Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web.
Si continuas navegando consideraramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Cerrar

THE LARGEST SITE OF FILM MUSIC REVIEWS IN THE WORLD! 17 YEARS ON INTERNET
27.853
BANDAS SONORAS
5.907
COMPOSITORES
6.196 OPINIONES DE USUARIOS
SÍGUENOS
USUARIO
 

STEINER, MAX

Ciudad natal: Viena (Austria)
Año de nacimiento: 1888
Año defunción: 1971
DESCRIPCIÓN

Nació en Viena (Austria), el 10 de mayo de 1888, y murió en Los Ángeles (EE UU), el 28 de diciembre de 1971. Fue un compositor perteneciente al Hollywood dorado, uno de los más importantes de aquellas primeras décadas y uno de los primeros grandes nombres en la historia de las bandas sonoras. Trabajó en numerosísimas películas, con los cineastas más prestigiosos y poniendo música a clásicos imperecederos del séptimo arte. Y desde luego fue una gran influencia en las generaciones posteriores de compositores que tendrían en Steiner a una figura de referencia e inspiración.

Nació en una familia de clase alta dedicada al teatro. Su abuelo, de idéntico nombre y de profesión actor y manager teatral, fue amigo de Johann Strauss hijo, y Richard Strauss fue ... Continuar leyendo

Nació en Viena (Austria), el 10 de mayo de 1888, y murió en Los Ángeles (EE UU), el 28 de diciembre de 1971. Fue un compositor perteneciente al Hollywood dorado, uno de los más importantes de aquellas primeras décadas y uno de los primeros grandes nombres en la historia de las bandas sonoras. Trabajó en numerosísimas películas, con los cineastas más prestigiosos y poniendo música a clásicos imperecederos del séptimo arte. Y desde luego fue una gran influencia en las generaciones posteriores de compositores que tendrían en Steiner a una figura de referencia e inspiración.

Nació en una familia de clase alta dedicada al teatro. Su abuelo, de idéntico nombre y de profesión actor y manager teatral, fue amigo de Johann Strauss hijo, y Richard Strauss fue su propio padrino. Su madre era bailarina en las producciones de su abuelo, de modo que la música estuvo presente desde la niñez de Maximilian. El joven Steiner, tras un infructuoso paso por la universidad, se enroló en la Academia Imperial de Música en 1904, donde mostró una precocidad y un talento que le llevarían a completar el ciclo de cuatro años en uno solo, y con la tutela personal de Gustav Mahler y Robert Fuchs. Estudió varios instrumentos, como el piano, el órgano, el violín y la trompeta. También cursó estudios de armonía, contrapunto y composición, lo que le valió varios premios y reconocimientos de su academia.

A la temprana edad de 15 años empezó a trabajar como compositor, empezando con una opereta que le valió para dirigir esa y otras obras en varias ciudades europeas como Hamburgo o Moscú. En Londres permaneció ocho años dirigiendo varios espectáculos musicales, que le valieron para ganar experiencia y prestigio, además de permitirle comenzar a escribir también obras de teatro y sinfonías. El estallido de la Primera Guerra Mundial le convirtió en sospechoso ante los ingleses, por pertenecer a un país en el bando enemigo, y solo gracias a la intermediación de un aristócrata amigo suyo pudo librarse de la cárcel y conseguir pasaje para emigrar a los Estados Unidos, aunque todo su dinero fue confiscado. Llegó a Nueva York en 1914 y solo con 32 dólares en su bolsillo.

En América pudo encontrar trabajo rápidamente, gracias a que su prestigio había cruzado el océano, y encontró en los espectáculos de Broadway su lugar natural donde poder dirigir, componer y arreglar toda clase de producciones teatrales, musicales y óperas, algunos de ellos escritos por nombres legendarios como Victor Herbert o George Gershwin. En 1927 dirigió y orquestó un musical llamado Rio Rita. Su creador, Harry Tierney, recomendó a la productora cinematográfica RKO Pictures que contrataran a Steiner para su departamento musical. El mandamás del estudio por aquel entonces, William LeBaron, viajó hasta Nueva York para ver a Steiner dirigir a su orquesta y quedó muy impresionado por el talento del compositor austriaco. Le hizo una oferta para trasladarse a Hollywood y probar suerte en el medio cinematográfico, y el músico aceptó. En 1929 empezó su carrera en el medio, y lo hizo adaptando varios musicales de Broadway a películas, algunos incluso en los que él mismo había participado. Solo unos años después, fue nombrado director del departamento musical de la RKO, y compuso su primera partitura original para el cine, en Cimarron (31).

Un año después, David O. Selznick desembarcaba en RKO como nuevo productor, y le pidió personalmente que compusiera la banda sonora de Symphony of Six Million (32). El compositor escribió una extensa partitura que se solapaba a la narración de la propia película y tenía una gran importancia con las imágenes. Selznick quedó muy satisfecho con los logros musicales de Steiner, que logró su primer gran éxito en la industria gracias a esta película. Pero al año siguiente, en 1933, tuvo la oportunidad de participar en una película de aventuras llamada King Kong, en parte gracias al apoyo de uno de los directores y productores, Merian C. Cooper, que le dio carta blanca a Steiner para que compusiera la música que considerara más adecuada para la película. El músico no desaprovechó la ocasión y disfrutó creando una amplia paleta de colores musicales, desde coros y música de suspense hasta melodías bellas y afligidas. La película y la banda sonora fueron un éxito colosal, y Steiner por fin logró el estatus respetado de maestro y compositor de talento. Durante los siguientes años trabajando para la RKO, Steiner no dejaba de acumular película tras película cada año, incluyendo la mayoría de musicales protagonizados por Fred Astaire y Ginger Rogers. Frecuentemente era requerido para aconsejar o ayudar en muchas películas que necesitaban de más música o de música distinta a la ya compuesta. Así, por ejemplo, en 1934 trabajó en una de las primeras películas de John Ford, The Lost Patrol, quien quedó impresionado con lo que el músico era capaz de ofrecer. Volvió a reclutarle para su siguiente película, The Informer (35), donde incluso Ford le animó a que trabajar con el guionista de la misma para conseguir que la música fuera tan importante como el propio guión, y Steiner consiguió así su primer Oscar gracias a este filme.

En aquellos años, David O. Selznick decidió fundar su propia productora y abandonar la RKO. Tuvo muy claro que quería a Steiner trabajando con él, y le ofreció contratos generosos para sus primeras películas como productor independiente. Steiner también se decidió a cambiar de aires, y en 1937 dejó la productora para aterrizar en la Warner Bros, que le recibió con los brazos abiertos y le firmó un contrato de larguísima duración, que duraría prácticamente el resto de su carrera. La primera película de la Warner para la que compuso música fue The Charge of the Light Brigade (36), western con Errol Flynn y Olivia de Havilland (pareja que protagonizaría varias películas del género para las que Steiner compondría la música, como Dodge City y They Died with Their Boots On), y fue el pistoletazo de salida para una larguísima trayectoria que duraría 30 años más. Unos años después, Selznick solicitó a la Warner que le "prestara" a Steiner para una monumental película que estaba levantando, y para la que no tenía ninguna duda sobre a quién ofrecer la batuta. Gone with the Wind (39) es probablemente, aparte de una de las bandas sonoras más míticas y conocidas de la Historia del Cine, la obra maestra y la cima de Max Steiner. El músico solo tuvo tres meses para componer la ingente cantidad de música, y eso que aquel año de 1939 trabajó en nada menos que doce películas. Casi tres horas de música, 16 temas principales y casi 300 segmentos musicales dan idea de la titánica tarea a la que tuvo que hacer frente trabajando a veces hasta 20 horas al día. Todo ello para crear un impresionante fresco musical para la larguísima y legendaria película, un retablo repleto de momentos de lirismo, emoción, suspense y romance. Steiner perdió el Oscar de ese año, que fue para Herbert Stothart y el musical The Wizard of Oz, pero obtuvo el reconocimiento mundial y el aplauso unánime ante su trabajo más memorable.

En los años y décadas posteriores, siguió con su labor en la Warner, mostrando una polivalencia completa al saltar de un género a otro sin esfuerzo y consiguiendo maravillosas partituras para películas de cualquier clase. En la década de los 40 destacan sus nominaciones al Oscar en The Letter (40), Sergeant York (41) y, especialmente, Casablanca (43), cuya partitura también ha alcanzado resonancias míticas en el imaginario cinéfilo de todas las generaciones. Los años 40 fueron los más fructíferos para Steiner tanto en trabajos realizados como en reconocimientos, recibió su segundo Oscar por Now, Voyager (42), una de las partituras por las que siempre se mostró más orgulloso ganaría el tercero por Since You Went Away (44). Curiosamente, con Humphrey Bogart inauguró una etapa en su carrera de la misma forma que componiendo la música para los westerns de Errol Flynn le había permitido entrar en ese género (algo que fue una curiosa constante en su carrera, la de estar "vinculado" a una estrella y a las películas que protagonizaba, ya que aparte de Flynn y Bogart, llegó a componer la música para 18 películas de Bette Davis, nada menos). El cine negro fue otro campo en el que destacó, por ejemplo le llevó a componer la banda sonora de todo un clásico protagonizado por el mítico actor, como The Big Sleep (46), cuyo director, Howard Hawks, preferiría de todas formas a Dimitri Tiomkin en los numerosos westerns que dirigiría posteriormente, en detrimento de Steiner. Con Bogart también participó en un clásico del cine de aventuras y perdedores como fue The Treasure of the Sierra Madre (48), otra partitura excelsa de su carrera, y en la que colaboró con John Huston. Huston volvería a contar con Steiner en Key Largo (48), otra de las grandes películas en las que el músico participaría durante la segunda mitad de la década, entre las que destacarían The Fountainhead (49)" y White Heat (49), poniendo punto y final a diez años en los que fue sin duda el compositor más destacado de todo Hollywood.

Con la llegada de los 50, la actividad de Steiner empezó poco a poco a ir decayendo, ante la pujanza de nuevos músicos y una ralentización en su habitual ritmo de trabajo. Durante los primeros años realizó partituras esplendorosas, como The Flame and the Arrow (50), pero el nivel de las películas en las que participaba y sus directores empezó a ser indigno de su talento y su fama. Siguió cosechando nominaciones a los Oscars, como las obtenidas por The Miracle of Our Lady of Fatima (52), la segunda versión de The Jazz Singer (52), The Caine Mutiny (54) y Battle Cry (55) pero Steiner empezaba a ver que su etapa dorada había concluido, aunque siguió componiendo para la Warner hasta que terminó su contrato en 1953 (volvería cinco años después a la major) e incluso dando el salto a la televisión. Su canto de cisne fue con uno de los directores con los que había trabajado al comienzo de su carrera, John Ford, y con toda una obra maestra como The Searchers (56). También tuvo cierto éxito su partitura para A Summer Place (59), pero el músico sabía que su carrera encaraba ya su recta final, también debido a que empezaba a sufrir los achaques de la edad. En los 60 continuó trabajando en diversas películas, y A Distant Trumpet (64) fue su última participación en el cine antes de retirarse (curiosamente, también fue la última película de su director, Raoul Walsh, otro de los cineastas que confiaron repetidas veces en Steiner para la parte musical). Sus últimas partituras las había compuesto enfermo y casi ciego, pero con su profesionalidad y talento intactos. Tras varios años jubilado, y preparando unas memorias que nunca vieron la luz, Steiner fallecería en 1971 a los 83 años de edad.

Fue un innovador en muchos aspectos y su influencia se dejaría sentir tanto en los compositores que le precedieron como en la manera de entender y componer la música para cine. Fue pionero en el uso de los leitmotivs, de crear temas concretos para personajes y que esos temas "hablaran" por sí solos interpretando y revelando estados de ánimo de los personajes a los que pertenecían. Algo que hoy está asumido y extendido, y de lo que Steiner, que vivió en primera fila el paso del cine mudo al sonoro, fue el autor y el precursor. Su larguísima y fecunda trayectoria en la Warner creó un sello musical propio que se deja oír en casi todas las películas en las que trabajó para la major: un prólogo musical, durante los créditos de la película y a veces incluso después de ellos, en el que quedaban resumidos todos los temas de la película y avanzaba los diferentes leitmotivs que acompañarían a las imágenes. Las varias décadas en las que trabajó cimentaron una carrera legendaria en la que de entre los casi 150 títulos en los que participó hay abundancia de títulos medulares para la Historia del Cine, trabajos maestros realizados para directores como Capra, Curtiz, Ford, Hawks, Huston, Tourneur o Walsh. Steiner forma parte ya no solo de la historia de la música de cine, sino del cine mismo, cuyas décadas de los 30 y 40 serían muy distintas de no haber existido alguien como él. Incluso la posterior forma de crear y entender la parte musical de las películas no podría entenderse y no habría podido evolucionar igual, por lo que Max Steiner es sin duda uno de los compositores más grandes que han existido.

(Isaac Duro)

Reducir texto
PREMIOS
Oscar: 3 premios, 21 nominaciones
Globos de oro: 1 premio
Compartir en
ORDENAR
FILTRAR
VER
BUSCADOR
LISTA DE BANDAS SONORAS
de 0 a 5 Bandas Sonoras de 109
Siguiente
Año: 1949
Sello: Rhino
Duración: 56 minutos
PUNTUACIÓN MUNDOBSO
6
PUNTUACIÓN USUARIOS
6
Año: 1949
Sello: Screen Archives
Duración: 103 minutos
PUNTUACIÓN MUNDOBSO
6
PUNTUACIÓN USUARIOS
5
Año: 1945
Sello: TT
Duración: 43 minutos
PUNTUACIÓN MUNDOBSO
7
PUNTUACIÓN USUARIOS
8
Año: 1939
Sello: Brigham
Duración: 46 minutos
PUNTUACIÓN MUNDOBSO
8
PUNTUACIÓN USUARIOS
8
Año: 1956
Sello: Label X
Duración: 70 minutos
PUNTUACIÓN MUNDOBSO
8
PUNTUACIÓN USUARIOS
9
de 0 a 5 Bandas Sonoras de 109
Siguiente