Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web.
Si continuas navegando consideraramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Cerrar

THE LARGEST SITE OF FILM MUSIC REVIEWS IN THE WORLD! 17 YEARS ON INTERNET
25.715
BANDAS SONORAS
5.364
COMPOSITORES
5.883 OPINIONES DE USUARIOS
SÍGUENOS
USUARIO
 

TIOMKIN, DIMITRI

Ciudad natal: Kremenchuk (Ucrania)
Año de nacimiento: 1894
Año defunción: 1979
DESCRIPCIÓN

Nació en Kremenchuk (actual Ucrania), el 10 de mayo de 1894, y murió en Londres (Reino Unido), el 11 de noviembre de 1979. Referencia ineludible en el cine de la décadas de los 40, 50 y 60 en Hollywood, y uno de los músicos más premiados y reverenciados de su tiempo, cuyas partituras estuvieron presentes en auténticas cimas del séptimo arte. Estudió en el Conservatorio de San Petersburgo, donde tuvo como profesor, entre otros, a Alexander Glazunov, mentor de Sergei Prokofiev y Dmitri Shostakovich. En los turbulentos años de la Revolución Rusa entró en el mundo del cine componiendo música para películas mudas. Años después, se trasladó con su padre a Berlín, para proseguir sus estudios de piano, debutando en la Filarmónica de esa ciudad. Tras un breve paso en París, donde conoció a otro pianista con el que daría conciertos de piano a dúo, aceptó la oferta de viajar a Nueva York y participar en conciertos y poner música a ballets y espectáculos diversos.

Tras el crack del 29, él y su mujer se trasladaron a Hollywood, donde el músico encontró trabajo componiendo música para películas pequeñas y de escaso recorrido. Años después, el director Frank Capra le escogería para la música de su película Lost Horizon (37), que resultó ser un gran éxito, llevando así a Tiomkin al reconocimiento y a la órbita de los grandes estudios y los directores de prestigio. Con Capra establecería una sólida relación en los años siguientes, con títulos como Mr. Smith Goes to Washington (39), Meet John Doe (41) o It's a wonderful life (46). Tiomkin siempre declaró sentirse en deuda con el director, por aleccionarle a superarse como compositor y adaptarse a los guiones y los personajes. Durante la Segunda Guerra Mundial, el compositor también colaboraría con Capra poniendo música a una serie de documentales rodados durante la contienda.

Junto con Capra, otra de sus primeras colaboraciones la formaría nada menos que con Alfred Hitchcock. Shadow of a Doubt (43), Strangers on a Train (51), I Confess (53) y Dial M for Murder (1954) conformaron la impecable trayectoria del músico con el director inglés antes de la irrupción de Bernard Herrmann. Pero en esta década de los 50 se daría el más rotundo triunfo para Tiomkin casi en toda su carrera. Tras trabajar con Fred Zinnemann en The Men (50), el debut de Marlon Brando en el cine, el músico fue elegido también para la siguiente película del director: High Noon (52), que si bien no fue su primer western sería aquí cuando revolucionaría un género en el que se consagraría posteriormente, y una partitura ya emblemática por la canción "Do not forsake me, oh my darlin". Una canción que vertebraría la partitura, una composición que marcaría un antes y un después en la música para westerns. Tiomkin logró que su música tuviera una altura dramática y enfática a la hora de mostrar la psicología de los protagonistas como nunca antes se había visto en el género. Una película que sería muy diferente de no contar con esa partitura. Ambas, música y canción, contribuyeron a que la película se convirtiera en un éxito y un clásico, tras un estreno frío y decepcionante. Tiomkin se llevaría sendos Oscars por ambos trabajos, y ya no abandonaría la élite de las grandes películas.

La década de los 50 siguió siendo próspera y fructífera para el músico, que ganaría de nuevo otros dos Oscar más: por The High and the Mighty (54), y por The Old Man and the Sea (58), y que prácticamente estaría presente en todos los géneros de Hollywood. Trabajó con directores tan importantes como Howard Hawks o John Huston, y demostró su talento en la ciencia-ficción con The Thing from Another World (51), en el género épico e histórico con Land of the Pharaons (55) y, de forma más notoria, en los westerns. Giant (56), Gunfight at O.K. Corral (57), Last Train from Gun Hill (59) y Río Bravo (59) le dieron fama y reconocimiento como creador de la auténtica música del género.

Los 60 verían su madurez creativa, y aunque siguió siendo tan prolífico como de costumbre, empezó a escoger más puntualmente sus proyectos y demostrando que aun podía ir más lejos en su destreza y su creatividad musical. Siguió en el western con películas como The War Wagon (67) y especialmente The Alamo (60), otra cima del género, pero los mejores resultados los conseguiría en el género épico, y más concretamente para dos producciones de Samuel Bronston como fueron 55 Days at Peking (63) y más en concreto The Fall of the Roman Empire (64), donde cosechó otro gran triunfo en el que se considera uno de los mejores trabajos de toda su carrera, una música crepuscular, doliente, con momentos luminosos y enfáticos, pero siempre enmarcado en un discurso de decadencia y tristeza. Otras obras importantes de aquella década fueron The Unforgiven (60), The Guns of Navarone (61) o Circus World (64). Paralelamente, también trabajó a buen ritmo en la televisión, donde también destacó en westerns como Rawhide (59), componiendo un tema principal que ha quedado para la posteridad.

Con la llegada de los 70 su presencia fue desapareciendo paulatinamente hasta que decidió retirarse, tras una larguísima carrera repleta de éxitos y reconocimientos. Sólo entre 1948 y 1958 compuso nada menos que 57 partituras para otras tantas películas (solamente en 1952 trabajó en 9). 15 nominaciones, 4 Oscars y multitud de directores alabando su profesionalidad y su calidad como músico bien merecían ese retiro dorado para todo un gigante talentoso y versátil del Hollywood dorado como Dimitri Tiomkin. Pocos géneros se le resistieron, y logró lo que no demasiados compositores consiguen: tener tanto éxito con las partituras orquestales como con las canciones. Hasta la llegada de Bernstein y Morricone, él era la música de los western, el creador de las baladas de los títulos de créditos. A su muerte dejó un legado monumental para la posteridad en forma de partituras y músicas ligadas no solo a sus inmortales películas, sino a la misma Historia del Cine.

(Isaac Duro)

PREMIOS
Oscar: 4 premios, 15 nominaciones
Globos de oro: 5 premios, 1 nominación
Grammy: 1 nominación
Compartir en
ORDENAR
FILTRAR
VER
BUSCADOR
LISTA DE BANDAS SONORAS
de 0 a 5 Bandas Sonoras de 67
Siguiente
Año: 1964
Sello: Film Score Monthly
Duración: 67 minutos
PUNTUACIÓN MUNDOBSO
6
PUNTUACIÓN USUARIOS
4.7
Año: 1963
Sello: La-La Land
Duración: 114 minutos
PUNTUACIÓN MUNDOBSO
6
PUNTUACIÓN USUARIOS
7.7
Año: 2004
Sello: Silva Screen
Duración: 210 minutos
PUNTUACIÓN MUNDOBSO
8
PUNTUACIÓN USUARIOS
9.3
Año: 1960
Sello: Prometheus
Duración: 164 minutos
PUNTUACIÓN MUNDOBSO
9
PUNTUACIÓN USUARIOS
9.3
Año: 1933
Sello: Pirata
Duración: 26 minutos
PUNTUACIÓN MUNDOBSO
6
PUNTUACIÓN USUARIOS
6
de 0 a 5 Bandas Sonoras de 67
Siguiente