Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web.
Si continuas navegando consideraramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Cerrar

THE LARGEST SITE OF FILM MUSIC REVIEWS IN THE WORLD! 17 YEARS ON INTERNET
27.159
BANDAS SONORAS
5.745
COMPOSITORES
6.103 OPINIONES DE USUARIOS
SÍGUENOS
USUARIO
 
PREMIOS
Premios MundoBSO 2018
Nominada Mejor BSO extranjera

Premios Globos de oro 2018
Mejor música

FIRST MAN (EL PRIMER HOMBRE)

INFORMACIÓN DISCOGRÁFICA
Compositor: Hurwitz, Justin
Sello: Back Lot
Duración: 68 minutos
INFORMACIÓN DE LA PELÍCULA
Título original: First Man
Director: Damien Chazelle
Nacionalidad: EE UU
Año: 2018
ARGUMENTO

La historia de la misión de la NASA que llevó al primer hombre a la Luna, Neil Armstrong.

PUNTUACIÓN MUNDOBSO
7
PUNTUACIÓN USUARIOS
7.9
Puntuar
Compartir en
COMENTARIO MUNDOBSO

El compositor firma una creación dramática y ambiental con música sinfónica y electrónica, que dosifica y dirige hacia una intensidad progresivamente creciente que se expande en los momentos más significativos como el despegue y muy especialmente el aterrizaje. Hasta llegar a ellos, una serie de músicas sobrias, en momentos minimalistas, aportan un tono que fusiona la incerteza, el suspense y también la fascinación, algo que se mantiene estable durante toda la partitura aunque no equilibradamente sino incidiendo en uno u otro aspecto. Esta es una banda sonora más de impacto emocional que narración, quizás muy deudora de los códigos zimmerianos aunque con personalidad y con momentos minimalistas de interesante intensidad.

Translate:
comentarios de los USUARIOS Deja un comentario
Deja un comentario
Atención Una vez publicado, el comentario no se podrá modificar. Publicar
Usuario: Mikel C.G Siw
Fecha de publicación: 03.02.2019
Tenía muchas expectativas puestas en esta película y lo cierto es que me ha decepcionado. No es un mal film, pero le faltan importantes dosis de pasión y de magia. Uno nunca tiene la sensación de hallarse ante un relato trascendental, pues todo es muy aséptico a pesar del dramatismo de sus pasajes. Tampoco me ha convencido el modo en que está filmada; con una dirección a medio camino entre el realismo detallista de "Saving Private Ryan" y la áspera óptica de Paul Greengrass. Aunque el problema aquí no es el tipo de realización en sí, sino la impericia del director Damien Chazelle a la hora de implicar emocionalmente. Pues no basta con agitar la cámara; lo importante es saber dotar a las secuencias de vida, de avance dramático, algo en lo que "First Man" flaquea y bastante. Todo esto es más que evidente en los últimos minutos del film; el hombre ya ha llegado a la luna pero todo carece de vitalidad, de emoción verdadera. Ni siquiera se insinúa la exaltación de la humanidad ante semejante hazaña, más bien es como si a nadie le importase. Además, esta es una película que parece olvidarse completamente del entorno, articulada mediante una interminable sucesión de primeros planos que llegan a saturar y desorientan al espectador. Después de dejarme maravillado con "La La Land", esperaba que "First Man" fuera un nuevo peliculón de este prometedor director. Pero, desgraciadamente, no ha sido así. Debo decir que lo tenía todo para ser fascinante y, sin embargo, acaba siendo un film errático y poco conmovedor.

Quien no ha defraudado lo más mínimo es Justin Hurwitz. En "La La Land" hizo un score sobresaliente y por ello pasó a ser (para mí) un autor a tener muy en cuenta. "First Man" ha supuesto la confirmación de su enorme categoría como compositor de bandas sonoras. Y es que esta es una pieza realmente sublime, inspiradora y muy poética. En cierto modo, la música tiene todo lo que les falta a las imágenes; fuerza y sensibilidad. El compositor crea toda una dimensión dramática en la que la partitura va incidiendo en diferentes sensaciones dependiendo del momento; desde el peligro a la fascinación absoluta en cuestión de segundos, lo cual, además de enriquecer el conjunto, otorga un contraste a la música que verdaderamente me sobrecoge.

Escuchando este álbum (de un diseño físico estupendo por cierto) me siento liberado de las tensiones del mundo y puedo respirar en paz. Porque "First Man" llega muy adentro. Una música infinitamente superior a las imágenes para las que fue concebida, con momentos realmente singulares y excitantes.

Pienso seguir muy de cerca a Hurwitz. Con él, el futuro puede ser aún más prometedor, pues su música es una auténtica delicia con vocación eterna y alas de ángel.
Responder
Atención Una vez publicado, el comentario no se podrá modificar. Publicar