aún pero pronto será una misión cumplida.
Aquí hablamos concretamente de "55 Days at Peking", una composición que si bien posee elementos magníficos en lo musical, al final acaba dejando bastante que desear en su conjunto.

El tema principal, con una obertura muy potente y tal vez demasiado exagerada, abre esta partitura de manera colosal y con una sección de viento ágil en su estructura y una sección de cuerdas muy elaborada que acompaña, a través de muchos "Pizzicato", la melodía principal. Mientras que el comienzo parece ser más americano de lo normal e incluso con toques muy agrestes y violentos, más adelante vemos que para el mismo tema principal se utiliza una instrumentación más original y oriental, por la localización de los eventos importantes del film: Peking (si, aunque escriba en castellano prefiero ponerlo en inglés).
Este tema principal funciona como tema locativo durante toda la película. A pesar de que los personajes sean importantes, Tiomkin y la directiva de la película querían que el protagonista fuera el conflicto bélico en Peking y el momento histórico del levantamiento de los Bóxers.

Para mostrarnos Peking, Tiomkin, al inicio de todo, utiliza una variación del tema principal un poco más amenazante seguida de una versión un poco más nostálgica y muy agradable, que muestra dos cosas: el lugar donde se verá el conflicto general y la batalla pero también el lugar donde conviven los personajes protagonistas. La parte amenazante no tiene nada de especial excepto el hecho de que la versión sea construida con una tonalidad más grave de lo normal. La cotidiana, sin embargo, es magnífica: una sección de cuerdas construye la melodía principal acompañada de ciertos instrumentos como el xilófono e incluso creo distinguir la armónica de cristal haciendo una pequeña aparición para mostrarnos una versión distinta del tema principal, muy elaborada y que realiza los mejores segundos de la partitura en mi opinión.

Para las aventuras de Lewis (que será el protagonista del film) en Peking, Tiomkin nos muestra muchas veces el tema principal para mostrarnos que estamos dentro del lugar conflictivo pero también con cierto tono heroico y épico para la vinculación con el personaje principal de la película. También se utilizan algunos instrumentos más enfocados a la parte oriental pero muchas veces mezclados con elementos más occidentales para mostrar el carácter americano de los personajes.
Se hace también un importante uso de las trompas y los cuernos franceses en momentos realmente bellos y algunos de estos poseen un cierto tono militar, con los timbales como protagonistas pues no olvidemos que Lewis & CIA son soldados que lucharán en la batalla de Peking.
Además, Dimitri Tiomkin hace gala de sus dotes de composición para mostrarnos muchísimas versiones diferentes del tema principal, con otras tonalidades, armonías e incluso con algunos pequeños cambios no muy significativos en la melodía principal: una de sus versiones, un tanto misteriosa pero a la vez épica, como si de un lugar celestial se tratara, vuelve a mostrarnos unos cuantos segundos que constituyen una de las mejores partes musicales de la película: https://www.youtube.com/watch?v=GijpUaYI_ow
También nos muestra alguna que otra melodía intrigante muy elaborada y aventurera a la vez seguida de una parte a cuerda más simple e insulsa.
(En el minuto 01:00-01:20 tenemos la variación misteropsa-celestial, muy interesante, del tema principal. En 01:35-01:50 la melodía intrigante-aventurera y el toque cotidiano sobre Peking del que hablábamos en el párrafo anterior está situado en el minuto 02:34-02:50)

Además del tema de Peking, donde se desarrollará el conflicto, Tiomkin se dedica a versionar muchos de los himnos de los países que ocupan la embajada y entre ellos muchos himnos americanos para la llegada de los marines estadounidenses a tal lugar. Aunque son músicas conocidas y algunas versiones son ligeramente cambiadas por el compositor, las piezas "Welcome Marines" o "Help Arrives", como ejemplos, son deliciosas y un entretenimiento digno en cuanto a lo musical se refiere. En escena, ver todos los extras (más de 5.000 utilizados para esta película), llegando al compás de la música de los himnos de sus respectivos países es algo tremendo y digno de ver.

Por todos es sabido que Tiomkin propone y crea mucho contenido narrativo en sus partituras. A pesar de que esta sea una pequeña excepción ya que se dice que el compositor no se implicó mucho profesionalmente en esta banda sonora ("the Fall of the Roman Empire" se acercaba y acaparaba su interés mucho más que la historia de Peking), cuatro temas fueron creados de manera original para esta película, entre ellos el tema principal vinculado con el conflicto y el lugar.
Dimitri creó un tema romántico, bastante simple y no muy azucarado sino más bien elegante pero no del todo efectivo ya que de amor...poco tenía. Protagonizado, normalmente, por un solo de violín para la baronesa Natasha (una excelente Ava Gardner, quién parece ser que tuvo una relación de odio profunda con Charlton Heston), muchas eran las apariciones del tema en el film pero nunca llegaba a calar entre el espectador, quién se mostraba más bien frío y vinculaba la relación amorosa como algo más bien exótico pero nunca romántico del todo y la música es cierto que no ayudaba del todo. Es un tema de amor que pasa más bien desapercibido y que no llega a tener ningún interés musical plausible pero sí narrativo ya que aparece casi siempre que la pareja protagonista está unida en una escena o tienen algún tipo de contacto.
"So Little Time" es la versión cantada de este tema de amor que tampoco tuvo mucho éxito y hay, en la edición discográfica y durante la película, una versión a ritmo de vals llamada "Natasha's Waltz" que tampoco acaba de convencer del todo. Así, el tema romántico, que no falla estrepitosamente acaba por diluirse durante la historia y nunca parece impactar emocionalmente al espectador. Además, Natasha morirá hacia el final de la película en una muerte nada bella ni emotiva (se dice que el propio Heston pidió que el personaje muriese ya que hubieron varios problemas en el rodaje con Gardner, quién parecía tener problemas con el alcohol para ese tiempo)

Durante el film hay música animada para los eventos de la realeza (un baile en la embajada británica brillante), música dramática para las muertes del embajador británico o del primer ministro alemán en Peking y también mucha música de acción y amenazante vinculada al levantamiento de los Bóxers (rebeldes chinos que intentaron acabar con la influencia occidental en sus tierras)
Ésta última música es bastante insulsa y es el apartado menos interesante: Tiomkin nos tiene acostumbrados a grandes piezas de acción en muchas de sus bandas sonoras pero aquí falla ligeramente en este importante apartado y eso le resta muchos puntos.

Hay otro tema, muchísimo más elaborado y más emotivo que el de amor, al que Tiomkin dio más importancia y que está vinculado con una pequeña niña mestiza que acaba siendo muy importante para nuestro protagonista y que durante la batalla queda huérfana ya que su padre acaba pereciendo ante el alzamiento de los Bóxers: ésta niña es Theresa. "Moon Fire" es el track por excelencia que se vincula a la niña y es uno de los temas más reconocidos de la banda sonora por los aficionados y la gente que ha visto la película. Es un tema delicado, honesto, muy simple y nostálgico y con una carga emocional que, aunque tramposa, acaba llegando muchísimo más al espectador u oyente. No tiene mucho significado narrativo pero es un tema para personaje, que en lo musical, está muy trabajado y que también acaba impactando al público en general.
Comentar e indicar también que, mientras que los cuernos franceses o secciones de viento ampulosas acompañan al tema de Peking y el violín es el principal protagonista del tema de Natasha y el tema de amor entre Lewis y ésta, aquí, en el tema de Theresa, la niña mestiza, tenemos a la armónica como gran instrumento de vinculación.

Voy a destacar, por último, el que para mi es el mejor track de la partitura: "Explosion of the Arsenal". Una pieza que, aún estando vinculada a una escena más bien temible y estresante, hace que todo parezca divertido y da esperanzas a que salga bien haciendo que la escena cambie totalmente.
La sección de cuerdas está muy elaborada y va mostrando algunos esbozos del tema principal pero con muchas variaciones distintas y unos momentos estelares: la cotidianeidad con la que se toca esta pieza es maravillosa y especificamente, en los segundos 03:38-04:03 de esta Suite https://www.youtube.com/watch?v=fwkSUPBeZi0

En definitiva, la inspiración de Tiomkin se ve un poco fallida en esta partitura y hay momentos realmente insípidos sobretodo en los temas de acción, donde la banda sonora hace aguas completamente. Lo mejor de la partitura es, sin duda, el tema principal de Peking y todas sus impresionantes variaciones con una multifaceta a la que el compositor ya nos tiene acostumbrados. A pesar de la terrible parte de acción y el insulso tema de amor además de, quizá, una larga duración, el resto de la partitura de Tiomkin aprueba y se le perdona por regalarnos más adelante una de sus mejores obras, "the Fall of the Roman Empire", obra en la que tenía la cabeza durante todo el rodaje de la película de "55 Days at Peking".

6/10
Responder
Atención Una vez publicado, el comentario no se podrá modificar. Publicar
Usuario: Alex Navarro Garrich
Fecha de publicación: 06.01.2018
Tarde de Reyes con Harry Ptter, Silvestri ochentero y este Tiomkin... Me encanta la canción de Andy Williams y estoy de acuerdo... prefiero la versión de 37 minutos. Gran temario el de Tiomkin.
Responder
Atención Una vez publicado, el comentario no se podrá modificar. Publicar
Usuario: MarioSoundtrack
Fecha de publicación: 18.04.2013
Qué grandes temas se pueden encontrar aquí! Un buen Tiomkin como siempre. Por desgracia, para mi, en su conjunto, la versión de 114 minutos se me hace un poco larga, que no aburrida.
Responder
Atención Una vez publicado, el comentario no se podrá modificar. Publicar